Bolasie no doblega a Zambia

Bolasie Crystal Palace - Focus

Zambia vive tal idilio con Guinea Ecuatorial que sólo le falta pedir jugar los partidos como local en este país. Aquí Zambia disputó cinco de los seis partidos de la Copa de África que alzó en 2012 y aquí -en la nueva sede de Ebebiyín- se adelantó al minuto de juego en el debut en la edición de 2015. Kidiaba despejó con dificultades un centro procedente desde la banda izquierda y el balón le cayó franco a Singulma, en la frontal del área, que superó al guardameta congoleño sin demasiados problemas y puso por delante a su selección. No obstante, Zambia tampoco fue capaz de gestionar el resultado y controlar el ritmo del encuentro.

Pero el idilio de Zambia con este país es tal que de tratarse de otra selección la que se hubiese enfrentado a la República Democrática de Congo seguramente hubiese perdido. Los congoleños no castigaron las dudas defensivas de los hombres de Janza, y sobre todo del portero Mweene. El guardameta zambiano es muy carismático e incluso se anima a lanzar penaltis, pero es capaz de lo mejor y de lo peor bajo palos. Poco después de que su equipo se adelantara, no atajó un centro lateral y le regaló una clara oportunidad a Mbokani, que le devolvió el favor al desaprovecharla. También tuvo suerte Zambia en una falta disparada por Bolasie que la barrera desvió cerca del poste.

Bolasie Crystal Palace Focus

Bolasie, del Crystal Palace, fue uno de los mejores jugadores del partido. Foto: Focus Images Ltd.

De hecho, el futbolista del Crystal Palace fue el mejor de su selección. En su primera Copa de África (declinó ir a la de 2013), Bolasie asumió el protagonismo y las responsabilidades que correspondían a futbolistas con más galones e internacionalidades, como Mulumbu o Mbokani. Partiendo desde la izquierda, encaró siempre que pudo y desequilibró a menudo, generando así problemas en la zaga de Zambia. Al no ser capaz de dar más de cuatro pases seguidos ninguna selección, destacó su verticalidad ante la ausencia de centrocampistas que ralentizaran el ritmo del encuentro. En esta misma línea, llamó la atención que el seleccionador Ibengué apostara por el central del Anderlecht Mbemba como acompañante de Mulumbu en el centro del campo. Tanta capacidad de robo en la zona ancha como futbolistas dispuestos a perder el balón a la mínima que les encimaran.

En un choque con muchas interrupciones y en el que Zambia se vio obligada a sustituir, por lesión, a Kampamba y Sinkala, terminó mejor la selección de la República Democrática del Congo, mucho más entera físicamente y más sólida en el apartado defensivo que su adversario. Sin embargo, no deja de ser reseñable destacar que Zambia cada vez compite mejor en el panorama africano. No sólo por el título conseguido en 2012, sino porque es un equipo habitual en las Copas de África. Desde 1990, ha participado en todas las ediciones excepto la de 2004, y hay un dato que refleja perfectamente la mejoría del fútbol zambiano. Los Chipolopolo no pierden un partido de CAN desde 2010. Entonces cayeron contra Nigeria, en los cuartos de final… y en la tanda de penaltis. Esto es así porque en 2013 se marchó del torneo sin conocer la derrota, pues empató los tres partidos de la fase de grupos. Sin jugar demasiado bien, en un choque marcado por la discreta actuación de los Kalaba y Mayuka, sacaron un punto muy valioso al término de la fase de grupos. No sólo por lo que suma Zambia, sino por lo que no sumará su rival.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*