Copa de Campeones: 11 ideal de eliminados en cuartos

DSC_9299

La primera jornada de la Copa de Campeones Juvenil nos dejó muchos jugadores destacados, y algunos de ellos ya no los volveremos a ver al caer eliminados. Por esos jugadores que merecieron seguir adelante y no pudieron, hemos hecho el 11 ideal de los que ya se vuelven a casa.

mi alineacion

Joseph Ondoa (Barça). Quizás el portero que más paradas decisivas hizo en la primera jornada de la Copa. Imponente en el uno contra uno, demostró muchos reflejos y agilidad. Mantuvo a su equipo en el partido hasta el final.

Aguirre (Athletic Club). Entró al campo en el minuto 45 y fue uno de los causantes del dominio vasco en el segundo tiempo. Dio salida a su equipo por la derecha y no paró de desdoblarse y combinar con Unai López y Jurgi Oteo.

Galass (Atlético de Madrid). Central de físico portentoso y mucho carácter. Asumió todo el peso en la salida de balón de su equipo, ya fuese con conducciones o con desplazamientos de balón. Cometió algún error con balón pero siempre corregía gracias a su físico y su buen nivel técnico. En los últimos minutos se sumó al ataque en varias ocasiones en busca del gol del empate.

Unai (Athletic Club). Al igual que Aguirre, entró desde el banquillo tras el descanso y fue uno de los causantes de la mejoría de los leones. Sí, un central cambió el partido e hizo que su equipo pasase a dominar. Al Athletic le costaba crear desde atrás y encontró en su zurda una forma de salir en largo y en corto. Además, resolvió sin problemas todo el peligro que le llegó.

Borja París (Atlético de Madrid). Se mostró como un lateral de mucho recorrido y gran nivel técnico. Casi todo el peligro del Atlético llegó por su banda gracias a sus subidas y sus asociaciones con Samuel Villa.

Unai López (Athletic Club). Dominó el centro del campo de su equipo desde el minuto uno hasta el 90. Partiendo como interior derecho, bajó a recibir, combinó con sus compañeros, regateó… Una pena no volver a verlo más en esta Copa.

Benjamín (Atlético de Madrid). Formó como mediocentro único en el 4-1-4-1 de su equipo. Se ofreció constantemente para dar salida a la pelota, y recuperó muchos balones gracias a su físico y su buena colocación. En la segunda parte se soltó más en ataque y llegó al área varias veces con peligro, cuando se equipo estaba volcado en busca del empate. Terminó siendo sustituido por Luis Milla, hijo del ex-futbolista de mismo nombre.

Jurgi Oteo (Athletic Club). Actuó por banda de derecha todo el partido, y fue por su lado por donde llegó todo el peligro. Muy profundo sin balón, encaró a su lateral y lo superó varias veces, tanto por dentro como por fuera, buscando el centro y el disparo.

Samuel Villa (Atlético de Madrid). Quizás el jugador más descarado y habilidoso de todos los que participaron en los cuartos de final. Empezó por la banda derecha, después pasó a la izquierda, y terminó por el centro. Intervino mucho en todo momento, asociándose con sus compañeros y quitándose rivales de encima gracias a su técnica y agilidad.

Raúl de Tomás (Real Madrid). Empezó el partido como hombre más adelantado de su equipo, escorándose siempre a la izquierda, pero tras el descanso pasó a jugar en banda derecha. Estrelló un balón en larguero en un libre directo, marcó un penalti, y sacó un gran centro en un gol anulado en la segunda mitad. El público la tomó con él por su gran parecido a Cristiano Ronaldo, tanto en las formas como en el físico.

Jony (Atlético de Madrid). No pudo intervenir demasiado y sin embargo dejó claro por qué está considerado como uno de los mejores delanteros de la categoría. Bajó a buscar el balón cuando su equipo lo pasaba mal en la primera parte, participando siempre con acierto, y en la segunda parte, en la que jugó tirado a la banda izquierda, pegó un derechazo al larguero después de una gran jugada individual.

 

Related posts

Deja un comentario

*