Sin ‘9’ y con ‘9’

(Foto: Ferminius)

De nueves va la cosa. Del ‘9’ que se ha caído de la escuadra de Cesare Prandelli y del dilema que puede -quizás su decisión esté tomada desde hace días y no tenga tal dilema- afrontar Vicente del Bosque en esa posición. Unos tanto y otros tan poco. Unos, en este caso Italia, tan poco en el puesto de ‘9’, entre otros motivos, porque Prandelli prescindió de Antonio Di Natale (114 goles anotados en las últimas cuatro temporadas) en la lista de convocados para la Copa Confederaciones, si bien advirtió de que acudirá al Mundial de 2014 si lo merece. ¿Con la campaña que ha realizado en el Udinese no merecía ir a la Confederaciones o cómo es esto? El problema de Italia no es que se haya lesionado Mario Balotelli, que también, sino haber viajado a Brasil con tan solo dos delanteros centro: Balotelli y Gilardino. O bien este último o bien gente como Diamanti o El Shaarawy tendrán que actuar este jueves como referencia ofensiva.

En España también se habla del delantero centro, pero por otros motivos, básicamente dos: el buen momento de forma de Fernando Torres y las dudas sobre el estado físico tanto de Cesc Fábregas como de Roberto Soldado, a quien el seleccionador prácticamente descartó en el día previo a la semifinal. El centrocampista del Barça fue el ‘9’ titular, o falso ‘9’, como lo prefieran, en los dos enfrentamientos ante Italia en la pasada Eurocopa. Así lo razonaba Vicente del Bosque esta semana en declaraciones al diario ‘As’: “Planteamos un partido un poco en función de Pirlo, que era el que generaba y creaba todo el juego de Italia. Se echaba muy atrás, cerca de los centrales, y nos interesaba que Cesc estuviera pendiente de él”.

Cesc vuelve a opositar a ser titular ante Italia -su idilio con los España vs Italia comenzó con el penalti de la Euro 2008-, ya sea como delantero o mediapunta, si su lesión muscular se lo permite. Si se recupera a tiempo, el abanico de opciones que se le presenta a Del Bosque a la hora de elegir al último integrante del once inicial pasa principalmente por Torres -Cesc, mediapunta- o Silva -Cesc, delantero-, dejando alguna pequeña posibilidad a Javi Martínez o David Villa. Explicaba este lunes Torres en Radio Marca su visión del debate sobre el ‘9’ y el falso ‘9’: “Dependiendo de los espacios que pueda dejar el rival atrás, puedes jugar con gente más vertical. Ante equipos que se encierran más, quizás necesitas elaborar más el juego y atraer a los jugadores hacia fuera”.

No parece que Italia, en las actuales circunstancias, con Pirlo entre algodones y con las dudas que se han multiplicado recientemente en el seno de la selección azzurra, vaya a poder discutirle la posesión de balón a España. Lo problemático para Prandelli no será ese elemento, sino el hecho de no poder contar con la rapidez y verticalidad de Balotelli. ¿En qué quedará entonces el plan de Italia? ¿Balón en largo a Gilardino y que lo proteja de espaldas a la espera de que se incorporen Marchisio, De Rossi y compañía? Parece insuficiente. Y parece que hace un año los problemas en la delantera española eran múltiples (Torres no atravesaba sus mejores días, Villa estaba lesionado, Soldado no iba convocado), mientras que la italiana (Balotelli-Cassano) brillaba en Polonia y Ucrania. Las cosas han cambiado.

* Radio Marca ha adelantado esta mañana la alineación de España, de la cual se ha caído finalmente Cesc al arrastrar todavía molestias musculares: Casillas; Arbeloa, Piqué, Ramos, Alba; Busquets; Xavi, Iniesta, Silva, Pedro; Torres.

Foto de portada: Ferminius

 

Italiaspain11

Related posts

Deja un comentario

*