Football League Tales: Tom Cairney disfruta como nunca

fil-fulham-derby-21

Tras haber encajado un gol en los primeros compases, el Fulham, que había dominando el encuentro, buscaba sin cesar el empate. Lo intentaban por todos los medios, pero nada. A falta de unos últimos instantes de juego, el Leeds United ya se veía yéndose de vuelta al norte del país con los tres puntos. Entonces, en el minuto 95, Tom Cairney recibió en la derecha, justo al borde del área, y no se lo pensó dos veces. Con su zurda de oro, el 10 del Fulham se sacó un tiro que entró por toda la escuadra. Cairney se fue corriendo hacia un fondo, saltó una valla publicitaria y lo celebró con su afición. Es todo un ídolo en Craven Cottage. Más allá de haber valido un punto, este gol tenía un significado especial para Cairney: se lo había marcado al Leeds, el club en el que había jugado desde los siete hasta los dieciséis años, edad a la que prescindieron de él.

A día de hoy hay pocos playmakers en la Football League a la altura de Tom Cairney. Con 26 años recién cumplidos, este futbolista disfruta del que probablemente sea el momento más dulce de su carrera. Cairney está mostrando su mejor versión en el asociativo Fulham de Slaviša Jokanović, un equipo que desafía los estereotipos tradicionalmente asociados al fútbol inglés.

El Fulham es el equipo con la media de posesión más alta de la Championship. Les gusta salir desde atrás, tener el control del balón y acumular hombres en campo contrario. Como a muchos de los conjuntos que siguen esta filosofía, al Fulham sus rivales le suelen tratar de frenar con planteamientos defensivos difíciles de superar. Ahí es donde nuestro protagonista tiene un papel crucial. Carney distribuye el juego de maravilla en tres cuartos, dándole continuidad a las jugadas y, con frecuencia, encontrando ese último pase necesario para sobrepasar la zaga rival.

El estilo de juego de este Fulham saca lo mejor de él. “Me encanta el fútbol que practicamos” nos cuenta el propio Cairney. “El entrenador está revolucionado la Championship con esta manera de jugar. Hay que reconocerle al míster y al cuerpo técnico el trabajo que están haciendo. Me alegro de que se le haya renovado el contrato porque adoro jugar en este sistema”, añade con entusiasmo.

El Fulham de Slavisa Jokanovic practica un fútbol vistoso. Foto: Mike Griffiths/Focus Images Ltd.
El Fulham de Slavisa Jokanovic practica un fútbol vistoso. Foto: Mike Griffiths/Focus Images Ltd.

Uno de los mayores desafíos que afronta el Fulham en cada partido es la transición defensiva tras pérdida en campo contrario. “Defender los contragolpes es lo que más nos cuesta. Si la perdemos arriba nos pueden coger en superioridad numérica a la contra y ahí es cuando sufrimos”, nos explica Cairney. “En los entrenamientos trabajamos para mejorar en este aspecto, pero siempre es complicado recuperar la posición rápido. Más allá de esas situaciones, creo que solemos controlar los partidos”.

Desde el cuerpo técnico del Fulham nos dicen que a Tom Cairney da gusto verle en cada entrenamiento y en cada partido, pues siempre tiene una actitud positiva y le aporta mucho al equipo. Jugando por delante de los otros dos mediocentros, Cairney ha encontrado la posición ideal desde la que exprimir su potencial. Además, a nivel físico está respondiendo a la perfección en la que está siendo una exigente temporada.

Los datos respaldan todos los elogios que Cairney recibe. En lo que va de temporada ya lleva ocho goles y once asistencias. Sus estadísticas de pases son asimismo asombrosas: con 2.606 envíos y sumando, Cairney es el futbolista de Championship que más pases da. Para poner en contexto tal escandalosa cifra: ha dado casi 300 pases más que el segundo en la tabla de máximos pasadores (Aaron Mooy del Huddersfiled) y 600 más que el tercero (su compañero en el Fulham Kevin McDonald). Pero es aún más espectacular si se tiene en cuenta dónde Cairney está dando todos esos pases. Mooy y su compañero McDonald juegan en el doble pivote, pero él lo hace desde una posición más adelantada. Y a pesar de que muchos de sus envíos tengan cierto riesgo, su porcentaje de acierto es de, agárrense a sus asientos… ¡un 92.98%! De los pasadores en el último tercio del campo, nadie tiene más cierto que Tom Cairney.

Tom Cairney celebra un gol con su compañero Ryan Sessegnon, lateral izquierdo de tan sólo 16 años. Foto: Focus Images Ltd.
Tom Cairney celebra un gol con su compañero Ryan Sessegnon, lateral izquierdo de tan sólo 16 años. Foto: Focus Images Ltd.

La semana pasada, su buen fútbol se vio recompensado en forma de estatuilla. Tom Cairney, segundo capitán del Fulham, recibió el London Award de 2017 al mejor futbolista de la Football League. “Cuando estás trabajando duro partido tras partido, es gratificante recibir un premio que reconozca tu esfuerzo”. Ahora lo que quiere es un éxito a nivel colectivo. El Fulham pelea por meterse en el play-off de ascenso. Actualmente es séptimo a cinco puntos del Sheffield Wednesday, sexto clasificado que cierra los puestos de promoción. “Cinco puntos en esta liga no son nada, lo podemos conseguir”, afirma Cairney cuando se le pregunta sobre las opciones de su equipo.

Ascienda o no el Fulham, no cabe duda de que Tom Cairney tiene nivel para jugar en la Premier League. Su talento no pasa desparecido. El Newcastle United, principal candidato al ascenso, quiso hacerse con sus servicios en el mercado invernal. Cairney se quedó en el Fulham y espera no tener que irse de Craven Cottage para poder volver a disputar partidos de Premier League — ya jugó en primera división hace siete años con el Hull City.

Tom Cairney no juega en la Premier League desde 2010. Estaba en el Hull City y disputó once encuentros. Foto: Focus Images Ltd.
Tom Cairney no juega en la Premier League desde 2010. Estaba en el Hull City y disputó once encuentros. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Football League Tales: cada viernes, una historia sobre la segunda, la tercera o la cuarta división inglesa.

-19 de agosto de 2016: El Burton de Clough.
-26 de agosto de 2016: Oliver Burke.
-2 de septiembre de 2016: Morecambe.
-9 de septiembre de 2016: En Northampton hacen zapatos.
-16 de septiembre de 2016: Josh Morris.
-23 de septiembre de 2016: Like father, like son.
-30 de septiembre de 2016: Tammy Abraham.
-7 de octubre de 2016: Un West London Derby en Craven Cottage.
-14 de octubre de 2016: Oxford.
-21 de octubre de 2016: Con clase.
-28 de octubre de 2016: Ethan Ampadu, una nueva esperanza.
-4 de noviembre de 2016: Sawyers, internacional por San Cristóbal y Nieves.
-11 de noviembre de 2016: Entrevista a Massimo Luongo.
-18 de noviembre de 2016: Un equipo profesional que pertenece a sus aficionados.
-25 de noviembre de 2016: Gareth Ainsworth, jugador-entrenador y leyenda del Wycombe.
-2 de diciembre de 2016: Matt Bloomfield, un futbolista peculiar.
-9 de diciembre de 2016: EFL Futures.
-16 de diciembre de 2016: Rowett out, Zola in.
-23 de diciembre de 2016: Sunday League Mandeville.
-30 de diciembre de 2016: Pies fríos en Wigan.
-6 de enero de 2017: Play it again, Elokobi.
-13 de enero de 2017: Desde el barro.
-20 de enero de 2017: Bogle, el gol del Grimsby.
-27 de enero de 2017: A Hard Day’s Night.
-4 de febrero de 2017: Del Rovers al City, todo es Bristol.
-10 de febrero de 2017: El desolado Coventry irá a Wembley.
-17 de febrero de 2017: Un paso atrás para ganar minutos.
-24 de febrero de 2017: Segundas oportunidades.
-4 de marzo de 2017: Tiempos duros en Brisbane Road.

Related posts

2 comments

Si Tom Cairney es un buen jugador, me acuerdo el primer partido de la temporada de la Championship frente al Newcastle donde destacó, apropósito juegan el sábado 11 de marzo el partido de vuelta. Mi pregunta es por qué el entrenador de Escocia Gordon Strachan no lo toma en cuenta en su selección pero si llama a Chris Martin y Kevin McDonald del Fulham

Tuve la suerte de ver en directo al Fulham en Agosto contra el Cardiff City, y el guión de partido fue clavado a lo que comentas. Un Fulham dominador con la posesión y en dos jugadas puntuales, el Cardiff les remontó. Luego tuvieron posesión y en el descuento empataron el partido.

Yo ya tenía controlado a Cairney y quería verlo en directo, pero siendo honestos, al que yo tenía ganas de ver era a Sone Aluko, creo que fue culpa de De Grado en los English Breakfast

Deja un comentario

*