Top-5 de MI de la final de la Copa Confederaciones

(Foto: Football4friendship)

Terminó la Copa Confederaciones con la contundente victoria de Brasil ante España en Maracaná (3-0). Como consecuencia del abultado resultado, el Top-5 de la última jornada del torneo está formado sólo por futbolistas del equipo de Scolari.

5º David Luiz (Brasil, Chelsea, 1987)

Martín Castiñeira: A menudo se complica demasiado y tiende al error tonto, pero sus condiciones son las de un jugador como el que se ha visto hoy. Impecable en cada cruce, asumió responsabilidad en la salida de balón y además salvó el 1-1 bajo palos.

Tomàs Martínez: Su final fue extraordinaria y tuvo su momento cumbre en el balón que sacó a Pedro bajo palos. Estuvo concentrado en todo momento, anticipando y recuperando como en sus mejores días.

4º Fred (Brasil, Fluminense, 1983)

Axel Torres: Marcó dos goles y le ganó la partida constantemente a la pareja de centrales que, no lo olvidemos, nos parecía la mejor del mundo hace dos días. Y probablemente lo sea. Ahí está el mérito.

Sergio Santomé: Sale casi a un gol por partido desde la llegada de Scolari al banquillo, así que algo tendrá Fred para que sus cifras sean de este calibre en los últimos meses. Y ese repertorio ha vuelto a quedar demostrado en la gran final de Maracaná: pelea como el que más, es intenso, va a los espacios, se asocia bien, es generoso y a la vez define de forma notable.

Martín Castiñeira: Marcó dos goles de tres ocasiones que tuvo y además ganó prácticamente todos los duelos que tuvo con los defensas españoles. Llegaba a la Confederaciones como quizás el jugador más discutido y se va con un sobresaliente.

David Fernández: Criticadísimo antes de la Copa y en sus inicios, acabó de reivindicarse de forma definitiva en la Final ante España. No solo por el gol tras 2 minutos, que cambia el guion del partido pese al fallo defensivo rival, sino por los movimientos hacia la zona del ‘10’ para ofrecerse, por sus giros tras recibir y por el apoyo al equipo en fase defensiva, cumpliendo como primer hombre de los sistemas de presión y buscando el robo y la contra.

Tomàs Martínez: Ha anotado sus cuatro goles en los últimos tres partidos del campeonato. Es difícil superar su “puntualidad”: marcó en los primeros minutos de cada mitad.

3º Paulinho (Brasil, Corinthians, 1988)

Axel Torres: Su energía se comió a España. Su energía, su ímpetu, su todocampismo, su intensidad. Es un jugadorazo brutal.

Sergio Santomé: Pocos jugadores salen más revalorizados de este campeonato que Paulinho. Ante el rival más duro y ante adversarios de la talla de Busquets, Iniesta o Xavi, volvió a brillar con luz propia la figura del aún jugador del Corinthians. Más le vale al Tottenham haberlo atado de verdad antes de la Confederaciones, porque en caso contrario más equipos llamarán ahora a la puerta de este box-to-box.

Martín Castiñeira: Su presión en el centro del campo destrozó a España. Recuperó una inmensidad de balones y cuando la tuvo la jugó rápido y con criterio. Es un centrocampista impresionante.

David Fernández: Su “trabajo oculto”, siempre presente. Fue fundamental su trabajo y su ayuda al mediocentro posicional, algo en lo que sobresale pese a ser el teórico interior del equipo. Recuperaba los pocos balones y frenó a los pocos rivales que se le escaparon a Luiz Gustavo, y además tras eso lanzaba al equipo al ataque. Completó la anulación de los centrocampistas y hombres de tres cuartos de España.

Tomàs Martínez: Dominó el centro del campo junto a Luiz Gustavo. No se cansó de recuperar balones e iniciar ataques. Ha cuajado un torneo sensacional.

2º/1º (=) Neymar (Brasil, FC Barcelona, 1992)

Axel Torres: Su golazo hundió casi definitivamente a España. Generó desequilibrio con la pelota y sin la pelota -su arrastre en el 3-0 fue excelente-. Jugó para el equipo.

Sergio Santomé: Señalado desde hace varios años como el líder de toda una generación de futbolistas brasileños. Su aproximación al Mundial no podía ser mejor: MVP de la Copa Confederaciones y viendo portería en casi todos los partidos. Ha deslumbrado al mundo entero durante estos quince días y más concretamente en la final. No jugó escorado en la banda izquierda como en otras ocasiones, sino que disfrutó de absoluta libertad. E hizo suyo el partido. No hubo manera de que la zaga española le detuviese.

Martín Castiñeira: Abusón.

David Fernández: Partió desde la izquierda y tras el 3-0 jugó toda la segunda parte con libertad. En un sitio y en otro, generó desequilibrios constantes con cada recepción, cada desmarque y cada movimiento sin balón. Cierra su enorme Copa Confederaciones con otro gran gol y provocando la expulsión de Piqué.

Tomàs Martínez: Volvió a aparecer en los momentos decisivos. Anotó el segundo gol justo antes del descanso, dejó pasar el balón con inteligencia en la jugada del 3-0 y castigó a España al contraataque.

2º/1º (=) Luiz Gustavo (Brasil, Bayern München, 1987)

Axel Torres: Xavi e Iniesta no tuvieron ningún peso y él fue, junto a Paulinho, el gran responsable. Robó una cantidad de balones monumental.

Sergio Santomé: El buen rendimiento de Luiz Gustavo en escenarios de gran magnitud vuelve a quedar demostrado. Con su club, por ejemplo, brilló hace un año en el Santiago Bernabéu. Ahora le ha tocado destacar en Maracaná con su selección. Tremenda agilidad y capacidad para robar balones en el centro del campo.

Martín Castiñeira: Cuando España conseguía superar a Paulinho, aparecía él. Su lectura del juego es maravillosa. Siempre está bien colocado para el robo y además cuando le llega el balón juega fácil y no la pierde.

David Fernández: Su labor incontestable en el centro del campo empieza a explicar la victoria brasileña. Estuvo impecable en el robo, barriendo todos los balones susceptibles de ser peligrosos para la zaga, siempre se colocó bien y se ofreció con frecuencia para la salida de balón. Clave para la anulación completa de Pedro, Xavi, Iniesta y Mata.

Tomàs Martínez: Importantísimo durante la primera mitad, cuando Brasil marcó la diferencia. Estuvo encima de Iniesta y minimizó su influencia en el partido. El futbolista del Bayern cortó muchísimos balones, se dio todo un festín.

(Foto de portada: Football4friendship)

Related posts

Deja un comentario

*