Mis once mejores

DSC_9459

Terminada la Copa de Campeones Juvenil, podemos hacer un 11 ideal con los mejores jugadores del torneo posición por posición. Difícil que el once no esté repleto de jugadores del Sevilla FC, ya que en un torneo tan corto uno se tiene que quedar con los futbolistas que han disputado más partidos. A estos he elegido yo:

mi alineacion

 

 

José Antonio (Sevilla FC). En una Copa en la que no destacaron ni los porteros ni las grandes paradas, el hispalense se mostró como el más seguro y sobrio. Es un arquero muy corpulento, lo que aprovecha para imponerse en el juego aéreo.

Mode (Sevilla FC). Al igual que Mato, el otro lateral del Sevilla, firmó un gran encuentro en semifinales y repitió en la final tras haber pasado casi desapercibido en los cuartos. Se trata de un lateral muy profundo que se incorpora constantemente al ataque y además tiene un buen nivel técnico. Puso un gran centro a Carlos en el segundo gol de la final.

Juanlu (Sevilla FC). Capitán del Sevilla en todos los partidos por la suplencia de Beto, formó con Garrido la mejor pareja de centrales del torneo y se convirtieron en el principal punto fuerte de su equipo. Es muy alto y corpulento, lo que le ayuda a ser muy difícil de superar por arriba. Además, no es nada lento.

Garrido (Sevilla FC). Quizás menos formado físicamente que Juanlu, pero también más ágil y técnico. Muy bien en la anticipación, en las coberturas a su lateral, y en la salida de balón.

Samu (RC Celta de Vigo). Realizó un despliegue inmenso en cuartos frente al Real Madrid, y lo repitió en semis ante el Villarreal. Tanto esfuerzo lo acabó pagando y su entrenador prefirió darle tan solo 30 minutos en la final. Es muy intenso en defensa y además se incorpora con frecuencia y acierto.

Borja Fernández (RC Celta de Vigo). Completó dos partidos muy buenos ante Real Madrid y Villarreal en la recuperación, y sin complicarse a la hora de soltar el balón. En la final, en cambio, su equipo tuvo que llevar el peso del partido y él no paró de ofrecerse, de combinar, y de quitarse rivales de encima gracias a sus conducciones.

Borja Lasso (Sevilla FC). Empezó la Copa jugando escorado a la banda derecha, y no brilló demasiado. En cambio, se convirtió en el eje de su equipo cuando Agustín López decidió centrarlo al doble pivote y completó unas semis y una final de notable. Tiene un nivel técnico muy alto y ha demostrado saber leer muy bien el juego, lanzando y pausando las jugadas según lo que pidiese el partido.

Pavón (Sevilla FC). Al igual que Lasso, comenzó el torneo jugando en una posición distinta (segundo delantero), y empezó a brillar más cuando su entrenador decidió reubicarlo. Ante la UD Las Palmas no se cansó de desbordar por la derecha e hizo un gol. En la final repitió marcando, esta vez de penalti, y completó un encuentro muy destacado en labores defensivas.

Pipo (UD Las Palmas). En los cuartos de final fue uno de los principales responsables de que su equipo diese la sorpresa venciendo al FC Barcelona, gracias a su gol y su participación prácticamente en todas las jugadas de ataque de los canarios. En las semifinales completó una gran primera parte, en la que generó la jugada del gol tras quitarse de encima a tres sevillistas. En los siguientes 45 minutos el Sevilla supo taparle bien, y su equipo tuvo entonces muchos problemas para generar.

Santi Mina (RC Celta de Vigo). No ha conseguido ganar el torneo, pero sí el título de ser el jugador más temible de la categoría a día de hoy. Ha terminado como máximo goleador con cuatro goles, y marcando en todos los partidos. Es un extremo muy potente y con mucha técnica capaz de desequilibrar en cualquier situación.

Carlos (Sevilla FC). Delantero zurdo, espigado, que apenas necesita tener contacto con el balón para hacer gol. Sabe moverse muy bien en el área y si le llega el balón no suele fallar. Marcó un tanto en cada partido de su equipo. Nacido en 1996, es además el más joven de este 11 ideal, y uno de los jugadores más jóvenes del torneo.

Related posts

Deja un comentario

*