Nantes quedó atrás

Vicente del Bosque

España y Nigeria se vuelven a ver las caras 15 años después. El último choque entre ambas selecciones es recordado con dulzura por los africanos. Fue el 14 de junio de 1998, en el primer partido de la Fase de Grupos del Mundial de Francia 1998. En Nantes. Esa derrota inesperada de la España de Clemente (2-3) dejó KO a un equipo que se veía superior ante la que acabaría siendo campeona del grupo. El posterior empate ante Paraguay (0-0) impidió que la goleada por 6-1 ante Bulgaria en la última fecha sirviese para avanzar de ronda. La España de 2013, la de Vicente del Bosque, llega a la última jornada de la Copa Confederaciones con la clasificación a Semifinales a tiro de piedra. Y es Nigeria la que se la juega en esta ocasión.

Precisamente, ese 6-1 era hasta el pasado jueves la mayor goleada de España en un torneo oficial organizado por FIFA o UEFA. España consiguió con el 10-0 ante Tahití su tercera mayor goleada histórica y su mejor resultado en este tipo de competiciones. Nunca nadie había ganado por más de 9 goles de diferencia en un torneo FIFA. El récord de 9 lo tenían Hungría (9-0 a la República de Corea en el Mundial de Suiza 1954 y 10-1 a El Salvador en el Mundial de España 1982) y Yugoslavia (9-0 a Zaire en el Mundial de la RFA 1974). Con su segundo tiempo ante los francopolinesios, puramente ofensivo, España dio continuidad a las buenas sensaciones percibidas ante Uruguay el primer día pese a la entidad del rival.

Ahora solo tiene que cerrar su clasificación. El hecho de que se mire el goal average general en el hipotético empate a 6 puntos (en caso de victorias nigerianas y uruguayas) hace que hasta perdiendo por un estrecho margen de goles España pueda pasar. Pero por lo visto en el torneo, Nigeria tiene que demostrar muchas cosas para poder sacarle algo a la vigente campeona del mundo. España tendrá a una Italia deseosa de venganza tras lo de Kiev como rival en Semifinales si sale campeona del grupo. Si por goal average fuese adelantada por otra de las combatientes, se las vería en Semifinales ante la anfitriona Brasil, campeona del grupo A tras su victoria por 2-4 ante la azzurra.

El seleccionador español, Vicente del Bosque, confirmó el once inicial ante Nigeria. Foto: Universidad Europea de Madrid

“Haremos un cambio en el arco, jugará Víctor Valdés. Y en el resto, prácticamente van a jugar los mismos que lo hicieron el primer día”, comentaba Vicente del Bosque en la rueda de prensa previa. Si el “prácticamente” no tiene trascendencia, los diez jugadores de campo que tan buen primera parte cuajaron ante Uruguay repetirían dispuestos en una especie 4-3-3 con ‘9’ puro en el que Fàbregas tiene libertad máxima para moverse por la frontal y cambiarse de banda con Pedro. Fernando Torres y David Villa saldrían de la formación inicial pese a sus goles ante Tahití y volvería Roberto Soldado. Desde que se conoció el calendario prácticamente quedó definida la intención de Del Bosque de utilizar a todos los miembros de la expedición de 23 en la Copa siempre que se ganase el primer choque ante Uruguay. Así fue, y con los minutos Navas ante Tahití solo Víctor Valdés quedaba por debutar en esta Copa Confederaciones.

Teóricamente, el centro del campo español buscará dominar como hizo ante La Celeste: teniendo posesiones largas, fluidas y útiles para la búsqueda del gol. Además, Nigeria es un rival con alguna similitud a Uruguay en estilo de juego, pues ambas no son muy dadas a dominar la posesión sino a ceder la iniciativa para poder contragolpear. Stephen Keshi llega al partido con la lesión confirmada del hombre más destacado ante Tahití, el extremo rossonero Nnamdi Oduamadi. El técnico nigeriano no dio pistas en sala de prensa sobre el once inicial. Se esperan las entradas de Michel Babatunde y Sunday Mba en el clásico 4-3-3 que a priori no registraría más cambios.

“Todo es posible. Dependerá de cuánto deseo tengas en ti, cuánto lo quieras y cuánta suerte tengas. No cuestiono el compromiso o la lealtad de los chicos”, aseveraba Keshi sobre las opciones de victoria nigeriana ante España. Reconoció la motivación y las ganas que tienen él y su plantilla de que el salvadoreño Joel Aguilar pite el comienzo del choque. A diferencia del verano de 1998, hasta hoy se ha dudado sobre el equipo nigeriano por su imagen ante Tahití y por su impotencia en ciertas fases ante Uruguay. Nada de España. Han cambiado mucho las cosas. Nantes quedó atrás.

1 comments

Deja un comentario

*