Thinking Football Film Festival: Pensar el juego

Thinking Football 1

En el corazón de Bilbao, durante tres fines de semana del pasado mes de abril, el cine y el fútbol encontraron un espacio idóneo para convertirse en jugosa materia de reflexión. Al igual que otras iniciativas que demuestran la buena salud del formato, caso del Offside barcelonés, Thinking Football Film Festival propone una selección de películas alrededor del fútbol para fundamentar en ellas una larga serie de reflexiones sobre el complejo papel del deporte en la sociedad. Galder Reguera es el Responsable de Actividades de la Fundación Athletic Club, organizadora e impulsora del certamen. Con la cuarta edición recién finalizada, charlamos con él acerca de sus planteamientos y logros.

Pregunta.- ¿De dónde surgió la idea de hacer un festival temático sobre cine y fútbol en Bilbao? ¿Cuáles son vuestros propósitos al llevarlo a cabo?

Galder Reguera.- En 2012 celebramos un ciclo de encuentros con el objetivo de pensar cuál es el papel del fútbol en las sociedades contemporáneas. Se organizó en torno a áreas temáticas, y participaron pensadores como Eduardo Galeano, Simon Kuper, Bill Buford, Juan Villoro, Enric González, John Amaechi, Jorge Valdano o Stefan Szymanski. Tuvo mucho éxito y las claves que se pusieron sobre la mesa nos ayudaron a entender muchas cosas, así como a enfocar por ejemplo parte de nuestro trabajo social como Fundación. Quisimos continuar con esa reflexión, pero nos dimos cuenta de que quizá el formato conferencia podía quemar al público, y que hay otras maneras de plantear una reflexión así. Una de ellas era el cine. De ahí el nombre del festival, Thinking Football (pensando el fútbol) y el cariz del mismo: buscamos cintas que nos ayuden a reflexionar sobre el papel del fútbol en el mundo.

P.- ¿Creéis que el público aficionado al cine aún tiende a ser reticente a este tipo de películas si no lo es al fútbol, o viceversa? De lo contrario, ¿qué retos específicos consideráis que hay que plantear a la hora de organizar un festival de esta clase?

G.R.- Trabajar en ese espacio de intersección que hay entre fútbol y cine (o literatura, por ejemplo) no te asegura el público de ambos mundos. Ni mucho menos. Al contrario, se suele decir que el cine de fútbol o las novelas de fútbol venden muy mal. Nuestro reto es mostrar al público de los actos culturales que se puede hacer buen cine y buena literatura con el fútbol como tema (y que es muy injusto reducir una obra a su tema, por cierto) y al hincha que su pasión será mayor y más profunda si se deja empapar de otras experiencias culturales.

El reto de un festival así es fundamentalmente el mismo que cualquier otro: mantener un alto nivel en las propuestas presentadas. Lo más importante siempre es que las películas sean buenas. Lo demás es secundario.

Sunakali
Sunakali, película ganadora de esta edición de Thinking Football.

P.- Vuestra selección es muy ecléctica: desde una de las películas españolas de autor de la temporada (O futebol), hasta una biografía de Paul Gascoigne o un documental en principio más exótico sobre el fútbol femenino en Nepal (Sunakali)… ¿Programar de esta manera tan abierta es el único camino para derribar posibles prejuicios sobre cine y fútbol?

G.R.- Cada vez se sostiene menos el prejuicio de que no hay películas o libros buenos sobre fútbol. El fútbol sirve para contar historias universales. Quien no lo vea es porque no quiere.

Nuestro objetivo con la selección es ofrecer una reflexión conjunta sobre el rol del fútbol en la sociedad contemporánea. O futebol es una película que contiene una muy dura reflexión: quizá a veces hablamos de fútbol para evitar hablar de otras cosas más importantes. Igualmente, apunta que el fútbol quizá sea una manera de matar el tiempo, no de vivirlo, como los crucigramas de su plano final. Uf. Es una crítica muy dura al mundo en el que nos movemos, y teníamos que programarla. Gascoigne nos interesaba no por el personaje, sino porque mostraba como el mundo del fútbol crea ídolos que a veces gusta de sacrificar. La caída de Gascoigne es responsabilidad suya… pero también de aquellos que le entronaron, de sus seguidores, de la prensa ávida de malas noticias sobre su estado. Puedes no saber quién es Gascoigne y sacar conclusiones muy interesantes sobre el mundo del fútbol contemporáneo tras ver la película. Y Sunakali, la ganadora, es una historia de superación y de pasión por el fútbol. Algo tiene este juego maravilloso para que esas niñas tengan esa pasión, y la película lo muestra de manera magistral.

P.- ¿Cómo ha sido la acogida del público de Bilbao a esta cuarta edición? ¿Tenéis previsto sacar adelante más proyectos de este corte durante el resto del año?

G.R.- Este año ha sido mejor que nunca. Prácticamente todas las sesiones estuvieron abarrotadas, y eso no es fácil en un festival de cine documental. Es una felicidad para nosotros ver que el festival va calando cada vez más en la gente.

Y sí, trabajamos otros proyectos culturales. Por ejemplo, organizamos un derby de bertsolaris (poetas improvisadores) junto a la Real Sociedad dos veces al año, coincidiendo con nuestros enfrentamientos en Liga. Y en noviembre realizaremos la séptima edición de Letras y Fútbol, nuestro festival de literatura y fútbol, con encuentros, publicaciones, talleres de lectura y acciones de promoción de la lectura.

Fotografías: Thinking Football Film Festival.

Related posts

1 comments

Tiene que haber películas y/o documentales muy interesantes para los que nos gusta el fútbol. No sé si las de este Festival, pero tiene que haber joyas escondidas

Deja un comentario

*