Se decidirá por sorteo

Bakary Sako of Wolverhampton Wanderers during the Sky Bet League 1 match at Molineux, Wolverhampton

Pocos hubieran previsto días antes del aterrizaje de las selecciones africanas en Guinea Ecuatorial que tanto Guinea como Mali dependerían de sí mismas para acceder a los cuartos de final en la tercera y última jornada del Grupo D. Sin embargo, tras frenar con autoridad a dos de las superpotencias del continente, Costa de Marfil y Camerún, ambas afrontaban su duelo en Mongomo siendo conscientes de la oportunidad que tenían ante sí: lograr la victoria les garantizaría el acceso a la siguiente ronda de la CAN.

Es cierto que Las Águilas alcanzaron las semifinales en las dos últimas ediciones, pero no lo es menos que en los últimos tiempos han perdido creatividad y su fútbol se ha vuelto práctico hasta el extremo. No les llegó para alcanzar el Mundial y aun encima perdieron por lesión a Cheick Diabaté, su referencia ofensiva, semanas antes del inicio de la Copa. Todos estos factores ayudan a explicar las lógicas dudas con las que afrontaban esta cita los de Henryk Kasperczak. El caso de Guinea era distinto, pese a contar con individualidades para dar un susto a cualquiera (Ibrahima Traoré, Ibrahima Conté, Kevin Constant, Naby Keïta o Florentin Pogba), lo más positivo es el peldaño subido como equipo: antes de medirse a Mali, Los Elefantes habían destacado por su buena organización tanto en defensa como en ataque y la capacidad para asumir y gestionar con acierto largas fases de dominio de la pelota.

Mali, el equipo de Henryk Kasperczak, se ha metió en la fase final de la CAN sin buenas sensaciones. […] Seydou Keita es la estrella solitaria en un conjunto que busca nuevos referentes. Yacouba Sylla intenta mandar en el centro del campo dentro de un colectivo con poco brillo. En defensa, Diawara (34 años, del Tours francés) es la referencia acompañado de Tamboura, del Randers danés. A Mali le faltan defensas sobrios, con Idrissa Coulibaly, del Raja de Marruecos y Ousmane Coulibaly, del Platanias griego, luchando por abrirse paso. [Tomàs Martínez y Toni Padilla, las 16 selecciones]

PLANTEAMIENTOS INICIALES: GUINEA-MALI

Guinea vs Mali - Football tactics and formationssharemytactics.com

Mali arrancó el encuentro llevando la iniciativa y creando mucho peligro a balón parado. Yatabaré fue una pesadilla constante para la defensa guineana. Es fuerte, aguanta bien el balón de espaldas y cuando logró encarar la portería defendida por Diakité su verticalidad incomodó mucho a Sankoh y Camara, que incluso llegaron a derribarlo dentro del área. Sin embargo, el colegiado del encuentro interpretó que el contacto no era suficiente para hacer caer al delantero del Trabzonspor. Sí se pitaría penalti un par de minutos después -a favor de Guinea- por rechazar el balón con la mano dentro del área. Kevin Constant, a lo Panenka, abrió el marcador para Los Elefantes. Y sin tiempo para recuperarnos de esta catarsis, un nuevo penalti por desviar con la mano un centro lateral. Esta vez a favor de Mali. Seydou Keita tomó la responsabilidad y ejecutó un lanzamiento muy fácil de detener para Naby Yattara: raso, medianamente centrado y sin fuerza. El desconcierto ante esta serie de acontecimientos consecutivos y poco habituales desembocó en un ida y vuelta muy atractivo para el espectador neutral durante toda la primera mitad. El guardameta del AC Arles-Avignon se convirtió en el gran protagonista antes del descanso al despejar con acierto un lanzamiento muy potente y bien dirigido de Modibo Maiga. Sufría Guinea, pero resistía los arreones de su rival. África es imprevisible.

Fue circunstancial. A la vuelta de los vuestuarios, Diaby desbordó a su par por la banda derecha y puso un buen centro al segundo palo que Maiga remató de cabeza poniendo las tablas en el marcador. El delantero del Metz, cedido por el West Ham, encontró espacios entre líneas partiendo desde la banda izquierda y además de anotar el gol del empate fue aumentando poco a poco su influencia en el juego, recibiendo la pelota en posiciones más centradas, hasta convertirse en el principal foco de preocupación para Guinea. Sus recepciones siempre acababan con disparos a puerta y Henryk Kasperczak incidía desde el banquillo en que sus compañeros tenían que buscarlo más. Ya con Sako en el campo, Maiga se fue a la derecha y Mali siguió atacando en busca del tanto de la victoria. Un gol que no llegó. Con este empate, ambas selecciones finalizan la fase de grupos con 3 puntos, 3 goles a favor y 3 en contra, o lo que es lo mismo: empatadas a todo. Para conocer qué selección accede a los cuartos de final como segunda de grupo, por detrás de Costa de Marfil, debemos esperar a que la organización realice el pertinente sorteo.

No fue Conté el único que causó muy buena impresión en el conjunto guineano ante Costa de Marfil, un equipo ordenado, disciplinado y que incluso asumió la iniciativa en el encuentro durante largas fases del primer periodo. Mohamed Yattara, propiedad del Olympique de Lyon, respondió a las expectativas marcando el gol de su selección; Ibrahima Traoré, el atacante del Borussia Monchengladbach, generó peligro y estrelló en el larguero el remate que pudo suponer el 0-2; y Boubacar Fofana completó junto a Naby Keïta una seria actuación en el centro del campo. Presentó su candidatura Guinea a pelear por un billete para los cuartos de final. [Sergio Santomé, Día 1 sin Didier]

FIL ROMA MAN CITY 29
Seydou Keita (Malí) pugna con Samir Nasri en el duelo que enfrentó a Roma y Manchester City en el Stadio Olimpico. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Bakary Sako (Mali/Wolverhampton) | Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*