El cartel de Brighton

DSC_0549

Cuando sales de la estación de tren de Brighton, la primera imagen que tienes delante de ti es un cartel enorme que cubre un edificio entero y que tiene apuntadas muchas fechas, muchos años, muchos momentos clave: en 1880 se inauguró el Argus, el periódico local del condado de Sussex, donde se encuentra la ciudad; en 1964 se inauguró la Sussex University; en 2011 se estrenó el Amex Stadium, sede del Brighton&Hove Albion. Y así muchas más.

La ciudad lleva meses pensando en el ascenso a la Premier League.

DSC_0549

Hasta que ha llegado el Crystal Palace y se los ha llevado por delante.

Brighton y Crystal Palace tienen una rivalidad que quien no viva en el sur de Londres no comprendería jamás. Les separan unos 50 kilómetros y se odian. Muchísimo. Hace dos años, con el fichaje de Glenn Murray por el Crystal Palace, procedente del Brighton, se acrecentó este enfrentamiento, más aún teniendo en cuenta que este año Murray ha sido el máximo goleador de Championship con 30 dianas. En la ida del playoff, jugada el pasado viernes en Selhurst Park, se lesionó de gravedad y ayer por la tarde no fue de la partida, aunque se le vio salir en muletas al término del encuentro para celebrar con los suyos en el césped.

Julián Speroni: “La actuación del equipo fue increíble”

Gustavo Poyet: “Nos faltó la calma de la ida”

Los dos goles de los visitantes los hizo un chico de 20 años al que todo el estadio presionó desde el inicio. Que si pitos por un lado, que si abucheos por el otro, todo mientras él encaraba a su marcador, Iñigo Calderón, que tuvo una complicada tarea con el atacante. Este chico es Wilfried Zaha, un talentoso extremo que llegará al Manchester United tan pronto como termine la final de Wembley. Su partido en Brighton le define bastante: habilidoso, potente y decisivo. El segundo de los goles, un movimiento fantástico dentro del área.

Orlandi: “Zaha tiene una potencia y una calidad que no son de esta categoría”

¿Y ahora qué le queda al Brighton?

Pues le queda esperar a la próxima temporada con muchos focos abiertos, empezando con las dudas que existen sobre la continuidad de Gustavo Poyet. El uruguayo ha culminado su cuarta temporada en el Brighton, siempre en progresión. Hace unas semanas rechazó una oferta del Reading y está en todas las quinielas cada vez que un técnico de la Premier League deja su puesto. Otra cuestión es saber qué pasará con muchos de los jugadores de la plantilla: dos indiscutibles del once como Upson y Bridge están cedidos, David López y Vicente terminan contrato y otros como Bridcutt o Ulloa son pretendidos por equipos más potentes. Y una de las claves: ¿tendrá dinero el club para poder reforzarse de cara al próximo curso?

Poyet: “Para quedarme necesito tener la seguridad de que vamos a mejorar la plantilla”

Orlandi: “Pensar que mañana me voy de vacaciones me jode muchísimo”

Si terminase este artículo diciendo que la última fecha clave que aparece en el cartel de la estación es “2013, ¿Premier League?” me habría quedado redondo. Y no os miento, lo pone.

Pero no ha sido posible conseguirlo.

Related posts

Deja un comentario

*