Marcelo Bielsa llega al fútbol inglés

Marcelo Bielsa - Alejandro Vazquez Nuñez

Fueron unas negociaciones largas. Toda la afición estaba expectante. Finalmente, después de dos semanas de incertidumbre, el pasado 15 de junio el Leeds United anunció la contratación de Marcelo Bielsa. ‘Por su experiencia y por su deseo de cambiar la mentalidad del club’, en palabras del presidente Andrea Radrizzani, el Leeds apostó por Bielsa. La llegada del técnico argentino ha generado tal ilusión que la venta de abonos se ha disparado.

El Leeds es un club histórico con una masa social muy importante, pero ya llevan 14 años alejados de la Premier League. Tras un periodo de inestabilidad (hasta 11 entrenadores distintos han dirigido al equipo en los últimos seis años), la hinchada de Elland Road ahora sueña con que Bielsa les devuelva a lo más alto. Aunque el recuerdo de su frustrado paso por el Lille o de su precoz marcha de la Lazio, equipo que dejó tras dos días en el cargo, puedan generar cierto escepticismo, el sentimiento que reina entre la mayoría de la afición es uno de entusiasmo. No es un proyecto cualquiera; se trata de una aventura apasionante, independientemente de que tenga éxito o no. Todo el mundo está expectante por ver cómo se desarrollará la andadura de Bielsa en el fútbol inglés.

El norteño club de Championship ha iniciado su pretemporada este lunes. Tras conocer a su plantilla, Marcelo Bielsa se dirigió a los medios en español. Cada frase iba acompañada de una pausa para que el traductor pudiese hacer su trabajo.

Por qué el Leeds

No me tuvo que convencer nadie, me convencí a mí mismo. Lo que me convenció fue la fortaleza del Leeds United como club e institución y las posibilidades a nivel deportivo.

Aplicar su idea de fútbol en la Championship

Creo que los jugadores que posee el Leeds me permiten pensar que las ideas que tengo respecto al estilo de juego se pueden implementar. Respecto a las expectativas, yo puedo referirme a lo que vamos a intentar: más protagonismo que especulación; más posesión que tiempo intentado recuperar el balón; el pasaje de defensa a ataque por abajo, con balones a ras de suelo; lealtad en la interpretación del reglamento. Esas son las intenciones. También es importante la capacidad de adaptación para poder resolver los momentos en los que el equipo no logre imponerse.

Fichajes

No demasiados. El club posee, desde mi punto de vista, muchos jugadores que se deben quedar. En el procedimiento para incorporar nuevos futbolistas, yo recibo proposiciones del director deportivo Víctor Orta y doy mi punto de vista para finalmente generar una coincidencia que permita la toma de decisiones.

Llevar al Leeds a la Premier

Prometer cuando no hay certezas es una imprudencia. Pero es imposible no soñar con ese objetivo. Lo que le da sentido al proyecto deportivo es la ilusión de conseguir lo que todos persiguen. Fijar parámetros previamente no me parece un aporte para los destinatarios de nuestro mensaje, que son los aficionados. Me parece que aventurar lo que va a pasar confunde más con la demagogia que con la conveniencia. Prefiero demostrar que prometer.

Qué tipo de jugadores necesita

Los equipos son una mezcla de todas las posibles cualidades que presentan los jugadores. Le voy a hacer una síntesis de lo que para mí es ‘el futbolista ideal’: dureza mental, técnica suficiente, inteligencia para la interpretación del juego, coraje físico, espíritu competitivo.

¿Ha hablado con los jugadores que no cumplen estos requisitos? ¿Seguirán en el club?

He dado una descripción ideal que ningún jugador cumple. Vamos a conservar solo a los jugadores a los que podamos garantizarles protagonismo a lo largo de toda la temporada. Seguramente la pregunta que usted me hizo es el prólogo de otra pregunta más complicada que vendrá a continuación.

Jugadores con contrato que se irán…

Yo he visto los 51 partidos que el equipo jugó la temporada anterior y los últimos dos amistosos en Asia y tengo ideas formadas sobre cada futbolista. Pero no tengo el contacto día a día que sí posee el club. Del mismo modo que recibí proposiciones para elegir las nuevas incorporaciones, también escuché la posición del club sobre la valoración de los futbolistas que posee actualmente. No hay futbolistas que yo quiera conservar que el club desee que no continúen. La salida de un jugador no debería confundirse con una valoración negativa, aunque lo parezca, porque en realidad se trata de conservar solo aquellos jugadores a los que se les puede prometer protagonismo. Globalmente, el club tiene más de 15 jugadores en exceso. Y tiene cuatro o cinco porciones por reforzar. En ese sentido, la dirección deportiva se ha adaptado a mi idea de que el plantel no sea muy extenso. La posible salida de algunos futbolistas para que el número no parezca excesivo está más ligada a mi pretensión de contar con pocos jugadores para que todo el mundo tenga minutos. Yo no ignoro que esta liga tiene 46 partidos y hay entre 18 y 20 semanas donde se juega dos veces por semana, eso sería en condiciones ideales, es decir, habiendo avanzado en todas las competiciones. Pero creo que hay algunos jugadores jóvenes que van a ser útiles para complementar el grupo más experimentado. Estas respuestas largas las utilizamos los entrenadores para evitar dar nombres propios.

Pep Guardiola le elogió y Pochettino dijo que es discípulo suyo…

No quiero pecar de falsa molestia. La falsa molestia es describir una situación para que el que escuche saque una conclusión opuesta a lo que se está diciendo. No me gusta la falsa modestia. Guardiola es el mejor entrenador del mundo y sus ideas son de creación propia. No he visto ideas mías sino que he visto ideas de Guardiola en sus equipos. En relación a Pochettino, él ha construido su carrera y ha conformado un estilo que responde casi exclusivamente a sí mismo. Yo creo que Guardiola y Pochettino son referencias a considerar. Creo que eso es mucho más creíble que el hecho de que yo haya sido un referente para ellos. No es por humildad que digo lo que estoy diciendo, sino por convicción.

¿Ha hablado con Pep Guardiola o Mauricio Pochettino?

No es que haya conversado con ellos, pero los escucho porque leo lo que dicen constantemente. Ellos, como ustedes saben, están enamorados con lo que el fútbol de Inglaterra propone. Todas las impresiones que he extraído de sus opiniones son muy positivas.

Las negociaciones con el Leeds

Yo hablé mucho con el director deportivo y con el presidente del club. Soy demasiado meticuloso y en ese sentido encontré en Víctor Otra y en el presidente personas dispuestas a revisar el proyecto deportivo. Sentí que no se estaban comprometiendo a algo que no podrían cumplir. Hice esfuerzos para describir cómo es mi comportamiento para que luego no hubiese sorpresas. Al traductor ya lo he cansado; a Víctor Orta y al presidente, también.

Su época en Marsella y Lille

Marsella fue un recuerdo inolvidable. El Vélodrome y su hinchada ofrecen uno de los episodios más bonitos que hay en el fútbol. Lille es el recuerdo más triste de mi vida deportiva. La ciudad es hermosa y acogedora, los futbolistas que me tocó dirigir los valoré muchísimo, los espectadores son de una incondicionalidad valiosa, los empleados del club son una parte indisoluble de esa institución… Pero a pesar de todas esas cuestiones, mi autoestima fue dañado como nunca en esa experiencia. No solo por los resultados deportivos, que sí que merecían dañar mi autoestima. Fui despedido con el equipo en el puesto 19, pero habiéndose jugado solo el 20% de los partidos para los que fui contratado. 

Comenzar la temporada jugando ante el Stoke City y el Derby County

Los entrenadores nunca imaginamos un partido accesible. También somos optimistas por naturaleza. Para mí debutar en casa, tener la ilusión de que el estadio agote los boletos, y reproducir ‘un partido de Premier’, eso es algo por lo que estar emocionado. No es una dificultad sino un estímulo.

Ambiente de fútbol en Elland Road

Conozco todo lo que un extranjero puede saber sobre lo que significa Leeds. A mí me dieron una hoja con apuntes para venir a la conferencia y decía que el Leeds era el equipo que más aficionados había llevado en Championship. El Aston Villa lo superó, pero creo que fue por los playoff. Sé que el Leeds es un equipo que lleva mucho público de visitante. Y sé que el equipo significa mucho para la ciudad. Yo en Bilbao, que es un sitio que ha marcado mi vida -no el sitio que más ha marcado mi vida, porque el sitio que más ha marcado mi vida es el club al que yo pertenezco, Newell’s, el club de mi ciudad- la frase que más escuché es ‘soy socio del Athletic’. Es como un carnet de identidad, una forma de identificación. Ojalá que la simbiosis del ciudadano con su equipo sea como la cuentan; que la ciudad esté entregada a su equipo. Trabajar en el fútbol ofrece a nivel humano esa posibilidad extraordinaria de ver cómo un espectador se superpone, es parte del equipo. Y dicen que aquí eso sucede.

Habiendo visto todos los partidos de la temporada pasada, ¿qué le falta al Leeds?

Nunca me gusta calificar aquello que no protagonicé, sobre todo cuando se trata de colegas de profesión, de futbolistas y de situaciones que no viví. Prefiero excusarme de este pregunta antes que darle una respuesta vacía.

El análisis de los partidos 

Ver los partidos con espíritu analítico reduce el margen de equivocación con respecto a las conclusiones que se saquen. No es que nos equivoquemos menos, pero creemos que nos equivocamos menos. Y para mí es una tarea indispensable. Podría decirle que Ayling juega de lateral derecho, de central derecho, de lateral izquierdo, que Beradi ha jugado en los dos costados de la defensa, pero que también juega de defensa central, podría hablarle de la estructura posicional del equipo, la longitud de los recorridos de Alioski… por decir algo. Podría decir muchísimas conclusiones. Pero sería vanidoso. Sí quiero que sepa cuando vi los 51 partidos, primero lo disfruté, segundo, es una obligación profesional y que no debe ser exhibida, pero tampoco quiero que piense que los vi por mirarlos. Equivocado o no, me generaron infinidad de certezas.

Reforma en el campo de entrenamiento

Mi hija me dijo que de obras no hable [ríe]. Es un centro de entrenamiento de primer nivel que no merece correcciones. Tal vez alguna modificación suceda, pero no porque sea indispensable. 

¿Dormirán los jugadores ahí?

No está pensado eso. Pero bueno, lo tomo como una sugerencia [ríe].

La Championship

Hay algunos estudios que dicen que es la sexta o séptima liga del mundo. Eso excede mis apreciaciones. Pero he visto estadios de 10.000 personas donde uno desea jugar. Uno ve un estadio de 80.000 personas y dice ‘qué lindo es jugar allí’, pero también hay estadios de 10.00 personas con los que uno piensa lo mismo. Son los condimentos lo que hacen que un estadio sea mejor. Durante gran parte de mi vida, los estadios eran como los del Fulham.

El idioma

No tengo más a mi mamá, pero en su día me mandó 15 años a aprender inglés en mi infancia y adolescencia esperando que un día como hoy pudiera hablar en inglés. Lo voy a intentar (dar una rueda de prensa en inglés). Lo mismo dije en Francia y no lo conseguí. Primero, soy consciente de la importancia de la palabra, hablaba o escrita. El mayor activador de las cualidades de un futbolista es la emoción. Y la palabra, si va de la mano de la sinceridad, es un camino para activar la emoción. Por supuesto que cuando uno no domina el idioma tiene una dificultad indisimulable, pero hay otras formas de demostrar que lo que uno dice, que lo que uno siente y piensa, merece ser interpretado. En Bilbao era el mismo idioma, pero una cultura distinta. En Francia, otro idioma distinto y otra cultura. Pero yo he logrado transmitir aquello que me parece que activa a los futbolistas. Inglaterra es un país donde la tradición es un valor jerarquizado. Y las tradiciones futbolísticas también tienen consistencia. Por lo cual, creo que hay suficiente estímulo para transmitir los mensajes a los jugadores.

El apodo ‘El Loco’

Yo he elaborado una respuesta que me exime: recibo ese apelativo porque frecuentemente ofrezco respuestas diferente a las que ofrece la mayoría de la gente. No sé si me cree. 

¿Conoció a los jugadores?

Sí, estuvimos juntos, nos conocimos y comenzamos la actividad

¿Qué pueden esperar de él durante la pretemporada?

Se tratará de transferir un estilo, una forma de jugar. Los entrenadores no podemos establecer diferencias entre los jugadores porque nunca nos perdonarán eso. Tengo predilecciones pero nunca las comento. Yo estoy excediendo el protagonismo en esta rueda de prensa. Y eso no es bueno para relacionarse con los jugadores. Hablar tanto como yo estoy haciendo ahora no es bueno para el oficio que yo hago.

¿Brian Clough o Don Revie?

Prefiero la belleza antes que el pragmatismo. Jugar bien te acerca al triunfo. Yo no creo que debamos de interpretar que jugar mal es un atajo para ganar. 


Aunque la mayoría de las preguntas siguen un orden cronológico, algunas se han movido para que diesen continuidad a temas similares. También se han omitido algunas de las preguntas de menor relevancia. 

Foto de portada: Alejandro Vazquez Nuñez

Related posts

Deja un comentario

*