Un regreso inmediato

FIL HULL SHEFF WEDS 058

Dos datos reflejan con precisión lo que ha sido la temporada del Hull City, que ha terminado consiguiendo el ascenso a la Premier League un año después de haber perdido la categoría. El primero, que siempre han estado en posiciones de ascenso directo o de playoff salvo en una jornada de liga en el mes de octubre. El segundo, que tras las 11 derrotas a lo largo del curso han venido 9 victorias (sólo en dos ocasiones no fueron capaces de ganar tras haber perdido un partido). Dicho de otra manera, los tigers no se han caído moralmente en ningún momento, no han tenido un bajón pronunciado en su rendimiento, han sabido y demostrado lo fuertes que eran y han logrado volver a la máxima división inglesa tras haber mantenido a la mayoría de sus mejores futbolistas de la plantilla. En la final ante el Sheffield Wednesday (1-0), volvieron a hacerlo: más ocasiones, más peligro y una victoria con gol en la segunda mitad de uno de los futbolistas que más cómodo se ha sentido en el equipo. Diamé ha sido imprescindible y decisivo y ha acabado con 10 goles.

Centro del campo poderoso

Ninguna venta importante en la zona central del esquema de Steve Bruce. Huddlestone, Livermore y Diamé son los dueños de la medular del Hull City. Tres futbolistas en plena edad de madurez, con experiencia contrastada en la Premier League y que, naturalmente, han marcado diferencias en Championship. Huddlestone, ex del Tottenham, por tener un pie derecho de elegidos, el mejor de la categoría, a pesar de que su físico no le permite enormes sacrificios. Y Diamé, más adelantado que en sus inicios, llegando al área y viendo portería. Con los tres dominando el centro, había margen para añadir dos futbolistas de banda. Snodgrass, cuando volvió de la lesión, fue habitual, pero antes tuvo tiempo Sam Clucas para confirmarse como un acierto de la dirección deportiva (fichado del Chesterfield, de League One). Al otro lado, un viejo conocido como Elmohamady.

Jack Livermore, la ayuda que necesitaba

Mohamed Diame, autor del gol del ascenso (Foto: Focus Images Ltd)
Mohamed Diame, autor del gol del ascenso (Foto: Focus Images Ltd)

Los laterales, el valor añadido

Andrew Robertson por la izquierda y Moses Odubajo por la derecha. 22 años cada uno. Sin ningún tipo de duda, por edad y por potencial, lo más ilusionante que tiene esta plantilla. Además, ambos están en plena fase de crecimiento. Por un lado, Robertson llegó procedente del Dundee United y ya es un fijo en la selección de Escocia. Por el otro, Odubajo empezó en el Leyton Orient, explotó en el Brentford y se ha confirmado en el Hull. Su irrupción ha sido contraria a su posición en el campo. A medida que iba mejorando, cada vez jugaba más retrasado. Primero, como extremo derecho. Pero su falta de desborde individual y las opciones que había por delante terminaron mandándolo al lateral, ya en su etapa en el Brentford, y todos los partidos bajo las órdenes de Steve Bruce los ha jugado llegando desde una posición atrasada pero con una fortaleza física demoledora.

Goles y goles de Abel Hernández

Su primera temporada en el Hull no fue productiva (4 goles). Había costado 10 millones de libras y de Abel Hernández se esperaba que fuese el delantero estrella del equipo, pero en la mala dinámica de resultados el equipo prefirió lograr la cesión de N’Doye, llegado en el pasado mercado invernal, para lograr la permanencia. Y no se consiguió. A partir de ahí, la confianza del uruguayo volvió a dispararse y en esta temporada ha sido el delantero titular, reivindicándose con un total de 22 dianas, el tercer máximo goleador de la categoría. En esta ocasión, los tigers no han buscado alternativas en el mercado y los que eran sus competidores, Diomande (3) y Akpom (7), no se han acercado a su efectividad.

El Hull celebra su ascenso en Wembley (Foto: Focus Images Ltd)
El Hull celebra su ascenso en Wembley (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*