Las cuatro de Dobbie

8671767707_c0ecfb38b2_b

A veces pasa que para reconocer una canción sólo necesitas dos segundos de melodía. O ese momento en el que entras con hambre en tu casa, hueles y adivinas qué es lo que hay de comer. También suele ocurrir eso de que te dicen “cuidado, que lo vas a tirar” y te repiten otra vez: “Hazme caso, que se te va a caer…”. Al final no puedes hacer nada. Se te cae.

Con Stephen Dobbie pasa un poquito así cada vez que llega el playoff.

8671767707_c0ecfb38b2_b

Stephen Dobbie, jugador del Crystal Palace (Foto: Tom Brogan)

 

Si escuchamos a Dobbie sabemos que suena música de final del playoff y si olemos que viene Dobbie deducimos que el ascenso está cerca. Su historial no engaña: cuatro finales de playoff de forma consecutiva, pero sólo una de ellas con su equipo.

El efecto Dobbie comenzó en 2010. Él era jugador del Swansea pero no disfrutaba de minutos en Championship, por lo que se fue cedido en la segunda mitad de temporada al Blackpool de Holloway, Charlie Adam, Vaughan y DJ Campbell. En la última jornada consiguieron el último billete para el playoff (un puesto por encima del Swansea, su equipo) y tras eliminar al Nottingham Forest se plantaron en Wembley. Ganaron por sorpresa al Cardiff City por 3-2 y subieron a la Premier League. Pero Dobbie terminó su cesión y volvió al Swansea.

Con Rodgers en el Swansea sí que tuvo oportunidades. Sinclair en una banda, Dyer en la otra, Borini arriba y Dobbie enganchando con Allen y Britton en el centro del campo: así llegaron a la final del playoff. Allí, contra el Reading, un incontestable 4-2 con hattrick de Scott Sinclair supuso el segundo ascenso consecutivo a la Premier de Dobbie, que hizo uno de los goles del partido.

Pero la Premier League siguió dándole la espalda. No jugaba. En el segundo tramo del curso 2011/2012, Dobbie volvió a irse cedido al Blackpool, equipo que seguía entrenando Holloway y que había descendido a Championship tras sólo un año al máximo nivel. ¿Era posible repetir la historia? Evidentemente, sí. Remontaron, se metieron en el playoff, eliminaron al Birmingham y llegaron a la final. Dobbie volvió a ser decisivo en este camino, pero el West Ham se impuso en Wembley y dejó al escocés sin un tercer ascenso consecutivo.

Volvió al Swansea, pero allí no le quisieron. Lo traspasaron al Brighton, pero allí no se adaptó.

Dobbie se fue cedido al Crystal Palace, donde ahora entrena Holloway.

¿Y entonces qué pasa?

Pues que el Crystal Palace juega el lunes en Wembley.

1 comments

Deja un comentario

*