La paradoja de Gabón

Foto: La Llama, bajo licencia Creative Commons 2.0.

La Copa África ha puesto de manifiesto una contradicción que está condicionando todos los encuentros de Gabón hasta la fecha. El anfitrión es favorito en su grupo -como cabeza de serie, por la entidad de sus rivales, por el apoyo de su público y porque cuenta con Aubameyang, uno de los mejores jugadores del torneo-, pero no sabe llevar la vitola de equipo teóricamente superior a sus adversarios. Por la tipología de sus futbolistas, Gabón es un equipo que funciona mucho mejor en encuentros en los que cede la iniciativa y busca el contragolpe, días en los que dispone de espacios para correr. Pero la localía y el empuje de su afición le impulsan a buscar lo contrario. Y, además, en la Copa África nadie le está ofreciendo su escenario favorito. Guinea-Bisau en el debut y Burkina Faso en la segunda jornada han evidenciado que, si su contrincante se ordena un poco, el anfitrión sufre muchísimo para mover la pelota a una velocidad decente para activar a Aubameyang, el referente del equipo.

Gabón 1 (Aubameyang 38′)
Burkina Faso 1 (Nakoulma 23′)

Burkina Faso vs Gabon - Football tactics and formations

El inicio del segundo partido fue prometedor, pero el empuje de Gabón apenas duró 10 minutos. El anfitrión salió con muchísima intensidad, alentado por su público, con un juego directo y rápido que intentaba trasladar la pelota a campo rival con la mayor velocidad posible. Mejoró Gabón con la reubicación de sus atacantes, con Evouna y Aubameyang en punta, abriendo a Biyogo Poko a la derecha, Bouanga a la izquierda y sin la presencia de Lemina, lesionado, que venía de jugar un mal encuentro en el debut. Bouanga disparó al larguero en el 5′ y Burkina Faso parecía un rival menor, absolutamente desbordado, pero el abrumador arranque local se diluyó muy pronto. Ayudaron algunos parones, sobre todo la lesión de Pitroipa. La ausencia de uno de los mejores jugadores burkineses calmó el partido, por lo que no terminó siendo una baja tan tramática como se podía esperar aunque mermara las opciones de Burkina Faso a la hora de salir al contragolpe. El problema llegará en futuros partidos, pues la lesión parecía grave.

Pronto el encuentro se empantanó y afloraron los problemas de Gabón con la pelota. Aubameyang no intervenía, desconectado en punta, porque la circulación de balón era demasiado previsible. Ndong desapareció, Tandjigora no entregaba un pase con la tensión y la precisión necesaria y Evouna evidenció unas decepcionantes limitaciones técnicas para un jugador rápido pero con carencias a la hora de domesticar el cuero. Se sintió más cómoda Burkina Faso, que creció gracias al desempeño de su doble pivote. Razak Traoré se descolgó con bastante acierto en la medular, cayendo con inteligencia a la banda izquierda cuando la jugada lo pedía, y Charles Kaboré distribuyó con criterio el esférico. El ex del Olympique de Marsella seguramente responda al perfil de jugador que echa de menos Gabón, con experiencia y poso para organizar a su equipo a partir de sus pases. En una tierra donde no abundan los centrocampistas de toque, quizás Kaboré sea uno de los cinco centrocampistas del continente con más criterio para combinar.

Burkina Faso empató por segunda jornada consecutiva. Foto: Dormiveglia.
Burkina Faso empató por segunda jornada consecutiva. Foto: Dormiveglia.

Burkina Faso golpeó como más le duele a Gabón, con un contraataque. Un córner en contra se convirtió en un despeje y el despeje se transformó en una asistencia de gol para Nakoulma, que aprovechó la falta de contundencia de Obiang para ganarle la carrera al zaguero gabonés con el cuerpo y luego definir ante la salida de Ovono con muchísima clase. Una acción de pura velocidad y fortaleza física del atacante burkinés. El gol obligaba a Gabón a afrontar el peor escenario posible, aquel que le obliga, incluso más, a llevar el peso del partido ante un rival que defiende un marcador favorable. Afortunadamente para el anfitrión, antes del descanso Aubameyang provocó un penalti en la única jugada en la que Gabón pudo correr: el delantero del Dortmund se anticipó a Koffi en un balón largo y se encargó de transformar el lanzamiento desde los once metros, anotando así su segunda diana en la Copa África.

La segunda mitad estuvo condicionada por las interrupciones. Zongo, Tandjigora y Biyogo Poko se retiraron con problemas físicos mientras José Antonio Camacho se secaba el sudor de la frente con su toalla. Bertrand Traoré obligó a Ovono a lucirse con un disparo colocado que desvió un defensa en el minuto 58′ y Bouanga participó en las dos oportunidades más claras de Gabón en la recta final. El gabonés vio cómo Koffi le negaba un gol cantado tras una dejada de Aubameyang y pocos minutos después puso un centro preciso para Angoué, que cabeceó fuera. El extremo perteneciente al Lorient, cedido al Tours esta temporada, está asumiendo la responsabilidad en el torneo, por delante de futbolistas que militan en ligas de mayor nivel. A sus 22 años, Bouanga debutó con la selección en el duelo inaugural contra Guinea-Bisau, donde fue uno de los mejores de su equipo, y fue elegido el MVP del encuentro contra Burkina Faso. Descarado y con personalidad para pedir la pelota ante la adversidad, a día de hoy Bouanga parece el único hombre capaz de eliminar a rivales mediante el regate y el único socio potencial para Aubameyang, que se encuentra aislado en ataque. En la última jornada, Gabón necesitará ganar a Camerún para asegurar el pase a la fase eliminatoria sin mirar de reojo lo que ocurra en el otro partido del grupo. Si supera la primera fase, quizás Gabón se convierta en un equipo mucho más peligroso, con menos presión y más oportunidades para ceder la pelota y contragolpear. Mientras no llegue este momento, le tocará sufrir, con una plantilla joven que de momento se ha visto algo superada por las circunstancias. Salvo Ovono y uno de los porteros suplentes, ningún jugador de la convocatoria supera los 29 años.

Aubameyang Borussia Dortmund Gabon Focus
Aubameyang tiene en Bouanga un socio inesperado. Foto: Focus Images Ltd.
Foto: La Llama, bajo licencia Creative Commons 2.0.

Related posts

Deja un comentario

*