Football League Tales: El Burton de Clough

Burton Albion manager Nigel Clough during the Sky Bet League 1 match at Spotland, Rochdale
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
30/01/2016

La historia del Burton Albion es la de un equipo que, desde su fundación en 1950, ha pasado por casi todos los escalones del fútbol inglés. Jugó en lo más bajo del non-league football hasta 1958 y seguidamente pasó cuarenta y tres años entre la octava y la séptima categoría. Su ascensión desde entonces fue considerablemente más rápida. Tras siete años en Conference y cinco en League Two, el Burton subió a League One en 2015. Sólo pasaron un año en tercera división, puesto que al quedar segundos ascendieron directamente a Championship.

De los Swifts a los Brewers

Esta temporada, Burton upon Trent -ciudad con una población de aproximadamente 70.000 habitantes que se encuentra en las West Midlands- contará con un equipo en la segunda división inglesa por primera vez en ciento diez años. Y es que mucho antes de que el Albion se creara, en Burton hubo varios clubes. Los primeros en probar suerte en la Football League fueron los Swifts (1892), a los que les siguieron los Wanderers (1894). Ninguno de los dos equipos tuvo éxito y poco después se vieron obligados a unir fuerzas, dando así lugar al Burton United (1901). Pero el United tampoco firmó buenas temporadas y acabó saliendo de la Football League (1907). Lejos de la élite, el fútbol de Burton vivió unos años de decadencia. Con más pena que gloria pasó el United por el fútbol regional. Al final se tuvo que fusionar con otro equipo de la ciudad, el All Saints (1924). Jugaron bajo el nombre de Burton Town hasta 1940, llegando a ganar un título de la Birmingham & District League y participando en la FA Cup. Ningún equipo de la ciudad volvió a formarse tras la guerra hasta que se estableció el actual Burton Albion -también conocido como The Brewers-.

El Burton Albion se apoda The Brewers por la fama de producir cerveza que tiene la ciudad. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.
El Burton Albion se apoda The Brewers (los cerveceros) por la fama como productora de cerveza que tiene la ciudad. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd.

Nigel Clough y el Burton

El entrenador con el que el Burton Albion ascendió el pasado mes de mayo a la Championship es un viejo conocido del fútbol inglés: Nigel Clough. Burton upon Trent fue el punto de inflexión de su carrera, ya que ahí comenzó su andadura en los banquillos. Años después de su mítica etapa como jugador en el Nottingham Forest bajo las órdenes de su padre y de su paso por el Liverpool, el Manchester City y el Sheffield Wednesday, Nigel recaló en las filas de los Brewers -que por aquel entonces estaban en séptima división- para adoptar un rol de jugador-entrenador. Tres años después de su llegada, el equipo ascendió a Conference. Nigel continuó jugando y no colgó las botas de forma definitiva hasta 2008. Tras diez años al frente del Burton, Clough acabaría marchándose en 2009 al recibir una oferta del Derby County, club en el que su padre hizo historia. Su regreso al Albion llegó en diciembre del año pasado. Clough había dejado el Sheffield United al término de la temporada 2014-2015 y estaba sin equipo cuando Jimmy Floyd Hasselbaink -entrenador con el que el Burton había ascendido a League One- firmó por el QPR. Nigel ocupó el puesto de Hasselbaink, que le dejaba al equipo en una posición privilegiada: estaban en lo más alto de la tabla. Con Clough certificaron el ascenso directo al cerrar la temporada sólo por detrás del Wigan.


El Burton Albion y el Bournemouth protagonizaron una entrañable anécdota en la FA Cup de 2014:

Gracias, Bournemouth


La permanencia es el objetivo

Después de dos ascensos consecutivos, ¿a qué aspira el Burton Albion en Championship? “El objetivo de esta temporada es la permanencia” asegura Nigel Clough en una entrevista con el Daily Mail. En Burton son conscientes de que el contraste entre League One y Championship es más significante que el que hay entre League Two y League One. Desde la primera jornada vivieron la alta competitividad de la categoría de plata. Debutaron en el City Ground ante el Nottingham Forest, un rival que siempre implica cierta carga emocional para Nigel Clough. El conjunto local acabó venciendo por 4-3, pero el Albion dio una buena imagen en su primer encuentro. Cuatro días más tarde en la EFL Cup, eliminaron al Bury en la prórroga. El siguiente objetivo era claro: los Brewers querían sumar sus primeros tres puntos en Championship. En la segunda jornada recibieron en el Pirelli Stadium -su casa desde 2005- al Bristol City. Aunque generaron bastantes más acciones de peligro que su rival, al término de los primeros cuarenta y cinco minutos se veían por detrás en el marcador. Buscó el empate el Burton a lo largo de toda la segunda parte y finalmente lo encontró cuando Tom Naylor anotó en el 88’ tras una gran jugada de Chris O’Grady. La afición lo celebró con júbilo; por lo menos iban a sumar un punto. Pero no fue así. En el minuto 94, el Bristol City elaboró un último ataque que concluyó con el gol de la victoria.

Un triunfo histórico

A la tercera fue la vencida. Tras la decepción que supuso irse con las manos vacías de Nottingham y perder en el descuento en casa ante el Bristol City, el Burton Albion se impuso al Sheffield Wednesday en la pasada jornada intersemanal. Los Brewers lograron así el primer triunfo de su historia en Championship. Se adelantaron con un tempranero gol de Kyle McFadzean, que remató un centro de falta de Matt Palmer. No obstante, poco duró la euforia para los locales, pues Gary Hooper igualó desde el punto de penalti en el 12’. Justo antes del descanso se volvió a poner por delante el Burton. Jackson Irvine rompió el empate cabeceando un centro lateral del capitán John Mousinho. El 3-1 definitivo llegó en el último tramo del encuentro y fue obra de Lloyd Dier. “Desde el primer minuto hemos afrontado el partido como queríamos y hemos creado ocasiones a lo largo de todo el encuentro. Merecimos la victoria” declaró Nigel Clough tras el duelo ante el Sheffield. Y añadió: “Se necesita trabajo duro, esfuerzo y coraje para jugar así después de haber perdido los dos primeros partidos”. Tras esta importante victoria, el Burton Albion jugará el sábado en Blackburn. Los siguientes dos partidos serán un tanto especiales para Nigel Clough: el próximo martes, el Albion recibirá la visita del Liverpool -equipo en el que Clough jugó tras marcharse del Forest- en la EFL Cup y el viernes se medirá en casa al Derby County -club al que entrenó durante cuatro años-.

De cara a esta aventura en Championship, el Burton Albion se ha reforzado con varios fichajes. Algunas de estas incorporaciones han encontrado un sitio en el 3-5-2 que Clough está alineando esta temporada. Es el caso de Chris O’Grady -que llega cedido del Brighton-, un delantero cuyo poderío físico y recursos le aportan mucho a los Brewers. O’Grady lo mismo gana balones por arriba que baja a recibir y juega de espaldas o se gira y pone en apuros a la zaga rival. Otro fichaje de peso para el equipo es Lloyd Dyer, que vino libre procedente del Burnley. El futbolista de 33 años se ha hecho con la titularidad en la banda izquierda y ya lleva dos goles en tres partidos de liga. Clough tiene más opciones en el centro del campo gracias a las contrataciones de Lee Williamson -que llega libre del Blackburn-, Hamza Choudhury -cedido por el Leicester City- y Jackson Irvine. Este último fue una de las únicas adquisiciones por las que el Burton ha tenido que hacer un desembolso. El internacional australiano de 23 años llegó a las islas en 2010 para jugar en el Celtic, pero no encontró sitio en el equipo y acabó yéndose al Ross County. Este verano se ha convertido en el traspaso más caro de la historia de los Brewers, superando al de Kyle McFadzean, central que fue fichado tan sólo tres días antes. McFadzean -que viene del MK Dons- no es la única incorporación que ha hecho el Albion para fortalecer la defensa, pues también firmaron libre a Ben Turner del Cardiff City.

Más allá de todos estos fichajes, cabe destacar la importancia que tiene la consolidación de Matt Palmer en el centro del campo. El pasado mes de abril regresó de una cesión en el Oldham Athletic y se ha convertido en una pieza clave en el equipo de Clough. Palmer, de 23 años, es un mediocentro muy interesante que ha arrancado la temporada con buenas actuaciones. Organiza el juego, se entrega en defensa y es el encargado de todas las acciones a balón parado. Visto su potencial, el club le ha renovado por dos años más.

Matt Palmer, de 23 años, está siendo muy importante en el centro del campo. Foto: Simon Moore/Focus Images Ltd.
Matt Palmer, de 23 años, está siendo muy importante en el centro del campo. Foto: Simon Moore/Focus Images Ltd.

Los Brewers han formado un gran equipo y su entrenador es toda una leyenda del club. No lo tendrán nada fácil en Championship, pero están más que dispuestos a seguir progresando.

Foto de portada: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Football League Tales: cada viernes, una historia sobre la segunda, la tercera o la cuarta división inglesa.

-19 de agosto de 2016: El Burton de Clough.

-26 de agosto de 2016: Oliver Burke.

-2 de septiembre de 2016: Morecambe.

-9 de septiembre de 2016: En Northampton hacen zapatos.

Related posts

Deja un comentario

*