Ghana golea sin necesitar al mejor Gyan

Ghana afición eser.karadag

Dos zarpazos de calidad y un grave error de Guinea. Con eso le bastó a Ghana para golear y avanzar a las semifinales de la Copa de África, competición que no levanta desde 1982. Favorito tanto en la eliminatoria como a salir campeón, el combinado de Avram Grant no necesitó ni dominar la posesión ni tampoco que su gran estrella Asamoah Gyan marcara la diferencia para anotar tres goles y superar con absoluta claridad al cuadro guineano.

A los dos minutos de juego, André Ayew apareció para dejar el detalle que casi siempre deja cuando juega con su selección. Tras recibir de Appiah dentro del área, se inventó un taconazo para asistir a Christian Atsu, que remató abajo de primeras y batió al meta rival. Con ventaja en el marcador, dieron un pequeño paso atrás las estrellas negras y cedieron la pelota a Guinea, que se mostró impotente e incapaz de generar peligro sobre la meta de Razak. Ni Constant, ni Conté, ni Traoré tuvieron su tarde y ante sus imprecisiones se fue agrandando la figura del doble pivote ghanés, formado otra vez por Acquah y Wakaso.

Así que Ghana vivió tranquila y esperando para matar a la contra o aprovechar algún error defensivo como el que llegó en el 44. Después de un saque de banda a favor, el central Sankoh golpeó mal en la frontal del área y la pelota le quedó a Kwesi Appiah, que solo ante Yattara no dudó y lo batió con la derecha. Sin brillo ni dominio, los subcampeones de 2010 golpearon al inicio y al final de la primera mitad, matando el partido con dos goles en momentos clave.

Atsu Everton Focus Atsu, que apenas ha dispuesto de minutos en el Everton, anotó un doblete. Foto: Focus Images Ltd.

Cuando Guinea amenazaba con reaccionar e Ibrahima Traoré asumía galones y empezaba a desbordar por la derecha al inicio de la segunda parte, llegó la sentencia definitiva con un tanto tan bello como inesperado e incluso de dudosa voluntariedad. Tras recibir en banda derecha y escorarse hacia dentro, Atsu se sacó un zapatazo que al principio parecía un centro y poco a poco fue cogiendo velocidad y efecto hacia portería hasta colarse por la escuadra diestra del portero. Con el 3-0, el partido murió futbolísticamente y se fue calentando con diversos roces entre jugadores de ambos equipos.

Traoré, Baba o Boyé fueron algunos de los que se metieron en líos hasta que el meta Naby Yattara zanjó una clara ocasión con una patada inexplicable en el abdomen a Asamoah Gyan cuando el tiempo ya estaba cumplido. Expulsado, tuvo que dejar sus guantes al jugador Abdoulaye Cissé, que se colocó bajo palos pero no pudo ni intervenir ya que la falta se sacó en corto y el árbitro pitó el final.

De menos a más en el torneo, Ghana firmó en cuartos su mejor actuación y resultado hasta el momento incluso en un día en el que Gyan participó poco y no estuvo demasiado inspirado.

Related posts

Deja un comentario

*