Túnez pone a Argelia contra las cuerdas tras ganar el derbi magrebí

Sliti fue uno de los mejores jugadores de Túnez. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Argelia llegará a la última jornada de la fase de grupos de la Copa África como colista y necesitará ganar a Senegal para tener opciones de pasar a las eliminatorias. El equipo de Leekens, uno de los favoritos a alzar el título dado el potencial ofensivo de la plantilla argelina, ha rendido por debajo de las expectativas y solo suma un punto de seis posibles. Tras empatar en el minuto 82 contra Zimbabue, perdió contra Túnez en un duelo muy sentido por la rivalidad entre ambos países. Hizo méritos para adelantarse en el primer tiempo, pero el pésimo arranque de la segunda parte condena a los argelinos a jugárselo todo en la última jornada.

Argelia 1 (Hanni 89′)
Túnez 2 (Mandi pp. 50′, Sliti 66′)

Argelia vs Tunez - Football tactics and formations

El portero tunecino Aymen Mathlouthi se convirtió en el héroe de Las Águilas de Cartago en los primeros compases. Argelia empezó mucho mejor, creando reiteradas oportunidades claras de gol, pero las paradas del arquero tunecino frustraron a los de Leekens. Mathlouthi detuvo con el pie un remate a bocajarro de Slimani a la salida de un córner, desvió por encima del larguero un disparo de falta de Brahimi, evitó el 1-0 de Mahrez con una estirada ágil y repelió un zambombazo de Guedioura desde fuera del área. Túnez, acomplejada y con temor a perder por segunda vez en el torneo, se vio muy superada y solo se desplegó en jugadas a balón parado. Amenazó Khazri con un tiro de falta directo y luego repitió el centrocampista del Sunderland con un córner muy cerrado que puso en problemas a Asselah, portero titular hoy en Argelia por las molestias de M’Bohli.

Con el paso de los minutos Túnz se serenó y empezó a ganar la disputa en la medular, con una buena actuación del mediocentro Ben Amor, trabajador y sacrificado. Apático y pasivo, Nabil Bentaleb pasó desapercibido en Argelia, por lo que poco a poco los atacantes de los Zorros se vieron menos abastecidos. Slimani peleó todos los balones largos y provocó varias faltas de Abdennour, a quien ganó en la mayoría de disputas, pero el juego argelino fue lento y previsible. Sus estrellas no comparecieron.

Ben Amor jugó un buen partido. Foto: MarcadorInt/T. Martínez.
Ben Amor jugó un buen partido. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

El guion cambió por completo en el segundo tiempo. Túnez salió con mucha mayor intensidad y Msakni emergió para marcar las diferencias entre líneas. El mediapunta de Lekhwiya amenazó con un pase al espacio que Ghoulam cortó de forma providencial para evitar un gol cantado y poco después se zafó de la marca de Guedioura para llegar a la línea de fondo y poner un centro envenenado hacia el segundo palo. Mandi desvió el envío del mediapunta tunecino, con la mala fortuna de superar con su toque a Asselah.

Argelia quedó noqueada con el tanto, incapaz de reaccionar al 0-1, y Túnez aprovechó el viento a favor para someter al país vecino. Le benefició un error individual terrible de Ghoulam, pues una jugada a balón parado a favor de Argelia se convirtió en un penalti en contra. En una jugada muy similar a la del Gabón-Burkina Faso del día anterior, un despeje en campo propio derivó en una jugada de enorme peligro, en este caso después de que una cesión de Ghoulam con la cabeza se quedara corta. Khazri recogió el balón y lo trasladó al área, donde el lateral del Nápoles derribó al centrocampista tunecino. Sliti se encargó de transformar el penalti, en una estocada casi definitiva.

Para intentar la remontada Argelia acumuló a un mayor número de atacantes. Leekens sacrificó a Ghezzal y Brahimi, quizás el hombre más activo en tres cuartos, y dio entrada a Hanni y Bounedjah, un delantero de área para buscar los centros laterales. Respondió Túnez reforzando la línea defensiva con un tercer central para repeler el bombardeo anunciado por los argelinos, aunque el sufrimiento no llegó hasta el tiempo de descuento. Hanni recortó la diferencia demasiado tarde, por lo que el arreón de Argelia se vio interrumpido por el pitido final. Ya no le queda margen de error. Su último rival será Senegal. Necesita ganar y que Túnez no puntúe ante Zimbabue.

Kasperczak, seleccionador de Túnez.
Kasperczak, seleccionador de Túnez. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*