El nuevo Wigan

Scorer of Wigan Athletic's 2nd goal Yanic Wildschut applauds his team's fans following the Sky Bet League 1 match at Oakwell, Barnsley
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
19/12/2015

Del centro de Wigan al estadio de fútbol hay un paseo de un cuarto de hora. Hace muy poco lo hacían con gusto, con entusiasmo, también quienes venían de ciudades cercanas, véase Bolton, Manchester o Liverpool, pues Wigan no es mucho más que un pueblo, si acaso un sitio donde dormir para todos aquellos que tienen su vida laboral en otro lugar. El año pasado fue muy duro. Wigan se moría poco a poco. El descenso a la League One, tercera división, obligaba a tomar medidas radicales en el club. Coincidió, además, con el adiós del presidente Dave Whelan, que le pone nombre a un estadio en el que caben 25.000 personas y que en los días de Premier League apenas llegaban a los 20.000. Durante esta temporada en el infierno, sólo en los últimos meses han alcanzado los 10.000 aficionados. Su hinchada no es numerosa, sí pasional, y el día que ganaron la FA Cup ante el Manchester City, en el año 2013 y en el último minuto, apenas pudieron llenar las localidades asignadas en Wembley.

Este sábado se confirmó su ascenso matemático a Championship, segunda categoría, después de muchísimos cambios en la entidad. El primero y más importante, uno generacional: el entrenador es un ex-capitán del equipo, Gary Caldwell, sin ninguna experiencia previa en un banquillo, mientras que el presidente, David Sharpe, es el nieto del anterior. Dos personas jóvenes que han conocido al Wigan en lo más alto, que saben hasta dónde pueden llegar. La dinastía continúa pero con las fuerzas renovadas. Sharpe dejó la universidad para hacerse cargo del Wigan, de palco en palco, porque su padre murió cuando él tenía 12 años. De lo contrario no le habría tocado. La semana que viene cumplirá sólo 25. Después del ascenso, subió una foto bebiendo cerveza en el tren de vuelta a casa.

https://twitter.com/DavidSharpe91/status/726453397407318020

En la dirección deportiva han tenido que hacer malabares para confeccionar un equipo con capacidad para ascender, pues en octubre sólo eran 10º. En verano habían fichado a un futbolista que descendió a quinta división, Max Power, un fantástico centrocampista que este sábado, en pleno éxtasis, pidió que le tirasen cerveza por la cabeza, con una cogorza para la historia. Además, le habían entregado la responsabilidad goleadora a Will Grigg, quien nunca había jugado más arriba de tercera. En la portería, un veterano como Jussi Jaaskelainen, de 41 años, a la larga el mejor de toda la liga. En el mercado invernal captaron a Sam Morsy, del Chesterfield, uno de esos talentos escondidos en el fútbol inglés, así como al joven Ryan Colclough. Y más ejemplos, pero ninguno tan impactante como Yanic Wildschut, a quien no quería el Middlesbrough porque tenía demasiados en su puesto.

Holandés y de zancada destructiva, de los que cuando arranca tiembla el césped, Wildschut tuvo una llegada determinante en el Wigan. Desde el primer día. Primero estuvo como cedido, pero en invierno decidieron ofrecer 1 millón de libras para comprarlo. Y lo valía. Vaya si lo valía. En cuanto empezó a jugar, se desató la pasión. Desde la banda izquierda, a pesar de ser diestro, Wildschut cogía la moto hacia el área. Su perfil no es de extremo: es demasiado alto para resultar escurridizo, pero su potencia le convierte en imparable. Un día, ante el Rochdale, el entrenador rival tuvo que cambiar dos veces de lateral para frenarlo. Y no lo consiguió, pues regaló una asistencia exquisita. Su gol de presentación ante el Crewe tampoco estuvo mal, por no hablar del decisivo tanto en el último minuto ante el Walsall. Seguro que Karanka tenía razones para no contar con él, y quizás influyeron sus problemas tácticos o defensivos, pero Wildschut ha ganado partidos y volverá a Championship. En el triunfo de este fin de semana, el que certificaba el año del retorno, marcó dos: ambos arrancando desde la izquierda y acelerando como si llevase motor. Es mejor verlo.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Yanic Wildschut.
Edad: 24 años.
Equipo: Wigan.
Posición: Extremo.

Cada lunes, un protagonista del fútbol en Inglaterra.

– 25 de abril: Kenneth Zohore.
– 18 de abril: Andre Dozzell.
– 11 de abril: Emerson Hyndman.
– 4 de abril: Jack Payne.
– 21 de marzo: Will Buckley.
– 14 de marzo: Neil Warnock.
– 7 de marzo: Jed Wallace.
– 29 de febrero: Dael Fry.
– 22 de febrero: Jake Livermore.
– 15 de febrero: Martin Samuelsen.
– 8 de febrero: Lee Tomlin.
– 1 de febrero: Chuba Akpom.
– 25 de enero: Ben Pearson.
– 18 de enero: Jordan Pickford.
– 11 de enero: Michael Woods.
– 4 de enero: Sam Byram.
– 21 de diciembre: George Green.
– 14 de diciembre: Tony Watt.
– 7 de diciembre: James Wilson.
– 30 de noviembre: Bobby Zamora.
– 23 de noviembre: Dani Pinillos.
– 16 de noviembre: Brandon Barker.
– 9 de noviembre: Freddie Woodman.
– 2 de noviembre: Marco Djuricin.
– 26 de octubre: George Evans.
– 19 de octubre: Sean Morrison.
– 12 de octubre: Leon Clarke.
– 5 de octubre: Sergio Aguza y Cristian Benavente.
– 28 de septiembre: Blair Turgott.
– 21 de septiembre: Sergi Canós.
– 14 de septiembre: Marvin Sordell.
– 7 de septiembre: Jordy Hiwula.
– 31 de agosto: Bakary Sako.
– 24 de agosto: Duncan Watmore.

Los futbolistas del lunes de la temporada 2014-2015

Los futbolistas del lunes de la temporada 2013-2014

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*