Todo muy rápido

McClean Wigan Focus

James McClean se encontró con el éxito demasiado rápido, como corría por la banda izquierda, y tan pronto como se subió a la nube terminó cayendo en forma de chispeo, poco a poco, sin molestar demasiado, hasta casi desaparecer sin dejar huella. Su aparición en el fútbol europeo fue repentina, sonora y también breve, pero desencadenó consecuencias de impacto: en poco más de medio año tuvo tiempo para debutar con su equipo, hacerse con un sitio en el once titular, convertir en realidad los rumores que lo querían colocar en la selección, estrenarse con la República de Irlanda y, para culminar, ir convocado a la Eurocopa de 2012. Jugó exactamente un cuarto de hora contra España en la fase de grupos de aquel torneo antes de quedar eliminados por tres derrotas en tantos partidos. Todo ello lo consiguió McClean en tan solo unos pocos meses, el tiempo que tarda Kun Agüero en lesionarse y recuperarse cuatro veces.

James McClean Sunderland focusJames McClean apareció de la nada en la temporada 2011/12 (Foto: Focus Images Ltd)

A McClean no lo conocían ni los propios aficionados del Sunderland, que alucinaron cuando lo vieron jugar. El club lo había fichado en verano del Derry, un equipo norirlandés, lugar donde nació, pero decidieron mandarlo unos meses con el filial para que se adaptase a su nueva vida. Un día cualquiera vi a James McClean jugando contra el reserva del Manchester United, comprobé su edad (22 años en aquel momento) y me sorprendió que no estuviese con el primer equipo. No tengo pruebas de todo esto salvo un comentario que aportar: sólo llevaba un brazo tatuado y no dos como ahora.

McClean jugó 0 minutos hasta la jornada 15 de Premier League.

Hay un dato muy revelador de la explosión de James McClean. No jugó ningún minuto desde la jornada 1 hasta la 15, cuando debutó. Semanas después, contra el Manchester City, en la 19, fue titular por primera vez. Y a partir de ahí jugó todos los minutos -todos, absolutamente todos, ni una sustitución, ni una lesión, todos- hasta el último minuto de la temporada en la jornada 38 en Old Trafford. Luego vino todo lo de la selección (gracias a los 5 goles y 3 asistencias con los que contribuyó al equipo), su convocatoria para la Eurocopa, sus asuntos familiares que le hicieron decidir no ponerse el “poppy en el día en el que se homenajean a los soldados británicos y varias polémicas al respecto en twitter.

James McClean FocusJames McClean, internacional por la República de Irlanda (Foto: Focus Images Ltd)

Las expectativas que había generado McClean eran tan altas que en su segundo año en el Sunderland tenía que responder, pero no le dio: sufrió el proceso inverso. De ser titular indiscutible se quedó en revulsivo de segundas partes. Se apagó su efervescencia, poco a poco fue desapareciendo del mapa y de las jugadas decisivas, y en verano, tras ganar una FA Cup, descender y ver como medio equipo hacía las maletas, el Wigan se fijó en él para recomponer la plantilla. McClean prefirió bajar una división para recuperar protagonismo pero, aunque ha jugado con asiduidad, ya no sorprende: era un futbolista simple que hacía muy bien lo que tiene que hacer un extremo, echar el balón al frente y ganar a su par en velocidad, sin excesos, sin alardes, pura explosión, pero el factor novedad con el que contaba hace años ya no existe. McClean ahora sigue yendo convocado con Irlanda y sigue jugando con el Wigan, en descenso de Championship, pero es un jugador más. Sin embargo, este fin de semana tuvo lugar algo que nos devolvió un par de años atrás. McClean, que corría por la banda izquierda, cómo no, más rápido que su par, puso un centro que terminó en gol. Después, en el segundo tiempo, volvió a quedarse dentro del área, reventó la pelota y marcó otro, su tercero de la temporada: 0-2. La segunda victoria en 20 partidos del Wigan, que no les sirve para salir del descenso pero sí para divisar la ruta a seguir y para recordar que James McClean, ante todo, era un futbolista de momentos. Y el sábado, después de bastante tiempo, tuvo uno de aquellos.

Foto de portada: Focus Images Ltd

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: James McClean.
Edad: 25 años.
Equipo: Wigan Athletic.
Posición: Extremo.

Cada lunes, uno de los protagonistas del fin de semana en el fútbol de Inglaterra.

– 22 de diciembre: Darren Bent.
– 15 de diciembre: Michael Keane.
– 8 de diciembre: Jake Cooper.
– 1 de diciembre: Marcus Maddison.
– 24 de noviembre: Jacob Murphy.
– 17 de noviembre: Greg Leigh.
– 10 de noviembre: Max Clayton.
– 3 de noviembre: Bartosz Bialkowski.
– 27 de octubre: Dan Burn.
– 20 de octubre: David McGoldrick.
– 6 de octubre: Jeffrey Schlupp.
– 29 de septiembre: Ryan Mason.
– 22 de septiembre: Dele Alli.
– 15 de septiembre: Harry Forrester.
– 8 de septiembre: Josh Morris.
– 1 de septiembre: Michael Mancienne.
– 25 de agosto: Paddy Madden.
– 18 de agosto: Jordan Cousins.

Los futbolistas del lunes de la temporada 2013-2014

Related posts

3 comments

Nunca un futbolista se debe confiar ni acomodar. James McClean es un ejemplo de cómo un jugador con cualidades se ”echa a perder”. Ojalá vuelva por sus fueros y algún equipo Premier se fije en él.

Deja un comentario

*