De Ox a Bellerín

Alex Oxlade-chamberlain (15) of Arsenal celebrates after scoring scores the opening goal during the FA Community Shield match at Wembley Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
02/08/2015

Celebrar una Community Shield en el mes de agosto no garantiza éxito a lo largo del resto del curso. Los ejemplos más recientes indican que los últimos cuatro triunfadores en la Community no lograron conquistar a continuación la Premier. De hecho, David Moyes se estrenó como entrenador del Manchester United imponiéndose en este torneo (ante un equipo de segunda división) y aquella relación entre los red devils y Moyes ya saben cómo concluyó. De los anteriores 20 triunfadores veraniegos, tan solo 6 de ellos lograron acompañar a la Community Shield con un título liguero.

En el caso que nos ocupa, el del triunfo (1-0) del Arsenal ante el Chelsea, el mejor ejemplo para los gunners se encuentra en casa: el propio Arsenal derrotó al Manchester City con un contundente 3-0 y jugando realmente bien al fútbol el pasado verano, justo antes de iniciar el peor arranque liguero de la entidad en 32 años.

Hablamos de un torneo oficial que coincide con el arranque del curso, prácticamente inmerso en la etapa dedicada a la pretemporada -preparación física, coger forma, etc- y que se resuelve con un partido en el que se permiten más de 3 sustituciones por equipo. No es precisamente la Champions League o un Mundial esto.

Edades

Les recomendo el artículo firmado hace unos por Álvaro de Grado bajo el título “Edades”. Les remito al mismo. Alex Oxlade-Chamberlain, que este mes celebrará su 22º cumpleaños, es uno de esos futbolistas sobre los que en ocasiones se deslizan conclusiones poco menos que dramáticas. “Ya no vale”, “no ha explotado al nivel que se esperaba”, “está estancado”, “no da el salto”. Son algunas de las frases que seguramente se han pronunciado sobre el internacional inglés durante este último año y medio. Las lesiones y su irregularidad hacen que se pierda a veces la perspectiva de la realidad: Oxlade (solo) tiene 21 años y mucho tiempo por delante para disfrutar de su vida deportiva. Para un futbolista de esa edad, iniciar el curso resolviendo la Community Shield con un golazo -tras una notable pretemporada por su parte- es la mejor forma de coger confianza, uno de los dos factores indispensables para que Chamberlain alcance el nivel que de él se espera. El otro factor, por supuesto, es que las lesiones le respeten: se perdió por lesión 13 de las últimas 16 jornadas de la pasada Premier League. Porque el otro elemento que necesita cada futbolista, el del talento, en el caso de Ox es inequívoco.

Alex Oxlade-Chamberlain of Arsenal scores his sides first goal to make the scoreline 1-0 as Thibaut Courtois of Chelsea watches on during the FA Community Shield match between Arsenal and Chelsea at Wembley Stadium, London Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624 02/08/2015
Ni siquiera Thibaut Courtois pudo con el zurdazo de Ox / Foto: Focus Images Ltd

El Arsenal sólido de 2015

A mi modo de ver, lo que supone un punto de inflexión en el Arsenal de la pasada temporada fue su visita al Etihad en pleno invierno. En pleno invierno y con el conjunto skyblue en plena lucha por el título liguero. Los últimos resultados del Arsenal en terreno del Manchester City eran pésimos (6-3 la última visita, por ejemplo) y el equipo aún necesitaba recuperarse anímicamente del golpe sufrido en el 6-0 de Stamford Bridge, el 5-1 de Anfield o ese 6-3 del Etihad.

Fue entonces cuando el Arsenal, jugando con muchísima disciplina y una organización defensiva a la que contribuyó la novedosa integración de Francis Coquelin, se plantó en la casa del Manchester City, anuló a Sergio Agüero, minimizó a David Silva y se impuso por 0-2 con una actuación pragmática, efectiva y en la que destacaron las figuras defensivas del equipo, como aquel día fue el caso de Nacho Monreal. Desde entonces, el Arsenal ha conquistado dos nuevos títulos, su entrenador ha vencido a Jose Mourinho por primera vez en catorce enfrentamientos, el equipo gunner ha dejado la portería a cero en sus dos últimos duelos contra el Chelsea, ha solventado una eliminatoria de FA Cup en Old Trafford (1-2) y ha ganado con solvencia (4-1) al Liverpool. Desde enero, lo mejor del Arsenal es que demuestra un salto cualitativo a la hora de medirse a los rivales más fuertes del país y ese nivel lo demuestra a partir de su solidez defensiva. El Arsenal ya no se expone tanto (recuerden los primeros minutos del 6-0 en Stamford Bridge o el 5-1 en Anfield), tiene mejores armas con las que defender y ahora añade un portero con el prestigio de los mejores del mundo.

“Tuvo impacto. Quizás los jugadores del Chelsea pensaron que necesitaban marcar un gol perfecto para superarlo”, aseguró Arsène Wenger sobre Petr Cech. “Hay una satisfacción extra porque no concedimos ningún gol contra un equipo con el potencial ofensivo del Chelsea”, añadió el técnico de Estrasburgo. Su equipo volvió a estar liderado en Wembley por Laurent Koscielny, que vive un notable momento de forma.

Petr Cech voló para proteger la ventaja gunner / Foto: Focus Images Ltd
Petr Cech voló para proteger la ventaja gunner / Foto: Focus Images Ltd

Bellerín sigue avanzando

Los 90 minutos finalizaron, los vencedores procedieron a levantar su trofeo en el palco de Wembley, el champagne comenzó a correr por el césped, la prensa se hizo eco del último episodio entre Wenger y Mourinho, se comenzaron a escribir artículos de opinión sobre la Community Shield y, en general, todo seguía su curso normal. Cada uno continuaba con su vida.

Es eso lo que ha conseguido Héctor Bellerín: que se asuma como normal y natural algo que, si se analiza fríamente, se sale del guión habitual. Ocupa el lateral derecho, por lo que enfrente tenía al mejor futbolista de la Premier League: Eden Hazard. Y Bellerín, no lo olvidemos, acaba de cumplir 20 años. Con 20 años se mide a uno de los mejores futbolistas del planeta, el belga pasa inadvertido en el partido y eso no ocupa ningún titular (la crítica ha apuntado más a Cesc Fàbregas por su gris actuación). A ese nivel está Bellerín, a un nivel al que nada de lo que hace sorprende a los que siguen su evolución semana tras semana.

Mantengo, por supuesto, lo que dije en febrero cuando jugó sus primeros partidos con continuidad en el Arsenal: tiene talento para pelear por el lateral derecho de la selección española. De hecho, ya está en condiciones de formar parte de la terna de candidatos (junto a Juanfran y Dani Carvajal).

Artículo relacionado: “Preocupaciones blues”

Héctor Bellerín tiene talento, defiende, ataca y sabe competir / Foto: Focus Images Ltd
Héctor Bellerín tiene talento, defiende, ataca y sabe competir / Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*