En busca de un título inédito

Klinsmann - Bobby Melok

Solo han alcanzado las semifinales de la Copa América una vez en su historia, así que una de las dos selecciones igualará su mejor registro esta madrugada. Tanto Ecuador como Estados Unidos tienen ante sí una oportunidad para reivindicarse ante todo el continente. Los de Quinteros porque afrontan la Copa América en uno de sus mejores momentos en los últimos tiempos, tras un inicio fantástico en las eliminatorias de clasificación para el Mundial de 2018, por lo que una buena actuación en esta competición reforzaría todavía más la confianza de un combinado muy peligroso en los flancos. Además, cuando alcanzaron las semifinales en 1993 lo hicieron bajo la condición de anfitrión. Sería este el caso ahora de Estados Unidos, que ha ido de menos a más a medida que ha avanzado el torneo. Con un Klinsmann discutidísimo por sus decisiones al frente de la selección, alcanzar las semifinales aliviaría los ánimos. A pesar de naufragar el primer día contra Colombia, el técnico alemán no cambió a ninguno de sus 11 titulares, sino que los ordenó de forma diferente sobre el césped. Sin embargo, para los cuartos de final estará obligado a sustituir al sancionado Yedlin. Michael Orozco apunta a titular en el lateral derecho en el anfitrión.

Tendrá una papeleta difícil Orozco, que presumiblemente se medirá a Jefferson Montero. El del Swansea seguramente sea el futbolista más desequilibrante de la selección ecuatoriana, a la par con Enner Valencia. Cuando se enfunda la camiseta de su selección, Montero se convierte en un jugador muy peligroso para las zagas rivales. Pide el balón siempre y si encara en situación de uno contra uno tiene todas las de ganar. Estados Unidos requerirá de las ayudas de Bedoya para contener al extremo ecuatoriano, con salida hacia dentro para disparar y combinar o hacia fuera para centrar. En el perfil opuesto, Luis Antonio Valencia está cuajando un buen torneo. Quizás no es tan explosivo, pero está regateando con acierto y ha puesto varios centros muy precisos a lo largo de la Copa América. El portentoso Jaime Ayoví y el escurridizo Enner Valencia intentarán rematarlos al fondo de la red ante la oposición de John Brooks, central estadounidense que está completando una Copa descomunal, por jerarquía y nivel defensivo. En el debut ante Bacca sufrió, así que le toca demostrar otra vez su valía ante un punta que exige tanto en movimientos de ruptura como en caídas en banda y apoyos en corto.

Estados Unidos no deberá preocuparse, a priori, por Miller Bolaños, que se pierde el encuentro por lesión aunque podría llegar a jugar unas eventuales semifinales. Su principal objetivo, sin embargo, debe ser poner en apuros a la defensa de Ecuador. La zaga de los de Quinteros no ha transmitido demasiada seguridad cuando se la ha exprimido, incluso frente al débil ataque de Haití. Si Dempsey se mueve mucho entre líneas para sacar a los centrales de su zona de confort, es posible que se produzcan desajustes defensivos en Ecuador. Para ello también es clave que Bradley participe en la base de la jugada y mueva el balón con fluidez. Por otra parte, Alexander Domínguez tampoco se ha mostrado dominante en su área a la hora de atajar centros laterales.

No son dos equipos redondos, ni se prevé que uno de los dos someta al otro mediante la posesión porque ambos pueden gozar de fases con el balón o golpear al contragolpe. En el que seguramente sea el duelo más igualado de los cuartos de final junto al México-Chile, los aficionados desplazados a Seattle, una de las ciudades con mayor pasión por el soccer en el país, disfrutarán de un espectáculo a la altura de una Copa América tan imprevisible que se ha cobrado como víctimas a Uruguay y Brasil en la primera fase. “Ojalá corone a un campeón inédito”, pensarán ecuatorianos y estadounidenses.

Alineaciones probables Estados Unidos-Ecuador (03:30)

Estados Unidos vs Ecuador - Football tactics and formations

Foto de portada: Bobby Melok.

Related posts

Deja un comentario

*