Football League Tales: Entrevista a Massimo Luongo

Massimo Luongo of Australia celebrates scoring the opening goal against the Korea Republic during the AFC Asian Cup match at Stadium Australia, Sydney
Picture by Steven Gibson/Focus Images Ltd +61 413 768835
31/01/2015

Llegué una fría mañana a la ciudad deportiva del Queen’s Park Rangers, que estaba rodeada por un horizonte de niebla, y me ofrecieron un café. Minutos después descubriría que es precisamente el tiempo y el café lo que mi entrevistado más añora de su Australia natal. Él es Massimo Luongo, un futbolista cuyo perfil encaja a la perfección con este medio; es muy MI: nacido en Sydney, tiene ascendencia italiana por parte de padre e indonesia por parte de madre y juega en la segunda división inglesa.

A sus 24 años, Luongo es uno de los mediocentros más interesantes y completos de la Championship, pues cuenta con una privilegiada lectura del juego, se entrega en defensa como el que más y tiene llegada. Su nombre resonó por primera vez en el mundo futbolístico tras la Copa Asia de enero de 2015. Australia ganó el torneo y él recibió el premio al mejor jugador. Fue una revelación que sorprendió hasta al propio Luongo. “No me lo esperaba para nada porque sólo había jugado tres partidos como titular, era un jugador relativamente nuevo en la absoluta. Sinceramente, no creo que el entrenador tuviese la intención de ponerme en todos los partidos. El primer encuentro fue contra Kuwait, que era sobre el papel nuestro rival más sencillo. Yo pensaba ‘me pondrá en este partido para que coja experiencia y luego quizás entre como suplente en algún otro’. Pero lo hice bien ante Kuwait y para el entrenador dejarme en el banquillo ya no era una opción. Desde luego que fue toda una sorpresa”, recuerda Luongo. Sus grandes actuaciones le valieron para estar en nuestro once ideal de la competición.

Massimo Luongo fue nombrado mejor jugador de la Copa Asia 2015. Foto: Steven Gibson/Focus Images Ltd.
Massimo Luongo fue nombrado mejor jugador de la Copa Asia 2015. Foto: Steven Gibson/Focus Images Ltd.

Por aquel entonces, Luongo jugaba en tercera división con el Swindon Town. Al concluir la temporada, el QPR -que acababa de bajar de la Premier League- le fichó. Actualmente atraviesa su segundo año en el club londinense y por ahora está siendo uno de los jugadores más destacados del equipo. No nos decepcionó hace un mes cuando le vimos en Fulham, ni hace dos semanas ante el Brentford (a pesar de la derrota de los suyos). Esta temporada, Luongo está teniendo mucho protagonismo en el QPR. “Tengo más libertad para avanzar metros e incorporarme arriba, lo cual me permite crear más oportunidades para el equipo”, nos explica. “Siento que tengo un rol diferente con respecto al que tenía la temporada pasada y tengo que aceptar la responsabilidad que eso supone”. Luongo asegura que le gusta hacer de box-to-box, pero que para dar un paso al frente necesita empezar a generar más ocasiones y a marcar más goles.

Luongo sigue soñando con jugar en la Premier League algún día. Su buen rendimiento en este arranque liguero no está pasando desapercibido y ya se ha publicado en los medios que clubes como el Middlesbrough, el Crystal Palace o el West Bromwich Albion estarían interesados en ficharle. Cuando se lo menciono, a él le entra la risa. “Siempre salen este tipo de cosas”, dice. “Creo que es porque he tenido un buen momento últimamente, pero no le presto atención a los rumores. Cuando pase de verdad, entonces lo escucharé. Pero por ahora sólo me preocupo por jugar aquí”, afirma el australiano, dejando entreabierta la puerta de la Premier.

La Copa Asia de Luongo: 6 partidos, 2 goles, 4 asistencias.

En el QPR son tiempos de cambio. Tras el empate a uno en la visita al Nottingham Forest el pasado fin de semana, el club cesó al entrenador Jimmy Floyd Hasselbaink. El equipo se mueve por la zona medio-baja de la tabla, pero los márgenes de puntos son cortos y es por ello que Luongo todavía cree que pueden pelear por el ascenso. “No hemos obtenido los mejores resultados últimamente, por lo que tenemos que encontrar cierto equilibrio y a partir de ahí buscar nuestro momentum. Aquí ganas un partido, luego quizás encadenas dos victorias y pronto ya te ves peleando en el Top 6 (puestos de promoción de ascenso)”.

Massimo Luongo ha firmado un buen arranque liguero en su segundo año en el QPR. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.
Luongo afronta su segundo año en el QPR. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.

Se van a cumplir seis años de la llegada de Massimo Luongo a Inglaterra. “Cuando tenía 17 años, vine desde Australia para hacer unas pruebas en el Tottenham Hotspur. Las había gestionado mi agente, que conocía a Tim Sherwood (en aquel momento asistente del entrenador Harry Redknapp)”. El club le ofreció un contrato y el joven Luongo se quedó en Londres. Sus primeros meses en el fútbol inglés no le resultaron nada sencillos. “Fue muy difícil. Sobre todo la adaptación al ritmo del juego. Durante los primeros seis meses daba todos los pases al primer toque porque si retenía el balón me hacían una entrada y la perdía. Pero después ya te acostumbras”. Comenzó jugando tanto con el juvenil como con el filial y llegó a debutar con el primer equipo en una eliminatoria de Copa de la Liga ante el Stoke City. Luongo, que había entrado desde el banquillo, falló en la tanda de penaltis. Ese fue el primer y el único partido que disputó con el Tottenham.

Tras su buena Copa Asia, Luongo llegó a entrar en la preselección del Balón de Oro 2015. Cuando se lo contaron, él se pensó que era una broma.

Pronto vio que necesitaba ganar experiencia y se marchó cedido a la Football League, donde defendió los colores del Ipswich Town. “La cesión fue dura porque estábamos pelando por la permanencia y nuestro equipo no era muy estable”, cuenta Luongo. ¿Y qué extrajo de aquello? “Me sirvió para aprender a luchar sobre el campo en una fría tarde de martes aún cuando las cosas no están yendo bien. Tienes que aceptar la situación, no siempre todo va a ser bonito”. Había salido en calidad de cedido con el fin de ganar experiencia y poder así contar con más oportunidades, pero cuando regresó se topó con un panorama aún más complicado. Harry Redknapp ya no era el entrenador y quien llevaba las riendas era André Villas-Boas. “Al volver vi que varios compañeros (entre ellos Harry Kane) estaban por delante de mí. En ese momento sentí que me encontraba más lejos del primer equipo que antes, aunque como jugador hubiese mejorado y tuviese más experiencia”. Entonces, Luongo firmó con el Swindon Town. Meses después, Villas-Boas fue destituido y Tim Sherwood ocupó su lugar. “Me cuestioné si debería de haberme quedado en el Tottenham porque Sherwood sí que hubiese contado conmigo. Fue una situación un poco desafortunada. Pero al final me compensó el haber salido”.

Massimo Luongo (centro) durante su etapa en League One con el Swindon Town. Foto: Stephen Gaunt/Focus Images Ltd.
Luongo (centro) durante su etapa en League One con el Swindon Town. Foto: Stephen Gaunt/Focus Images Ltd.

Al ser uno de los habituales en los Socceroos -aunque en este parón de selecciones una lesión no le permitirá estar en el partido que disputarán ante Tailandia-, Luongo suele afrontar uno de los desafíos que esto supone para un futbolista: los viajes de larga distancia. ¿Resulta complicado el jugar en la otra punta del mundo con Australia e inmediatamente después regresar a Inglaterra y rendir bien? “Sí, es bastante difícil. Pero tenemos que ser lo suficientemente profesionales como para cuidarnos y prepararnos para esto. Yo siempre intento volver en el mejor estado de forma posible aun habiendo viajado muy lejos con la selección. Luego es el entrenador quien decide si ponerme o no porque a veces puede pensar que no he llegado al 100%”.

Además de Luongo, en la Championship juegan otros tres centrocampistas de la selección australiana: Mile Jedinak (Aston Villa), Aaron Mooy (Huddersfield) y Jackson Irvine (Burton Albion).

Luongo suele ver por la tele partidos de la Premier y también de La Liga española. “Me gusta ver al Real Madrid. Luka Modric me encanta. Es como un ídolo para mí, intento hacerlo como él. Su estilo, la manera en la que juega… es alguien en quien me fijo mucho”. Y en la Premier, ¿quién es su jugador preferido? “Odio tener que decirlo (por su pasado Spur) pero admiro a Mesut Özil”, reconoce.

Aprovechando que él ha jugado ante ambos, le plantemos una cuestión que se ha debatido en un par de episodios del podcast Monday Morning: ¿Quién es el mejor futbolista asiático actualmente, Heung-Min Son u Omar Abdulrahman? “Son juega en la Premier League y para mí es el mejor. Omar es un jugador de mucha calidad, pero a diferencia de Son, no lo ha podido demostrar al máximo nivel”, responde Massimo.

Massimo Luongo: “Todavía soy joven, estoy hambriento y lo quiero hacer todo. Para mi desarrollo es bueno ser mediocentro en la Championship porque cojo experiencia jugando toda clase de partidos”.

Massimo Luongo atendiendo a MarcadorInt.
Massimo Luongo atendiendo a MarcadorInt.
Foto de portada:  Steven Gibson/Focus Images Ltd

Football League Tales: cada viernes, una historia sobre la segunda, la tercera o la cuarta división inglesa.

-19 de agosto de 2016: El Burton de Clough.

-26 de agosto de 2016: Oliver Burke.

-2 de septiembre de 2016: Morecambe.

-9 de septiembre de 2016: En Northampton hacen zapatos.

-16 de septiembre de 2016: Josh Morris.

-23 de septiembre de 2016: Like father, like son.

-30 de septiembre de 2016: Tammy Abraham.

-7 de octubre de 2016: Un West London Derby en Craven Cottage.

-14 de octubre de 2016: Oxford.

-21 de octubre de 2016: Con clase.

-28 de octubre de 2016: Ethan Ampadu, una nueva esperanza.

-4 de noviembre de 2016: Sawyers, internacional por San Cristóbal y Nieves.

Related posts

Deja un comentario

*