Football League Tales: Pies fríos en Wigan

A general view of the DW Stadium, Wigan prior to the Sky Bet Championship match between Wigan Athletic and Newcastle United
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
14/12/2016

Cuando en noviembre me compré unas botas de montaña lo hice teniendo en mente algo que me había sucedido en un partido del Wigan hace casi dos años. Era un sábado de enero y, como es habitual en el noroeste de Inglaterra, hacía bastante frío. Pero todo parecía estar bajo control, pues iba bien abrigado, con guantes y bufanda. Llegué a la estación de Wigan North Western y me dirigí al estadio, no sin antes deambular un rato por esta industrial población de Greater Manchester. En un tramo del camino al DW Stadium pasas al lado del canal y de algunos viejos edificios de ladrillo rojo que rememoran aquellos años que cambiaron el mundo. Luego bordeas un supermercado Asda. Completé el trayecto en aproximadamente veinte minutos. Hubo, no obstante, una pequeña adversidad meteorológica. Se había puesto a llover a cántaros y después a granizar con brutalidad. Me puse la capucha creyendo que ese gesto bastaría para no venirme abajo con todo el equipo. Estaba equivocado.

La primera parte fue eterna. El tiempo vuela cuando veo un partido desde el estadio, pero en este encuentro del Wigan sucedió todo lo contrario. Tenía los zapatos calados y los pies congelados. Estaba pasando un frío tremendo, así que llamé a gritos a mi instinto de supervivencia y éste ideó un plan que en aquel momento me pareció magistral. “En el descanso hay que ir a la tienda del club, comprarse un par de medias de jugar y calzárselas”, propuso. Visto con perspectiva, no era una solución tan brillante. El plan nunca llegó a ser ejecutado porque me dijeron que no podía acceder a la tienda en el entretiempo. No sabía qué hacer. Pensé que ir a un baño sería lo más conveniente, por lo menos para escurrir los calcetines, pero los servicios estaban a rebosar y me daba apuro ponerme a hacer eso entre tanta gente. Entonces vi a un grupo de personas trajeadas y decidí seguirles. Bajamos por unas escaleras, atravesamos un pasillo y llegamos a lo que debía de ser el área VIP del estadio. El servicio de caballeros estaba ocupado; el de señoras, en cambio, completamente vacío. Entré y cerré con pestillo. Puse los calcetines en el secador de manos e hice lo que pude para achicar las zapatillas. La verdad es que estaba orgulloso de cómo le había dado la vuelta a la situación. Resilience, lo llaman los ingleses. En seguida se me bajaron los humos, porque claro, cuando eres varón y te encierras en el baño de señoras, sales con el miedo de encontrarte a alguien al abrir la puerta.

Ya con los pies secos vi la segunda parte de ese Wigan Athletic 1-1 Blackburn Rovers. Fue una temporada dura para los Latics. En aquel momento eran penúltimos y unos meses más tarde bajarían a tercera. Dos temporadas después, a día de hoy también son segundos por la cola y el descenso vuelve a ser una amenaza real. Entremedias tuvieron un año que sirvió para recuperar la ilusión, ya que ascendieron de nuevo a segunda al ser campeones de League One. La temporada pasada fue un necesario soplo de aire fresco para la entidad. En los pubs de Wigan se comenzaba a cantar el “Will Grigg’s on fire” que meses después daría la vuelta al mundo, mientras que el delantero norirlandés se hinchaba a marcar goles (hizo 28) y el equipo dirigido por Gary Caldwell escalaba a lo más alto de la tabla.

El Wigan ganó la FA Cup en 2013. Foto: Focus Images Ltd.
El Wigan ganó la FA Cup en 2013. Foto: Focus Images Ltd.

En el presente curso liguero han retomado la cuesta abajo y mucho tendrán que mejorar si no quieren que se repita lo de la 2014-15. Lejos queda ya aquella tarde de gloria de 2013 en la que ganaron la FA Cup en Wembley ante el Manchester City contra todo pronóstico. Desde entonces, los nuevos proyectos del Wigan se ha ido desmantelando uno tras otro. A Roberto Martínez lo sucedió en el banquillo Owen Coyle, que apenas duró unos meses en el cargo. Después pasaron Uwe Rosler y Malky Mackay. La de Caldwell parecía que podía ser una etapa más estable, pero a pesar de haber ascendido al equipo fue despedido el pasado mes de octubre. Ahora el míster es Warren Joyce, aunque también podría verse en la cuerda floja más pronto que tarde si los resultados no mejoran.

El Wigan encadena cinco derrotas. La última fue en su visita al Rotherdam United en el Boxing Day. Los Latics se fueron perdiendo por 3-0 al término del primer tiempo, pero acariciaron el empate al marcar dos goles tras el descanso. El segundo fue obra de Jordi Gómez, uno de los héroes de la historia reciente del club que se marchó en 2014 y regresó este verano.

Resumen del Rotherdam-Wigan (gol de Jordi Gómez en el 1:37):

La situación que atraviesan los Latics es complicada, pero del mismo modo que yo pude secarme los pies en el descanso, ellos pueden dejar atrás esta mala dinámica en la segunda vuelta. Por si acaso, llevaré mis botas puestas si algún día vuelvo a Wigan.

Foto de portada: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Football League Tales: cada viernes, una historia sobre la segunda, la tercera o la cuarta división inglesa.

-19 de agosto de 2016: El Burton de Clough.
-26 de agosto de 2016: Oliver Burke.
-2 de septiembre de 2016: Morecambe.
-9 de septiembre de 2016: En Northampton hacen zapatos.
-16 de septiembre de 2016: Josh Morris.
-23 de septiembre de 2016: Like father, like son.
-30 de septiembre de 2016: Tammy Abraham.
-7 de octubre de 2016: Un West London Derby en Craven Cottage.
-14 de octubre de 2016: Oxford.
-21 de octubre de 2016: Con clase.
-28 de octubre de 2016: Ethan Ampadu, una nueva esperanza.
-4 de noviembre de 2016: Sawyers, internacional por San Cristóbal y Nieves.
-11 de noviembre de 2016: Entrevista a Massimo Luongo.
-18 de noviembre de 2016: El Wycombe Wanderers, un equipo profesional que pertenece a sus aficionados.
-25 de noviembre de 2016: Gareth Ainsworth, jugador-entrenador y leyenda del Wycombe.
-2 de diciembre de 2016: Matt Bloomfield, un futbolista peculiar.
-9 de diciembre de 2016: EFL Futures.
-16 de diciembre de 2016: Rowett out, Zola in.
-23 de diciembre de 2016: Sunday League Mandeville.

Related posts

4 comments

Jajajaj me ha recordado a mis primeros dias en West Midlands, hubo una helada brutal y no podia dar dos pasos sin resbalar y casi caer. Ahí también decidi comprarme unas botas.
Ojalá el Wigan le dé la vuelta a la situación.

Un día de mucho frío en el estadio del Alcorcon, decidimos ir a la tienda oficial del club a pedir bolsas de plástico. Son gratis, cómodas y muy eficaces: te aislan totalmente del frío. Nada de ir a comprar medias, llévate sólo la bolsa!!!

Deja un comentario

*