Máxima igualdad

Ondoa Barcelona Camerún -  joshjdss

No recordaremos los primeros partidos de la Copa de África 2015 porque se haya desplegado un fútbol maravilloso, pero quizás sí por lo imprevisible de sus resultados. Cerraron Camerún y Guinea la segunda jornada de la fase de grupos con un empate, otro 1-1, y a falta de 90 minutos para que todas las selecciones cierren la primera ronda de la competición, ninguna está clasificada para los cuartos de final. Tampoco ha ninguna eliminada.

Entre las sorpresas de la CAN, sin embargo, no podemos incluir el 1-1 entre Camerún y Guinea. Porque después de tres empates a uno, el partido parecía predestinado a terminar en tablas. Por mucho que abriese el marcador Moukandjo a los 13 minutos con un golpeo directo a puerta en un saque de esquina que Naby Yattara no atinó a despejar. Le botó el balón delante y el centro de Moukandjo se coló en el marco guineano. Por mucho que arrancase bien Camerún, aprovechándose de la fragilidad de la zaga guineana, faltó puntería en a la hora de rematar. En sus mejores minutos, y en los peores de los rivales, los Leones Indomables generaron suficientes ocasiones para noquear al adversario. Pero no lo consiguieron.

Así que permitieron que Guinea se metiese de nuevo en el partido, aunque fuese poco a poco, casi sin darse cuenta hasta que Ibrahima Traoré se encontró con una ocasión clarísima. Avisó el jugador del Borussia Mönchengladbach con un disparo fácil para Ondoa. Avisó, porque tenía la portería en mente pese a partir desde la banda derecha, lejos del marco rival. Avisó porque se acordó de ese remate al larguero ante Costa de Marfil, con 1-0 en el marcador para los guineanos, que pudo haber cambiado la historia. Y en otro disparo desde fuera del área, menos estético pero igualmente complicado, Ibrahima Traoré se revolvió en la frontal, rodeado por cuatro rivales, y soltó un latigazo fuerte, ajustado al palo largo, que Ondoa no pudo detener. 1-1 antes del descanso.

Ondoa Barcelona Camerún -  joshjdss

Ondoa, portero titular de la selección camerunesa. Foto: joshjdss.

Sin embargo, más llamativa fue la segunda mitad. Se redujeron las revoluciones a las que circulaban ambos equipos, pero aun así ambos gozaron de ocasiones claras para marcar. Se partió Camerún, que quedó a menudo expuesta a comprometidas situaciones de contragolpe, aunque no siempre bien gestionadas por Guinea. También crearon peligro los Leones Indomables, sobre todo con las peligrosas incorporaciones de Bedimo por la banda izquierda. Camerún no movió el balón con demasiada rapidez y a menudo fue un equipo previsible, pero a partir de tres cuartos, de vez en cuando, sus atacantes eran capaces de acelerar el ritmo de las jugadas e imprimirle mayor velocidad al juego. Aunque la ocasión más clara llegó a balón parado, cuando apareció M’Bia completamente solo en el área, ya en el minuto 89, para cabecear. Pero el futbolista del Sevilla, que ha marcado muchos goles importantes en jugadas de estrategia ejecutadas cerca del pitido final, no conectó bien con el balón. No era el día. Así llegarán Costa de Marfil, Mali, Guinea y Camerún con dos puntos, dos goles a favor y dos goles en contra a la jornada decisiva. Máxima igualdad.

Criterios de desempate:

En caso de que haya más de dos equipos empatados a puntos

1. Número de puntos conseguidos contra los equipos empatados a puntos.

2. Diferencia de goles entre los equipos empatados a puntos.

3. Goles anotados entre los equipos empatados a puntos.

4. Si una vez aplicados los criterios 1 y 3 a los equipos, dos o tres equipos siguen empatados, los criterios 1 y 3 son aplicados exclusivamente a los partidos entre esos equipos en cuestión para determinar su posición final. Si no, se seguirán aplicando distintos criterios de desempate.

5. Diferencia de goles en todos los partidos.

6. Goles anotados en todos los partidos.

7. Sorteo.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*