El apéndice

Italia y Uruguay en el último precedente entre ambas selecciones (Foto: soccerfoto)

Un encuentro por el tercer puesto para decidir qué equipo gana la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos tiene toda la lógica del mundo. Otro para decidir el tercer clasificado de un Mundial o de una Copa Confederaciones, sobre todo en el segundo caso, pues no tanta. Esta tarde, a las 18:00, Uruguay e Italia se enfrentarán en ese partido que nadie quiere jugar, ya que sólo lo disputan aquellos que han rozado la final con la yema de los dedos.

Después de competir hasta el último suspiro en su semifinal, este partido no le hace demasiada ilusión a nadie. Lo más probable es que ambas selecciones jueguen con un once algo alternativo, para que participen futbolistas menos habituales, aunque Uruguay ya aprovechó el partido contra Tahití para rotar.

Por su parte, Italia estuvo incluso más cerca de la final de Maracaná, ya que sólo una tanda de penaltis -otra perdida ante España, cinco años más tarde, quién lo diría hace no tanto tiempo- evitó la reedición del duelo contra Brasil de la primera fase del campeonato. La semifinal también ha pasado factura en el aspecto físico: Pirlo, Marchisio y Barzagli se suman a Balotelli y Abate en la lista de lesionados y, además, De Rossi, Gilardino y Chiellini serán duda hasta última hora.

Pese a caer con orgullo en semifinales, este partido por el tercer puesto no deja de ser amargo, especialmente para el que pierda y se despida con dos derrotas consecutivas. Sin embargo, las prioridades para Italia y Uruguay son otras: todavía deben asegurarse volver a jugar en Brasil dentro de un año. Aun así, Italia no quiere marcharse del país brasileño sin dedicarle al menos un triunfo a Stefano Borgonovo.

Italia y Uruguay en el último precedente entre ambas selecciones (Foto: soccerfoto)
Italia y Uruguay en el último precedente entre ambas selecciones. (Foto: soccerfoto)

Deja un comentario

*