Apareció Mahrez

FIL CHELSEA LEICESTER 003

La selección senegalesa que dirige Alain Giresse es un conjunto eminentemente defensivo con individuales en ataque capaces de desequilibrar partidos cerrados. Tan simple como difícil de poner en práctica. La eficacia es un aspecto decisivo, pero la clave es la solidez que habitualmente transmiten: son puro hormigón. Si al ADN creado por el ex seleccionador de Georgia, Gabón o Malí le unimos que los Leones de Teranga solo necesitaban sumar un punto ante Argelia para acceder a los cuartos de final, se entiende la decisión tomada por su técnico: retomar el 1-5-3-2 con el que comenzaron la CAN ante Ghana prescindiendo de inicio de Moussa Sow, Alfred N’Diaye y Lamine Gassama. Christian Gourcuff, compatriota y rival en este duelo decisivo, optó por abrir mucho el campo dando entrada a Riyad Mahrez en el perfil izquierdo argelino, formando una línea de 3 eléctrica por detrás de El Arbi Soudani -primera titularidad en la Copa-: Sofiane Feghouli, Yacine Brahimi y el extremo del Leicester City. No sorprendió la suplencia de Ishak Belfodil, puesto que el delantero del Parma pasó casi desapercibido ante Sudáfrica el viernes pasado, y sin embargo sí llamó la atención la no titularidad de Islam Slimani en un encuentro a vida o muerte.

Cristian Gourcuff, después de entrenar al Lorient durante dos décadas casi sin interrupción (sólo entre 2001 y 2003), se ha hecho cargo de la selección de Argelia. El bosnio Halihodzic dejó el listón muy alto tras el notable Mundial de los Zorros del Desierto, que superaron la fase de grupos y plantaron cara a Alemania en octavos. El técnico francés dará continuidad al trabajo de su predecesor, aunque ha incluido alguna modificación: entra Belfodil por Ghilas y llama la atención la incorporación del joven Zeffane, del Lyon. [Tomàs Martínez, Argelia]

PRECEDENTES: SENEGAL

Senegal Planteamientos de Senegal en las 2 primeras jornadas de la CAN 2015 (izquierda frente a Ghana y derecha contra Sudáfrica).

Lo más impactante de los primeros minutos de juego fue comprobar como todo lo previsto sobre el papel no tenía reflejo en el terreno de juego. Senegal no parecía ni por asomo esa selección seria e impenetrable: sus centrales tenían dudas a la hora de sacar la pelota jugada desde atrás y en ocasiones trataron de moverla entre ellos en horizontal, con el inherente riesgo que esto conlleva. Feghouli, bastante desacertado, tuvo una oportunidad clarísima para abrir el marcador en los compases iniciales, pero no consiguió recortar a Bounna Coundoul y el guardameta del Ethnikos Achna chipriota logró rebañarle la pelota de los pies en el último momento. No fue sino el presagio de lo que posteriormente sucedería. En una acción sin aparente peligro para los intereses de los de Giresse (una falta lateral a 40 metros de la portería), Stéphane Badji y Lamine Sané no se percataron del desmarque de Mahrez a su espalda y Madjid Bougherra, ejecutando con rapidez y picardía el balón parado, le envió un balón templado en largo que el extremo se encargaría de aprovechar: la controló -tuvo todo el tiempo del mundo para hacerlo- y definió con comodidad adelantando a Argelia en el marcador.

Con el 1-0, los Zorros del Desierto fueron poco a poco cediendo la iniciativa y priorizando el contraataque. Nabil Bentaleb y Saphir Taïder perdieron peso en el juego en favor de un fútbol más directo -la movilidad de Soudani hacía daño- y a Senegal le costó entrar en calor. Lo consiguió gracias a la verticalidad de sus puntas: Mame Biram Diouf y Sadio Mané. Los dos futbolistas de la Premier inglesa tuvieron que buscarse la vida por sí mismos, porque los teóricos carrileros senegaleses parecían más preocupados de frenar a los extremos de Argelia que de ser profundos en campo contrario. Cheikh M’Bengue tuvo que retirarse del terreno de juego tras sufrir un aparatoso golpe y en su lugar entró Pape Souaré. El defensa del Lille se colocó en banda izquierda y el esquema permaneció invariable. Nadie quería arriesgar más de lo debido, quizá ambas selecciones eran conscientes de que la provisional derrota de Ghana ante Sudáfrica les daba el pase a cuartos a las dos.

PLANTEAMIENTOS INICIALES: SENEGAL-ARGELIA

Senegal vs Algeria - Football tactics and formations

Senegal, que no supera la fase de grupos desde 2006, lleva varios años decepcionando en los torneos continentales. Siempre goza de grandes delanteros, pero suele carecer de equilibrio defensivo. Por este motivo sorprendió que se clasificara para la CAN después de encajar un único gol en los 6 partidos de la fase previa. ¿Será capaz de mantener estos registros defensivos ante tres rivales tan exigentes? [Tomás Martínez, África es imprevisible]

Tras el descanso, Senegal intentó estirarse y las noticias que llegaban desde Mongomo no eran buenas para sus intereses: Ghana empataba y estaba a un solo tanto de dejarlos fuera. Cissé y N’Doye reforzaron el ataque de un conjunto que mantenía la esperanza de pasar de ronda si no había novedades en forma de goles en la otra sede. Destaparon la cabeza y les cogió el frío a los pies: Bentaleb anotó el segundo para Argelia desde fuera del área y puso tierra de por medio cuando se cumplía el minuto 82. Tan solo 60 segundos más tarde, Ghana conseguía darle la vuelta al partido frente a Sudáfrica y a Senegal se le caía el mundo encima. De llegar como líderes a la última jornada a abandonar Guinea Ecuatorial por la puerta de atrás. En el momento decisivo no dieron la talla.

Valencia Club de Fútbol v AS Monaco FC Emirates CupSofiane Feghouli (Argelia)y Aymen Abdennour (Túnez) pugnan por un balón dividido en el Valencia CF- AS Monaco de la pasada Emirates Cup.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

El Ethnikos Achnas es de la liga chipriota Carlos.
Por lo demas, muy bien detallado el encuentro.
Argelia, gran candidata al titulo y tras un inicio de competicion dubitativo, parece que va a mas. Peligroso para el resto.

Si lo peor de todo es que lo sabía porque allí jugó el mítico Christoforos Christofi, pero se me ha ido la pinza. Gracias por la corrección.

Deja un comentario

*