Football League Tales: Del Rovers al City, todo es Bristol

A general view of Ashton Gate, Bristol
Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd +44 7813 022858
25/10/2016

Los aficionados del Bristol Rovers se podían esperar la marcha de Matty Taylor, pues ya se le vinculaba con varios clubes de Championship, pero lo que no se podían imaginar ni en sus peores pesadillas es que su delantero estrella firmaría por el vecino y eterno rival, el Bristol City. Era el último día del mercado de invierno. Los rumores comenzaron a salir a la luz por la mañana y se convirtieron en una realidad por la tarde cuando el City lo oficializó:

En el deadline, el City había pagado la clausura de rescisión de Taylor (unas 300.000 libras). Por primera vez en 30 años, un futbolista cambiaba el Rovers por el City. La marcha de uno de sus mejores jugadores -si no el mejor- al otro equipo de la ciudad produjo una respuesta predecible por parte de la afición del Rovers: Taylor dejaba de ser un ídolo y se convertía en un traidor.

“Era demasiado tentador para mí”, se justiciaba Taylor en la entrevista que le hizo su nuevo club tras anunciar su fichaje. “Soy consciente de que la rivalidad entre ambos equipos es feroz, pero al fin y al cabo soy un futbolista y tengo que hacer lo que sea mejor para mi carrera. Por eso sentí que estaba haciendo lo correcto y estoy contento de haber venido aquí”, añadía el delantero de 26 años.

Taylor había llegado al Bristol Rovers en 2014 procedente del non-league football. En sus dos primeras temporadas fue el máximo anotador del equipo: primero con 21 goles y luego con 28. En el presente curso tampoco iba mal encaminado, y es que Taylor ya sumaba 19 dianas.

Dos años y medio después de su llegada a Bristol, Taylor deja el Rovers de League One (tercera) y se incorpora al City de Championship (segunda). El Rovers, que viste de un arqueliano azul y blanco, se fundó once años antes, pero es el City, que viste de rojo, el que históricamente ha competido más alto en la pirámide del fútbol inglés. También es el City, situado en el sudoeste de esta histórica ciudad inglesa de casi medio millón de habitantes, quien tiene un estadio y una masa social cuantitativamente más grande. Aunque el Rovers, equipo del noreste, presume de contar con una hinchada muy leal. Se dice que en la ciudad el apoyo a ambos equipos está ligeramente inclinado hacia el City, pero en Horfield (el barrio del Rovers) y sus alrededores todo el mundo apoya a los Pirates (apodo del Rovers, que tiene un pirata en su escudo).

Matty Taylor llevaba dos años siendo el hombre gol del Rovers. Foto: Richard Blaxall/Focus Images Ltd.
Matty Taylor, el 10 del Rovers, llevaba dos años siendo el hombre gol del equipo. Foto: Richard Blaxall/Focus Images Ltd.

Taylor espera que el firmar por el City le ayude más pronto que tarde a cumplir su sueño: jugar en la Premier League. Pero esta temporada el objetivo de su nuevo equipo no es tan ambicioso. El City está en la parte baja de la tabla y tendrá que luchar por la permanencia. Por su parte, el Rovers se encuentra en la mitad alta de la clasificación de League One a tres puntos de los puestos de promoción de ascenso. Quién sabe, quizás haya un derbi de Bristol la próxima temporada en segunda o en tercera. Las últimas tres veces en las que se han visto las caras ha sido en el EFL Trophy. En liga no se enfrentan desde 2002.

En el City, Taylor estará bajo las órdenes de Lee Johnson, de quien ya hablamos hace unos meses. “Nos hemos hecho con todo un puro goleador”, declaró su nuevo entrenador. “Será un gran paso para él en cuanto a nivel”, dijo Johnson haciendo un guiño a sus vecinos, “pero ha sido capaz de superar todos los desafíos que se le han presentado en su carrera”.

Está por ver si Matty Taylor logra adaptarse al otro lado de la ciudad. No cabe duda de que, por lo menos durante los primeros meses, su fichaje dará mucho que hablar. De hecho, para el Rovers esto no ha acabado aquí. Según informa la BBC, el club arqueliano tiene pensado poner una queja a la Football League porque, aparentemente, el City conocía los detalles de la cláusula de Taylor y dicha información ha de ser confidencial. ¿Se imaginan a Taylor teniendo que volver al Rovers si la liga anula su traspaso? Trataremos de mantenerles informados.

Foto de portada: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

Football League Tales: cada viernes, una historia sobre la segunda, la tercera o la cuarta división inglesa.

-19 de agosto de 2016: El Burton de Clough.
-26 de agosto de 2016: Oliver Burke.
-2 de septiembre de 2016: Morecambe.
-9 de septiembre de 2016: En Northampton hacen zapatos.
-16 de septiembre de 2016: Josh Morris.
-23 de septiembre de 2016: Like father, like son.
-30 de septiembre de 2016: Tammy Abraham.
-7 de octubre de 2016: Un West London Derby en Craven Cottage.
-14 de octubre de 2016: Oxford.
-21 de octubre de 2016: Con clase.
-28 de octubre de 2016: Ethan Ampadu, una nueva esperanza.
-4 de noviembre de 2016: Sawyers, internacional por San Cristóbal y Nieves.
-11 de noviembre de 2016: Entrevista a Massimo Luongo.
-18 de noviembre de 2016: El Wycombe Wanderers, un equipo profesional que pertenece a sus aficionados.
-25 de noviembre de 2016: Gareth Ainsworth, jugador-entrenador y leyenda del Wycombe.
-2 de diciembre de 2016: Matt Bloomfield, un futbolista peculiar.
-9 de diciembre de 2016: EFL Futures.
-16 de diciembre de 2016: Rowett out, Zola in.
-23 de diciembre de 2016: Sunday League Mandeville.
-30 de diciembre de 2016: Pies fríos en Wigan.
-6 de enero de 2017: Play it again, Elokobi.
-13 de enero de 2017: Desde el barro.
-20 de enero de 2017: Bogle, el gol del Grimsby.
-27 de enero de 2017: A Hard Day’s Night.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*