Top-5 de MI el día 2 de la Copa Confederaciones

iniesta

En esta segunda noche de Copa Confederaciones hemos podido disfrutar de la trabajada victoria de Italia ante México y de una grandísima primera parte de España ante Uruguay. Especialmente esto último ha sido lo más llamativo para el equipo de MI, que define este segundo top5 del torneo:

5. Sergio Busquets (España, FC Barcelona, 1988)

Axel Torres: Que Cavani y Suárez no intervinieran no fue tanto mérito de los centrales que debían controlarlos sino del gran dominio de partido que tuvo España. En este sentido, quizá el máximo responsable fue Busquets, que no echó de menos la ayuda de Alonso y contó con el apoyo permanente de Xavi en la salida. Actuación silenciosa, pero de alto nivel.

4. Giorgio Chiellini (Italia, Juventus, 1984)

Tomàs Martínez: Fue clave en la victoria de Italia pese a que México no inquietó demasiado. Mandó en su área y se anticipó a menudo lejos de ella.

David Fernández: Exhibió una gran sobriedad defensiva y un control total de todas las situaciones de peligro generadas por Hernández y dos Santos. También ayudó a un Barzagli que no tuvo un buen día.

3. Andrea Pirlo (Italia, Juventus, 1979)

Sergio Santomé: Es el termómetro de su selección: cuanto mejor juega Pirlo mejor lo hace Italia. Golazo de falta en su encuentro número 100 con la azzurra.

Tomàs Martínez: Chicharito buscó incomodarle y le persiguió durante casi todo el partido, pero el juventino ni se inmutó. Se apartó un poco para no estorbar cuando su equipo iniciaba el juego, pero después se ofrecía y repartía juego, en corto y en largo. Además, marcó un golazo de falta en su aparición número 100 con la azzurra.

David Fernández: Es la elegancia hecha futbolista. Esto no es nuevo, ni sorprende a estas alturas, pero se lo volvió a recordar al mundo con el 1-0, golazo de falta, y con el recital de pases de calidad y precisos casi sin mirar al receptor. Control, gobierno y gestión magistral del centro del campo; una vez más y por centésima vez con la Nazionale.

2. Cesc Fàbregas (España, FC Barcelona, 1987)

Axel Torres: Alejado del “run-run” en el que ha vivido instalado en Barcelona en los últimos meses, la sensación es que hoy se ha divertido jugando por primera vez en bastante tiempo. Su posición indefinida enloqueció a Uruguay, que no sabía muy bien si esperarlo partiendo desde fuera o cercano a la media punta. Se asoció constantemente con gente que habla su mismo lenguaje y dio la gran asistencia del partido en el gol de Soldado.

Sergio Santomé: Protagonista durante el último año de múltiples debates sobre el ‘9’ o el falso ‘9’, pero Fàbregas agradece jugar unos metros por detrás y Uruguay no encontró respuesta a la inspiradísima primera mitad de Cesc.

Tomàs Martínez: Otro de los mejores de España en el debut. Jugó con total libertad y recibió constantemente a la espalda de los centrocampistas uruguayos. Hizo muchísimo daño al conjunto de Tabárez y disputó uno de sus mejores partidos en meses.

David Fernández: Partiendo desde un costado, estuvo constantemente activo recibiendo y dando continuidad a la jugada en cualquier punto de los tres cuartos de campo y la frontal del área uruguaya. Fue un recurso complementario a Pedro y Soldado tremendamente efectivo. Estuvo completamente liberado al no ser referente ofensivo. Asistió de forma genial en el 2-0.

1. Andrés Iniesta (España, FC Barcelona, 1984)

Axel Torres: Sublime. Excelso. Brillante en todo lo que hizo. Con una confianza y una conciencia de saberse el líder futbolístico de este equipo. Se atreve a todo. Juega por donde quiere y trasciende en todas las zonas del campo contrario. Su maniobra en el inicio del 2-0 fue para ponerse a gritar de placer, pero como esa tuvo bastantes a lo largo del partido.

Sergio Santomé: Elegido Man of the Match por la FIFA. No fue un partido más de Iniesta, fue uno de los mejores –si nos referimos a la primera parte– que ha jugado en bastante tiempo.

Tomàs Martínez: Un escándalo. Su primera mitad está al alcance de muy pocos futbolistas. Mandó en el centro del campo y combinó constantemente con Pedro y Cesc. A partir de ahí nació casi todo el fútbol de España en la primera mitad. Sensacional.

David Fernández: Sublime partido. Fue el encargado de la generación de prácticamente todas las jugadas de ataque de España, activando a Pedro y Fàbregas en sus demarcaciones justo por delante de él. Pero no activándolos como cualquiera, sino como la estrella mundial que es. A ello se le suma los apoyos a Busquets y Xavi en el inicio, las llegadas de segunda línea, los regates y las acciones de profundidad. Soberbio.

 

Foto de portada: Ferminius

2 comments

Estoy en desacuerdo con el tercer puesto de Pirlo. A mi entender tuvo mayor incidencia individual en el triunfo italiano que Fábregas, que aprovechó a un flojísimo marcador de punta como Pereira para generar desequilibrio e incluso que Iniesta que, más allá de haber jugado un extraordinario primer tiempo es la pieza desequilibrante de una maquina de control del balón. Pirlo generó a Italia soluciones que no encuentra colectivamente en un ámbito mucho menos sencillo que el que aprovecharon Fábregas e Iniesta. Pirlo fue el gestor de juego de Italia y el responsable de la velocidad del partido. Sólo se ausenta en un ámbito donde no debería tener intervención: el defensivo. Ahí Italia sufrirá mucho si no encuentra la solución al control de la espalda de Pirlo que normalmente no estuvo cubierta en el juego de hoy y un México timorato no supo aprovechar.

Lógicamente el fútbol es materia opinable y es mi modesta visión de la jornada.

Yo hubiera mencionado a Arbeloa en el número 5 en lugar de Busquets. Fue fundamental en la presión, insuperable las pocas veces que se vio enfrentado en el 1 para 1 y encima aportó en ataque.

Deja un comentario

*