Un entrenador de futuro

Eddie Howe, entrenador del Bournemouth (Foto: Focus Images Ltd)

Eddie Howe aparenta menos de los 37 años que tiene. Cuesta creer que no sea un futbolista más de la plantilla y eso que ya casi lleva un lustro en los banquillos. Es el entrenador del club al que siempre quiso dirigir, el Bournemouth, qué más puede pedir, pues se pasó casi toda su trayectoria jugando para ellos antes de tener que retirarse por una lesión sin haber llegado a la treintena. “Mientras sigamos progresando y pueda seguir trabajando en estas condiciones, no tengo la intención de irme a ningún sitio“. Ocurre que su proyección es más que ilusionante, como también lo es la temporada que está haciendo el Bournemouth en el segundo escalón del fútbol inglés, una liga que ahora mismo lideran.

Eddie Howe: “Estoy en un buen lugar, con libertad, con control y con el apoyo de los aficionados y del propietario. He aprendido que cuando eres entrenador no debes tener prisa porque es muy fácil equivocarse”.

En Bournemouth, al sur de Inglaterra, el invierno es igual de frío pero al menos tienen playa, aunque sólo sirva para los más valientes. El Bournemouth es un equipo valiente. Sólo llevan dos años en Championship y ya son un equipo a tener en cuenta: “Nuestra línea defensiva es la misma que cuando estábamos en descenso en League One“, recordaba Howe hace unos días. Los Cherries, que así es como se les conoce, marcan 2 goles por partido de media, tienen un 80% de acierto en sus pases, son el tercer equipo con más posesión de la división (55%) y, aunque no dejan de ser simples datos, se han convertido en una de las plantillas con mayor potencial fuera de la Premier League: ahí están Callum Wilson, Matt Ritchie o Harry Arter. Hace varias temporadas, cuando Eddie Howe entrenaba al Burnley -estuvo dos años hasta que el Bournemouth lo llamó y no dudó en volver, incluso a una división por debajo para ascender posteriormente-, se enfrentó por primera vez a Brendan Rodgers, que estaba a los mandos del Swansea. A pesar del triunfo por 1-0, Howe quedó impresionado por su rival hasta el punto de que, días después, levantó el teléfono, llamó a Rodgers de forma privada y le preguntó si podía ir una mañana a ver cómo trabajaban en el campo de entrenamiento para saber cómo preparaban los partidos. “Puede sonar extraño viniendo de un entrenador a otro de la misma liga. Sólo pregunté unas pocas veces sobre este tipo de cosas y Rodgers fue el único que me abrió la puerta“. Rodgers fichó por el Liverpool poco después y Eddie Howe se fue al Bournemouth a seguir progresando como entrenador. El miércoles se enfrentaron otra vez y el Liverpool ganó 1-3 en copa, un resultado que ni mucho menos empaña el trabajo de Howe y tampoco evita que dentro de unos meses, probablemente pocos, sigamos escuchando que el futuro de Eddie Howe en los banquillos es muy esperanzador.

Eddie Howe bOURNEMOUTH FocusEddie Howe, uno de los entrenadores ingleses más prometedores (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*