Corona salva el primer puesto para México

Mexico Foto:Francisco Carbajal

Rotó Juan Carlos Osorio a varios de sus hombres de cara al partido ante Venezuela, decisivo por el primer puesto. Inicialmente, se quedaron fuera jugadores como Chicharito, Márquez, Layún o Corona, aunque el Tecatito no tardaría mucho en saltar al césped: la lesión de Javier Aquino a los 18 minutos le permitió jugar la mayor parte del encuentro, el cual igualó en una espectacular jugada individual a falta de 10 minutos. Arrancó desde la izquierda, dejó atrás a varios jugadores venezolanos, regateando dentro del área a los dos centrales, y definió de manera potente ante Dani Hernández. El Tecatito jugó un partido irregular, pero si México va a evitar, en principio, a Argentina en cuartos, es gracias a él.

México no tuvo un partido ni mucho menos cómodo. Venezuela empezó muy impulsiva, consiguiendo quitarle la pelota al tri y encontrando el gol cuando tan solo habían pasado 10 minutos. Guerra colgó al segundo palo, Christian Santos cabeceó al primer poste y Sema Velázquez marcó con un gran remate de volea. Después del gol, Venezuela decidió entregarle la pelota a México y se defendió bien, con las líneas juntas y vigilando muy de cerca a los centrocampistas mexicanos. Además, el equipo de Rafael Dudamel tenía siempre recursos con balón: Rincón volvió a distribuir la pelota de manera impecable, Peñaranda aceleraba o frenaba según las exigencias del partido y Del Valle se mostraba como una amenaza por su velocidad y desborde. El partido estuvo siempre disputadísimo porque ambos equipos tenían la intención de complicar las recepciones rivales para recuperar la pelota y salir al ataque.

En un partido en el que el centro del campo mexicano no pudo imponerse, fue destacable la clarividencia de Héctor Moreno, otra vez brillantísimo ofreciendo salida con cambios de orientación o conducciones. Guardado y Herrera estuvieron atados por el bloque venezolano y Jesús Molina ni apareció. Hirving Lozano intentó desatascar el partido con sus arrancadas desde banda derecha, al contrario de donde había jugado en los dos primeros encuentros. Su mejor acción vino en una diagonal desde la banda, culminada con un zurdazo tras hacer la pared con Oribe Peralta. Por el lado izquierdo, Torres Nilo se prodigó algo más que el otro lateral, Paul Aguilar, aunque ninguno de sus centros generó ocasiones de gol. México podría haber empatado el partido al límite del primer tiempo, pero el árbitro no señaló una clara mano dentro del área de Wilker Ángel.

Layún entró en el descanso por Torres Nilo y marcó clamorosamente la diferencia. Esta vez, el jugador del Oporto ocupó el lateral izquierdo, su ubicación habitual en el conjunto portugués, y puso en bastantes problemas a Venezuela con sus arrancadas por banda. Hasta el momento, Venezuela vivía bastante tranquila por ese lado y Alexander González se lució más de una vez con el balón en los pies, mostrando gran técnica y aplomo ante la presión mexicana. Layún pisó área en la primera oportunidad clara de México en el segundo tiempo, llegando esta vez por la derecha y asistiendo para Oribe Peralta, que no llegó a rematar tras forcejear con Wilker Ángel. Posteriormente, Layún probó un par de disparos desde la frontal, uno a romper y el otro a colocar, detenidos ambos por Dani Hernández. El portero venezolano se lució unos minutos después con una doble intervención espectacular ante los remates de Diego Reyes y Héctor Moreno.

México no encontraba el gol del empate y daba sensación de estar algo desquiciado. La vinotinto generó problemas al contragolpe, con la inteligencia del jugador del Granada y las apariciones de Alejandro Guerra, menos presente que en partidos anteriores pero dejando igualmente detalles de su calidad. Venezuela pudo poner el 0-2 y la sentencia al grupo en una gran oportunidad de Josef Martínez, que definió sin fuerza tras una sensacional asistencia de Peñaranda. Venezuela dejó vivo al equipo de Osorio, que metió en último lugar a Chicharito por un superadísimo Molina. Eso sí, quien encontró el gol del empate fue el Tecatito Corona con su maravillosa acción individual. De esta forma, el tri retuvo el primer puesto del grupo y espera rival, que saldrá de la jornada de esta noche. Lo mismo para Venezuela, que está siendo una de las sorpresas más gratas de esta Copa América. De Argentina, Chile y Panamá saldrán dos rivales para las mejores selecciones del Grupo C.

Uruguay se despide con una victoria

Uruguay y Jamaica se jugaban el orgullo, que no es poco, pero ambas selecciones ya estaban eliminadas de la Copa América Centenario al haber perdido sus respectivos encuentros ante México y Venezuela. En el atardecer californiano de Santa Clara logró La Celeste maquillar su insatisfactoria participación en el torneo. Los charrúas se impusieron por un cómodo 3-0 al combinado jamaicano y evitaron así terminar últimos en su grupo. Óscar Tabárez alineó a Abel Hernández y éste respondió con un gol. El futbolista del Hull City es el único delantero de Uruguay que ha visto puerta en esta Copa América, pues ni Diego Rolán ni Christhian Stuani consiguieron marcar y tampoco lo logró Edinson Cavani.

El nueve del Paris Saint-Germain fue el único de los hombres de arriba que jugó los 270 minutos, pero aun así no pudo sumar ninguna diana. Ante Jamaica lo intentó sin cesar, mas sin éxito. Uruguay echó de menos a Luis Suárez, que finalmente no disputó ningún solo partido. Quien asistió a Hernández en el primer gol fue Nicolás Lodeiro, uno de los jugadores más activos del partido. También fue clave en el 2-0, ya que un centro del de Boca propició el gol en propia puerta de Watson. Mathías Corujo entró desde el banquillo a falta de diez minutos para el final y fue el encargado de marcar el tercer y último tanto. Jamaica no pudo hacer frente a Uruguay y se marchó del torneo siendo la última selección del Grupo C y sin goles a favor.

Foto de portada: Francisco Carbajal

Related posts

Deja un comentario

*