Ospina saca pecho

Ospina - Colombia - Focus

Colombia se colgó el bronce de la Copa América Centenario ante Estados Unidos en un choque con alternativas en el que afloraron carencias ya observadas a lo largo del torneo: si el cuadro cafetero tiene serias dificultades para controlar el juego, independientemente del resultado, la brecha que separa al conjunto dirigido por Jürgen Klinsmann de las principales potencias sudamericanas continúa siendo demasiado grande.

Más allá de cualquier análisis global, el partido por el tercer y cuarto puesto volvió a enfrentar a Clint Dempsey y a David Ospina en un duelo que de nuevo se resolvió a favor del guardameta del Arsenal, sin duda uno de los grandes protagonistas de la Copa. Suplente en el equipo inglés, donde difícilmente desbancará del once titular a una leyenda de la Premier League como Peter Cech, a Ospina el torneo le ha servido para aumentar su cartel y reivindicarse como un portero de plenas garantías. Quizá deba plantearse buscar fuera de Londres la confianza que siempre recibe en Colombia, puesto que en el mes de agosto cumplirá 28 años y no parece procedente desperdiciar los mejores años de su carrera sentado en el banquillo junto a Arsène Wenger.

También estarán más que satisfechos en el Arsenal, ya que parece evidente que el mercado actual garantiza embolsarse una plusvalía por la venta del arquero, si finalmente ésta llega a producirse. El medellinense aterrizó en Londres procedente del Niza durante el verano de 2014 por una cantidad superior a los 3 millones de libras y su valor actual no se ha visto resentido por la falta de minutos durante la presente temporada.

Un año más el lucrativo fútbol turco llama a sus puertas y ahora su entorno y él deben decidir qué es lo más conveniente. Una cosa sí está clara: tiene la sartén por el mango porque sus actuaciones no han dejado indiferente a nadie que haya seguido con atención esta Copa.

Al término del encuentro, Ospina también se llevó los halagos de José Pekerman, seleccionador colombiano, quien destacó el trabajo de Medina, el de James con Bacca y el desempeño de David bajo palos como lo más positivo del choque ante Estados Unidos. A mayores, el técnico argentino reflexionó sobre el margen de mejora del combinado nacional antes de engancharse de nuevo a las eliminatorias que dan acceso al Mundial de Rusia 2018: “Tenemos que lograr el equilibrio entre laterales y volantes mixtos, tenemos que crecer porque todavía nos falta”.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*