África es imprevisible

Ecuatorial Guinea  Pablo Manriquez

La Copa de África se debía jugar en Marruecos, pero de nuevo temas ajenos al deporte rompieron el sueño. Si Libia no fue sede por una guerra, Marruecos tenía miedo del Ébola, aunque casi ninguna selección de estados con esta epidemia se ha clasificado. Marruecos solicitó aplazar la CAN por un año por temor a la propagación del Ébola, pero la CAF se negó y el torneo se organizará en Guinea Ecuatorial. A los ecuatoguineanos les cayó un premio de ultimísima hora, pues por méritos deportivos no se habrían clasificado para el torneo. Se vieron obligados a formar un nuevo equipo, cambiaron de seleccionador y ahora aspiran a repetir la actuación de 2012, cuando coorganizaron la CAN junto a Gabón y alcanzaron los cuartos de final.

Artículo relacionado: ¿Por qué Marruecos decidió no organizar la CAN? ¿Por qué se disputará la Copa de África en Guinea Ecuatorial?

Marruecos, excluida del torneo al rechazar acogerlo a última hora, es una de las grandes ausencias de esta CAN. También se quedaron fuera dos gigantes del continente, como Egipto y Nigeria. Esto significa que el país que más veces ha ganado el torneo (Egipto) se perderá la gran cita africana del año y que Nigeria no tendrá la opción de defender el título que alzó en 2013, en Sudáfrica. Dos de los cuatro países más laureados de África no competirán por ganar la CAN. Aunque no serán las únicas ausencias destacadas de la Copa de África, pues varias estrellas se han quedado fuera de sus respectivas convocatorias. Las lesiones han castigado a Malí, Senegal y Túnez, dos leyendas como Eto’o y Drogba se han despedido de sus selecciones y los problemas internos afectan a uno de los gigantes históricos, Ghana.

Artículo relacionado:Ilustres ausencias en la Copa de África 2015

Nigeria campeon GovernmentZA

Nigeria no podrá defender el campeonato alzado en 2013. No se clasificó. Foto: GovernmentZA.

Pero lo que importa en el próximo mes son aquellos que estarán en Guinea Ecuatorial. En los últimos años, ninguna selección ha dominado el panorama africano. Camerún tiende a la autodestrucción, Costa de Marfil no ha logrado ganar nada pese a disfrutar de una maravillosa generación de futbolistas y después de la época hegemónica del fútbol egipcio Zambia y Burkina Faso han firmado actuaciones muy sorprendentes en la Copa de África. Después del Mundial, las miradas se centran en Argelia, que forzó la prórroga ante Alemania en octavos y es una de las selecciones más estables del continente. No sigue Halihodzic, cierto, pero Christian Gourcuff ha dado continuidad al bloque formado por el técnico bosnio y se clasificó para la competición sin problemas. Es un equipo maduro, con futbolistas contrastados en Europa, con un Brahimi cada día más desequilibrante y bastante seguro en defensa.

El gran problema de los argelinos, no obstante, es que quedaron encuadrados en el grupo más complicado de la Copa. Competirán por dos puestos en los cuartos de final con Ghana, Senegal y Sudáfrica. Si bien los sudafricanos están un paso por detrás de sus tres rivales, la lucha entre Ghana, Senegal y los Zorros del Desierto se prevé preciosa. Senegal, que no supera la fase de grupos desde 2006, lleva varios años decepcionando en los torneos continentales. Siempre goza de grandes delanteros, pero suele carecer de equilibrio defensivo. Por este motivo sorprendió que se clasificara para la CAN después de encajar un único gol en los 6 partidos de la fase previa. ¿Será capaz de mantener estos registros defensivos ante tres rivales tan exigentes? Está por ver, del mismo modo que es una incógnita la selección ghanesa de Avram Grant. El técnico israelí llegó una vez cerrada la fase de clasificación y ha aprovechado las semanas previas para introducir pequeñas modificaciones tácticas. En Ghana se habla de que la selección podría jugar con un 3-5-2, por ejemplo. En cualquier caso, será una nueva oportunidad para disfrutar de Asamoah Gyan, seguramente el mejor delantero de la competición. Si Gyan se siente cómodo, Ghana tendrá mucho ganado.

ADSASD

Avram Grant dirigirá a Ghana en la Copa de África. Foto: Focus Images Ltd.

Otro foco de interés es el grupo D, donde Camerún y Costa de Marfil parten con ventaja respecto a Malí y Guinea. Los malienses, no obstante, han alcanzado el podio en las dos últimas ediciones de la Copa de África, por lo que serán un rival incómodo. Aun así, les debería lastrar la lesión de su gran goleador, Cheick Diabaté. Seydou Keita se quedará muy solo en una selección muy sólida en los últimos años. Así es este grupo, sin Eto’o, Drogba ni Diabaté, los delanteros más decisivos de los tres candidatos a pasar a cuartos de final. No superar la primera fase supondría un duro revés para la selección camerunesa de Volker Finke, que sigue al frente del equipo tras el desastre mundialista. Aunque de la plantilla que naufragó en Brasil quedan muy pocos futbolistas y el clima que se respita en Camerún parece mucho más sano. La renovación es evidente en posiciones clave, como la portería, donde el culé Ondoa ha sido el titular en la fase de clasificación, o la delantera, con Aboubakar ya asentado como líder del ataque de su país. Menos cambios habrá en Costa de Marfil, que para ganar la segunda CAN de su historia se encomienda a Hervé Renard, el técnico que llevó a Zambia al título de campeón de África (derrotando precisamente a los marfileños en la final). Bony, nuevo delantero del Manchester City, parte con ventaja respecto a Doumbia por el puesto de delantero centro, una vez retirado Drogba, mientras la otra gran novedad del equipo es la convocatoria de Eric Bertrand Bailly, central del Espanyol que viene a reforzar la parcela más débil del equipo marfileño. Por su parte, Guinea cuenta con varios futbolistas para dar un susto a cualquiera (Ibrahima Traoré, Ibrahima Conté, Kevin Constant, Naby Keïta o Florentin Pogba), pero lo tiene crudo para alcanzar las eliminatorias.

Artículo relacionado:¿Cuáles son las ligas más afectadas por la Copa de África? 

Otra historia son los dos otros grupos. Sin grandes nombres pero con un nivel de igualdad similar al de los dos casos ya analizados. Guinea Ecuatorial, por ejemplo, ha quedado encuadrada con Burkina Faso, Gabón y Congo. Burkina Faso es el país con mayor potencial, sobre todo por el subcampeonato de 2013, pero no hay que olvidar que su rendimiento en 2010 y 2012 resultó muy decepcionante. Sobre todo porque la zaga es especialmente frágil, aunque si el juego ofensivo fluye quizás puedan disimular sus carencias defensivas. Los hermanos Traoré, Kaboré, Bancé, Pitroipa o Zongo son atacantes capaces de dinamitar cualquier partido. Nadie en su grupo cuenta con el arsenal ofensivo de los burkineses. En Gabón, que ya coincidió con Burkina Faso en la fase de clasificación, crecen a nivel individual figuras como Aubameyang (BVB), Madinda (Celta) y Biyogo-Poko (Girondins), pero falta ver cómo funciona en un contexto exigente el colectivo dirigido por el portugués Jorge Costa, campeón de la Champions con el Porto en 2004. Más experiencia en los banquillos tiene Claude Le Roy, seleccionador del Congo. El francés cuenta con muchos futbolistas de la liga local. Es un equipo bastante joven cuyo principal aval fue superar contra pronóstico a Nigeria en la fase previa. Más dudas genera Guinea Ecuatorial. Esteban Becker, hombre que trabaja desde hace varios años en la federación del país, será el seleccionador después de que sonaran nombres ilustres como el de Stephen Keshi. En 2012, el preparador argentino llevó a Guinea Ecuatorial al título de campeón de África… en categoría femenina. Ha convocado a muchos futbolistas que militan en categorías inferiores del fútbol español y, entre ellos, a muchos jugadores inexpertos. Aunque siguen pilares del equipo que alcanzó los cuartos de final en 2012, como Juvenal y Randy, no podremos calibrar el potencial de Guinea Ecuatorial hasta que arranque el torneo.

Ecuatorial Guinea 2  Pablo Manriquez

Guinea Ecuatorial disfrutó con la CAN en 2012. Foto:  Pablo Manriquez

Similar al grupo del anfitrión es el último que nos queda por analizar. Cabo Verde es la selección con menos fama, pero la que más lejos llegó en la última edición, pues cayó en cuartos. El fútbol del archipiélago lusófono está creciendo en los últimos años y sus futbolistas cuentan con mucha más experiencia que en la cita sudafricana. Por ejemplo, Héldon saltó al Sporting CP, Fernando Varela al Steaua de Bucarest (si es que lo podemos llamar así), Djaniny está en el fútbol mexicano, Babanco ha jugado en Europa League con el Estoril, etc. Son nombres menos famosos que los de la República Democrática del Congo, que cuenta con futbolistas asentados en la Premier como Bolasie y Mulumbu, con un delantero contrastadísimo como Mbokani o el emergente central del Anderlecht Mbemba, además de una base de futbolistas de TP Mazembe. Su nivel es similar al de la selección de Túnez, con una importante base de futbolistas de la liga local. Los futbolistas de tres cuartos de campo, como Khazri, Msakni y Chikhaoui, deberán asumir gran parte del peso ofensivo de un equipo tunecino golpeado por la lesiones. Finalmente, en Zambia el técnico Janza ha prescindido de los servicios del mito Christopher Katongo y ha iniciado un proceso de renovación que podremos empezar a calibrar en la CAN. Resulta complicado que los zambiano se acerquen a la hazaña acontecida la última vez que visitaron el país ecuatoguineano, aunque la experiencia y calidad de los Kalaba, Sunzu, Sinkala o Mayuka puede resultar diferencial.

CONSULTA TODAS LAS CONVOCATORIAS DE LA COPA ÁFRICA 2015

Bolasie Crystal Palace Focus

Bolasie es uno de los grandes alicientes para ver a RD Congo en la CAN. Foto: Focus Images Ltd.

Sin favoritos claros. Sin Nigeria, Marruecos ni Egipto. Sin Eto’o ni Drogba. Sin macroestrellas europeas a día de hoy. Con un Seydou Keita que acaba de cumplir 35 años. Con unas selecciones de Costa de Marfil, Ghana y Argelia que sueñan con romper una sequía de más de 20 años sin ganar el título continental. Con países que sueñan, como Gabón, Cabo Verde o Burkina Faso, que poco a poco asoman la cabeza en el panorama continental. Sin ningún candidato por encima del resto, llega una Copa de África preciosa. Quizás una edición que pueda marcar un punto de inflexión respecto a lo que veremos en el continente en los próximos años.

 Foto de portada: Pablo Manriquez

Related posts

3 comments

Túnez dos cambios de última hora:no van Fakh. Ben Youssef ni Khalifa, entran Edem Rjaibi, extremo zurdo del Bizertin y Akaichi delantero del Esperance

A mí me apetecía mucho ver a F. Ben Youssef, que jugará a partir de 2015 en el Metz, pero al final no será posible por esta lesión de última hora. Una lástima.

Deja un comentario

*