De Miura al gol de Tamada: la fascinación nipona por Brasil

Kazu Miura (Foto: norio nakayama)

La fascinación por el fútbol brasileño en Japón se remonta a los tiempos en los que el balón empezó a ver salir el sol en algún lugar de Honshu. Kazu Miura se convirtió en el modelo a seguir de toda una generación que lo idolatró por su valentía de marcharse al otro lado del mundo, siendo un adolescente, para perseguir su sueño de jugar a fútbol de manera profesional. Miura se salía de la norma, de lo establecido, de ese camino recto que todo el mundo sigue y nadie discute. La elección de Miura era uno de los primeros goles al Japón de toda la vida: el Japón puramente marcado por su insularidad, por su percepción de un mundo que iba de Hokkaido a Kyushu y poco más. Kazu Miura fue un héroe.

 

Kazu Miura (Foto: norio nakayama)
Kazu Miura (Foto: norio nakayama)

Era 1982 y Miura tenía quince años. Sólo cuatro después, en 1986, firmó su primer contrato profesional con el Santos. Con el club de Pelé. Su historia fue como llevar a la vida real el sueño de Tsubasa Oozora -aquí conocido como Oliver Atton-, el protagonista del manga de Yoishi Takahashi que empezó a publicarse en Japón en 1981. A Tsubasa empezó a entrenarlo Roberto, que, cómo no, era brasileño. Y no es casual tampoco que el primer equipo profesional extranjero por el que acabó fichando Tsubasa fuera… el Sao Paulo.

A nadie puede sorprender, pues, que cuando se creó oficialmente la J-League, en 1993, los esfuerzos de los inversores se centraran en contratar estrellas mediáticas brasileñas. Internacionales como Zico, Dunga, Bismarck o Jorginho llegaron a Japón para promocionar el campeonato recién estrenado. Zico, trece años más tarde, dirigiría a la selección nipona en el Mundial de Alemania.

Cada partido contra Brasil se recuerda durante años. El empate a dos en la Copa Confederaciones de 2005 fue celebrado por todo lo alto, pese a que los nipones necesitaban ganar y se quedaron a un solo gol de eliminar a la canarinha. Un año después, también en Alemania, el partido se volvió a jugar: esta vez en un Mundial. Me parece poco probable que el fútbol nipón haya gritado un gol con más intensidad que el que consiguió Keiji Tamada a los 34 minutos de aquel duelo de la primera fase disputado en Dortmund y que adelantaba a su selección ante el todopoderoso conjunto sudamericano. El sueño duró poco más de diez minutos: hasta que Ronaldo Luis Nazario da Lima empató en la última jugada del primer tiempo. El encuentro acabó 4-1. Pero dio igual; lo que quedó para siempre fue el “fuimos ganándole a Brasil en un Mundial durante doce minutos”.

Mañana vuelve a ser día grande. Japón y Brasil se miden en el duelo inaugural de la Copa Confederaciones 2013 en Brasilia y de nuevo los shinkansen (trenes bala) irán más vacíos que de costumbre. Nadie querrá perdérselo, por mucho que el 4-0 en el amistoso del pasado mes de octubre en Wroclaw (con doblete de Neymar y un gol de Kaká) tenga absolutamente desanimados a los seguidores del equipo de Zaccheroni. Keisuke Honda y Shinji Kagawa, ya auténticos ídolos de masas en el país, alcanzarían una fama de dimensiones legendarias si mañana consiguieran vencer, por fin, a la fascinante verdeamarelha.

Related posts

3 comments

Siempre he pensado que el nombre de Honda es Kisuke y no Keisuke. Tampoco Shunsuke (por Nakamura, el ex del Celtic), sino Syusuke o Shusuke. Pero no estoy nada seguro. Vengo aquí a pedir ayuda y el explicar los motivos de mi sorpresa.

Soy muy aficionado al manga, el comic japonés, y conozco varios personajes llamados Kisuke (Urahara de Bleach es el más famoso) y otros Syusuke o Shusuke (Fuji de Prince of Tennis o Amagai, también de Bleach, por ejemplo).

Creo que Shunsuke es correcto, aunque pueda parecer que no. El nombre en kanji de Nakamura (¿Shunsuke?) es 俊輔, mientras que el de otros Syuusuke o Shuske es 繍助 (Syusuke Amagai) o 周助 (Syusuke Fuji).

También el nombre de Honda, ¿KEisuke?, es 圭佑 en japonés, que es diferente del de Urahara KIsuke 喜助…¡pero también de otro KEisuke, con e, reconocido, el director de cine Keisuke Kinoshita 惠介!

Se agradecería que algún experto en japonés nos sacase de dudas.

PD: Recordar que en japonés se dice en primer lugar el apellido y en segundo el nombre: allí se conocerá a Honda como Honda Kisuke, no Kisuke Onda.

Bueno, yo voy a aportar mi granito de arena aunque no sea ningún experto en japonés (en absoluto). Lo estudié un año y medio y por lo menos de la pronunciación (vivo obsesionado con las pronunciaciones) puedo decir algo.

En primer lugar, en japonés, si vemos algo escrito (o transcrito en este caso) de una manera, se pronuncia de esa manera. No tiene historias "raras" (para nosotros) y es un idioma digamos cómodo para pronunciar para los hispanohablantes (los angloparlantes se las ven negras, imagínense).

Lo único que indicaría y que hay que tener en cuenta en japonés es que cuando vemos una "ei", esta se puede pronunciar como una "e" larga. En este caso sería Keesuke Honda ("h" sonora, por supuesto). La profesora que tuve en la universidad nos dijo que lo hiciéramos así, pero luego ves otras pronunciaciones y hablas con otra gente (saludos a Meiko) y dicen claramente "Keisuke". Debe ser cosa de los numerosos dialectos que tienen, alguien lo sabrá mejor que yo. Otro ejemplo que todos conocemos es "sensei", que he escuchado tanto "sensee" como "sensei". Así que ambas formas se pueden considerar válidas.

La otra cosa a tener en cuenta es la "u". La "u" japonesa no es como la española (todo lo demás es más más que menos similar al español). La "u" japonesa no llega a ser una "u" francesa, los labios no se ponen redondeados, en plan morritos, es como más cerrada y cuando va en mitad de algunas palabras es casi imperceptible. Por ejemplo en Shunsuke Nakamura. La segunda "u" de Shunsuke casi ni la notas. Así que, como decía al principio, la "u" japonesa es la vocal más alejada del castellano. O la única diferente a las nuestras.

Bueno, que me enrollo mucho. Salvo que se me olvide algo, esta es una guía rapidísima de pronunciación en japonés, que por fortuna es un idioma sin demasiadas historias para nosotros en cuanto a la fonología.

Ahora que va a empezar el partido me acuerdo de que, y añado que, la "z" en japonés no es lógicamente como en castellano, sino parecido a una "s" sonora (como en italiano, vamos) y que la "y" es una "i", no una "ll". La "w" tiene un poco de miga también, pero bueno.

Deja un comentario

*