Portugal avanza a semifinales como primera clasificada del Grupo A

Manager Fenando Santos of Portugal during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France.
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
25/06/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-FEI-160626-5083.jpg

Portugal venció con solvencia a Nueva Zelanda en un choque en el que la selección lusa demostró el porqué de su teórico favoritismo sobre el combinado kiwi. Sin apretar el acelerador ni exigirse el máximo en ningún tramo del encuentro, los hombres de Fernando Santos anotaron dos goles en la recta final del primer tiempo y calcaron ese mismo desenlace en la segunda mitad, instantes después de que los All Whites diesen un paso al frente en busca del tanto del honor. El triunfo por 4-0 mete a Portugal en semifinales como primera clasificada del Grupo A, el objetivo marcado antes de arrancar esta cita en Rusia. La sanción de Pepe, suspendido por acumulación de cartulinas amarillas, y los problemas físicos arrastrados por Cedric, Bernardo Silva, Guerreiro o Rui Patricio son los principales quebraderos de cabeza a afrontar por el cuerpo técnico del equipo ibérico en la previa de la disputa de la penúltima ronda de la Copa Confederaciones 2017.

Nueva Zelanda 0
Portugal 4 (Cristiano Ronaldo 33′, Bernardo Silva 37′, André Silva 80′, Nani 90’+1)

Portugal vs Nueva Zelanda - Football tactics and formations

Fernando Santos introdujo cinco novedades respecto al once que había vencido a Rusia (1-0) en la segunda jornada –Semedo, Eliseu, Danilo, Moutinho y Quaresma–, pero mantuvo a Cristiano Ronaldo en punta, como pareja de André Silva. El entrenador de Lisboa decidió alinear a su estrella y no le dio descanso hasta mediada la segunda mitad, con el partido completamente controlado y el pase a semifinales garantizado. Ronaldo, de nuevo omnipresente en el área, abriría la lata desde el punto de penalti. Antes, Danilo Pereira había sido agarrado de manera ostentosa por Smith y Doyle cuando se disponía a rematar un servicio de Quaresma desde la esquina.

El 1-0 resquebrajó a una selección kiwi tan voluntariosa como desacertada en defensa. Boxall, Smith y Durante se emplearon con dureza frente a los delanteros lusos y Doyle e Ingham no lograron sobreponerse a los constantes dos contra uno en banda de Quaresma-Eliseu y Bernardo Silva-Semedo. Portugal desbloquearía el partido siendo profunda por ambos costados, dándole protagonismo y galones en ataque a sus dos laterales. Así llegaría el segundo tanto a las puertas del descanso: Quaresma le surtió un balón medido a Eliseu y el futbolista del Benfica colocó un centro al punto de penalti que Bernardo Silva remató al fondo de la red antes de doblar su tobillo derecho en el apoyo posterior al golpeo con la pierna izquierda –como consecuencia de la dura entrada a ras de suelo de uno de los defensas neozelandeses–.

Pepe of Portugal during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-160626-0018.jpg
Pepe se perderá el partido de semifinales por acumulación de cartulinas amarillas (Foto: EXPA Pictures/Focus Images Ltd).

Nueva Zelanda careció de orden defensivo y lo fió todo al acierto de Marinovic bajo palos, su mejor futbolista en el encuentro disputado en San Petersburgo. Tan solo los reflejos del guardameta kiwi salvaron de una goleada todavía mayor a los futbolistas de Anthony Hudson, que únicamente pisaron el área de Rui Patricio cuando Portugal bajó varios escalones su nivel de intensidad. Las pequeñas desconexiones sin la pelota del equipo luso son uno de los asuntos que deberá corregir Fernando Santos si el actual campeón de Europa aspira a levantar el título en Rusia, pues han sido la tónica habitual en las primeras tres jornadas de la competición y, sin Pepe en semifinales, a buen seguro podrían agudizarse. Pese a que los neozelandeses intentaban estirarse a través del juego directo y también de los balones colgados al área por Tuiloma desde la línea de banda, su desacierto en los últimos metros impidió presenciar un final de partido con un poco más de picante. Cuando la verticalidad de Barbarouses amenazaba con comprometer la portería a cero lusa apareció André Silva para poner tierra de por medio en una contra dirigida por él mismo propiciada por una recuperación de Quaresma en la medular.

Nani anotaría el cuarto y último gol cuando Nueva Zelanda ya se encontraba totalmente partida. Para amargura de los oceánicos, viajaron a la Copa Confederaciones con la esperanza de mostrar un mayor nivel competitivo y, pese a que le complicaron la vida a México, acabaron siendo presa de sus endémicas carencias: escaso talento defensivo, enormes problemas para generar fútbol en la medular, serias dificultades para conservar la posesión de la pelota ante rivales bien plantados y nulo desborde en tres cuartos para poner en ventaja a sus delanteros. El fútbol plano de los All Whites continúa siendo un caramelo para selecciones bien trabajadas como la portuguesa.

El punta neozelandés Chris Wood, en una imagen de archivo (Foto: Focus Images Ltd).
El punta neozelandés Chris Wood, en una imagen de archivo (Foto: Focus Images Ltd).
Foto de portada: Fernando Santos, técnico de Portugal. Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*