Preocupaciones blues

Radamel Falcao of Chelsea during the FA Community Shield match between Arsenal and Chelsea at Wembley Stadium, London
Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624
02/08/2015

El vigente campeón de la Premier League apenas presenta modificaciones en su estructura, pese asistir a un verano en el cual sus rivales teóricos se están reforzando y, a priori, mejorando sus recursos. El Chelsea únicamente ha añadido jóvenes -a su ya amplísimo abanico de jóvenes futbolistas repartidos por media Europa en forma de cesiones- y ha contratado a dos piezas que llegan para ser suplentes de alguien indiscutiblemente titular en sus respectivas demarcaciones: Asmir Begovic en la portería y Radamel Falcao en ataque. Nada más. El club londinense contrata al joven serbio Danilo Pantic, inmediatamente cedido al Vitesse, mismo destino que ha tenido el brasileño Nathan. Un compatriota suyo, Kenedy, ya entrena y disputa encuentros amistosos con el Chelsea a la espera de recibir el permiso de trabajo inglés.

Si al escaso número de incorporaciones se suman el reciente traspaso de Filipe Luis al Atlético de Madrid y las cesiones de Andreas Christensen (destino Monchengladbach) o Tomas Kalas (destino Middlesbrough), el resultado es que el Chelsea ha abierto el curso 2015/16 con cinco defensas en su primer equipo, una cifra muy baja y con la que difícilmente se pueden afrontar nueve meses de exigente competición con garantías. “No podemos jugar la Premier League con 5 defensas. Esa es nuestra debilidad”, indica Jose Mourinho.

“Cinco [defensas] no son suficientes, eso es obvio. La calidad es buena, pero la cantidad no es suficiente”, precisaba el técnico portugués antes de la disputa de la Community Shield. En la derrota blue sufrida este domingo en Wembley no influyó en absoluto este asunto: los cuatro titulares habituales (Ivanovic, Cahill, Terry, Azpilicueta) pudieron vestirse de corto sin problemas y Kurt Zouma salió más tarde desde el banquillo. No obstante, intuyo que la sustitución realizada a 20 minutos del final por parte de Mou es una indirecta a Marina Granovskaia [¿quién es Marina Granovskaia?] y a los responsables de acometer operaciones en la entidad. Minuto 70, el Chelsea pierde 1-0 frente al Arsenal y Mourinho opta por retirar del campo a César Azpilicueta e introducir a Kurt Zouma; un cambio con el que el Chelsea no aspira a atacar mejor por la banda izquierda y que tampoco mejora defensivamente al equipo. Mi interpretación es que el técnico portugués pretendía insistir de ese modo al club: mirad qué falta nos hace fichar un par de defensas. ¡Rápido!

Artículo relacionado: Jose Mourinho analiza al Chelsea 2015/16 

Que Mourinho reclama al menos dos nuevos zagueros no es ningún secreto. “Me gustaría contar con dos nuevos defensas esta semana, antes de la primera jornada”, reclamó el luso tras caer frente al Arsenal en Wembley. Uno debe ser un lateral zurdo que ocupe el vacío dejado por la marcha de Filipe y que sirva como recambio para Azpilicueta. Las negociaciones por Rahman Baba, zurdo del Augsburgo, están más que avanzadas, según el propio agente del futbolista ghanés de 21 años. El otro anhelo de Mourinho, más complicado por las elevadas pretensiones del Everton, es John Stones. Stamford Bridge recibirá al Swansea el próximo sábado por la tarde, ¿habrán llegado entonces los dos nuevos refuerzos pedidos por Mourinho?

Diego Costa anotó 20 goles en 37 partidos la temporada pasada / Foto: Focus Images Ltd
Diego Costa anotó 20 goles en 37 partidos la temporada pasada / Foto: Focus Images Ltd

Donde no habrá refuerzos es en el rol de ariete. Diego Costa se ganó la consideración de figura ofensiva cuando aterrizó en Londres el pasado verano, Loïc Rémy recaló en el equipo para ocupar una de las tres plazas destinadas a delanteros centro en la plantilla y Radamel Falcao fue cedido por el Monaco hace unas semanas. “Tenemos tres delanteros ‘TOP’. Si uno está lesionado, tenemos otros dos. No hay preocupación. Es una posición donde somos muy fuertes”, explicaba Mourinho esta semana.

La realidad es que hoy cualquier aficionado tiene motivos para sentirse preocupado respecto al estado de esa demarcación en el Chelsea. Rémy es un buen atacante, pero no un ariete del calibre de los mejores del continente. Radamel Falcao no ofrece, de momento, síntomas de mejoría y acumula 4 goles en sus 30 partidos en el fútbol inglés. Lo justo es que pueda completar varios meses del Chelsea antes de sacar conclusiones precipitadas respecto a su rendimiento y a su estado, que en cualquier caso no parece el más alentador tras sus 45 minutos de participación en la Community Shield, muy superado por Laurent Koscielny e incapaz de inquietar a Petr Cech.

Sea como fuere, el problema del Chelsea no lleva el nombre de Radamel, ni tampoco el de Loïc. La mayor preocupación la generan los músculos de Diego Costa, esos músculos que provocan distintas molestias, dolencias y lesiones musculares que se remontan -si no me falla la memoria- a un partido de liga disputado en San Mamés con el Atlético de Madrid hace un año y cuatro meses. Sus últimas semanas en el Atleti fueron tremendamente convulsas y ruidosas debido a sus incipientes problemas musculares y en el Chelsea, tras un fulgurante mes inicial, esas molestias aparecieron de nuevo en la cotidianidad del punta hispano-brasileño. Pasó un tanto inadvertido porque el Chelsea no se jugaba “nada”, pero Diego Costa se perdió la pasada campaña las semanas de competición en las que normalmente se deciden las dos grandes competiciones: el Chelsea ya estaba eliminado de la Champions desde los octavos de final y el Chelsea tenía suficiente ventaja liguera como para que la Premier no peligrase. Pero Costa no disputó ningún partido entre el 12 de abril y el 18 de mayo. Si ese escenario se repite en la primavera de 2016, el ataque blue quedará muy resentido.

Jose Mourinho: “¿Estará disponible Costa contra el Swansea? No lo sé. Pensáis que estoy mintiendo, pero no. Hace dos días estaba listo para jugar y ayer entrenó con normalidad. La próxima vez que me preguntéis por el estado de Costa, prefiero no contestar. Quizás sí, quizás no.”

No sabemos cómo finalizará la temporada blue, sí cómo ha arrancado: sin Diego Costa en el césped. Se retiró con molestias hace unos días del encuentro amistoso frente al Barcelona, aparentemente no era grave, entrenó con el grupo cuando el Chelsea volvió a Londres, pero esos músculos volvieron a fallar pocas horas antes de la Community Shield. Y Mourinho ni siquiera tiene la certeza de que vayan a estar recuperados dentro de seis días. Nadie sabe si iniciarán la defensa del título con Costa o sin Costa.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Hola Sergio, como siempre excelente artículo, yo soy muy incha del Chelsea, pero creo que le falta algo al Chelsea, Falcao no creo que recupere el nivel y Costa se puede lesionar y esto condicionará al Chelsea, también fabregas creo que no es casualidad que después de diciembre baje el nivel como lo hizo en Chelsea y barsa, y pienso que la defensa podría ser inestable por que ya son más grandes, pero por otro lado en Chelsea hay continuidad tanto técnico como jugadores, y esto podría ser interesante
Te tengo 2 preguntas
1.-Crees que al Chelsea le alcance para competir en champions contra barsa, Madrid y bayern??
2.-la pelea por puesto de champions y título en premier va a estar buenísima, creo que esta vez los ingleses van a competir Mucho, según yo podrían quedar así =
1.-chelsea 2.-united 3.-arsenal 4.-city 5.-liverpool y la sorpresa será el palace de pardew
Saludos crack

El problema de Mou es que no confía en la cantera blue y los jóvenes que se han ido cedidos xq prefiere a gente como Mikel y Ramires. Solanke, Ake, Loftus-Cheek, Taoré… Y teniendo a De Bruyne o Salah, acabat con Cuadrado. Además, necesita velocidad en defensa, con Terry-Cahill el Chelsea no puede ganar la Champions y sufrirá en muchos partidos de la Premier. Por no hablar de la obsesión de echarse atrás. No creéis que con Mou se va a desperdiciar la gran política de captación de promesas? Un mourinhista cada vez más desencantado.

Exacto, acertadísimo comentario. Una lástima que Mou no tire de los excelentes juveniles con los que cuenta el Chelsea, Ese central que posiblemente busca en Stones, me parece que lo tiene en Kalas, que como se señala en el artículo se fue cedido. Christensen muy buen jugador tambien, quizás comprendo un poco más esta sesión porque se me hace más del estilo de Ivanovic pero es un jugador muy válido para los blues. Ahora en delantera ocurre lo mismo, Bamford, cedido, Solanke no creo que cuente. Pero claro, cargar con la presión de una institución como es el Chelsea, y que veas a todos tus rivales gastando la mayor cantidad de dinero en los últimos años es necesario dejar tu marca en el mercado. E incluso me atrevería a decir que ni el mismo Mou esperaba que la Premier al completo, pudiera atraer jugadores de tanta calidad al unísono. Por lo que creo que veremos muy pronto un gran fichaje de parte del actual campeón.

Deja un comentario

*