Ghana compite mejor que juega

ADSASD

Resulta complicado explicar cómo Ghana ha conseguido liderar el Grupo C. El fútbol desplegado por los hombres de Avram Grant ha sido muy decepcionante. Y, sin embargo, le ha bastado con un par de buenos momentos para ganar dos de los partidos, entre ellos a Argelia, y ocupar el primer puesto del grupo. En el tercer choque, ante Sudáfrica, empezó perdiendo después de un inicio bastante positivo en el que creó ocasiones. No obstante, una vez más, los problemas de Ghana llegaron cuando el marcador y la necesidad obligaban a las Estrellas Negras a proponer.

Fue entonces cuando Ghana se volvió a atascar. Sus mejores futbolistas, además, no pasan por un buen momento de forma. Sin soluciones a nivel colectivo para acercar el balón al área rival con peligro, ni siquiera a través de buenos centros laterales o balones frontales para que bajen Jordan Ayew y Gyan, en Ghana no están brillando sus mejores individualidades. Asamoah Gyan, pese al golazo que dio los tres puntos ante Argelia, no está al 100%, Atsu ha perdido la chispa que caracterizaba su fútbol la pasada temporada y por detrás ni los hermanos Ayew ni Acquah o Wakaso aportaron demasiadas soluciones. Mientras tanto, Asante y Acheampong apenas han gozado de protagonismo, ni siquiera cuando los partidos se han complicado y el equipo necesitaba ganar.

Aun así, la fortuna sonrió de nuevo a los ghaneses cuando John Boye se encontró con un mal disparo de André Ayew dentro del área y puso el balón en el fondo de la red, definiendo por debajo de las piernas del guardameta sudafricano. A partir de ese momento, con Argelia ganando en el otro choque, Sudáfrica necesitaba vencer y que los Zorros del Desierto anotaran otro tanto en los últimos 15 minutos de partido. Así pues, los Bafana Bafana, tocados por el gol y sin demasiadas posibilidades de superar el grupo, se dejaron llevar mientras Ghana creía en una remontada que le clasificara. Ghana se aprovechó de que el viento soplaba a su favor y del ánimo que supuso el tanto del empate para ir a buscar la victoria con ahínco. La buscó con más ganas y la encontró cuando André Ayew sorprendió a la zaga sudafricana llegando desde atrás para cabecear un preciso centro de Baba Rahman. Se quedó a media salida Khuzwayo justo en el mismo minuto en el que Argelia ampliaba las diferencias con respecto a Senegal. Pero ya no le valía de nada a los sudafricanos. Mención aparte merece la competitividad de Ghana, que se repuso a la derrota contra Senegal en el debut (perdió en el descuento) para sacar buenos resultados bajo presión en las dos jornadas posteriores.

Baba Eser Karadag Fürth Ghana Mundial sub-20

Baba Rahman, con la selección sub-20 de Ghana. Foto: Eser Karadag

Problemas crónicos en Sudáfrica

Mención aparte merece el torneo de Sudáfrica. Los Bafana Bafana han sumado un único punto en la Copa de África pese a adelantarse en los tres encuentros. Ante Ghana, Masango abrió la lata con un espectacular disparo desde la frontal, tras enganchar el balón antes de que botara. No obstante, por tercera vez en el campeonato, Sudáfrica fue incapaz de conservar un resultado favorable. No ha ayudado en esto la irregularidad de sus porteros entre palos. Si Keet falló ante Argelia en la primera fecha, Mashaba tampoco quedó satisfecho con la actuación de Mabokgwane ante Senegal. Así pues, Sudáfrica alineó a un tercer guardameta en la jornada decisiva. Y Khuzwayo tampoco estuvo demasiado afortunado en la acción del 1-2, aunque también es cierto que Ghana no le exigió en exceso.

 Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*