Once ideal de la Copa Libertadores 2015

Libertadores Belo Horizonte - Clube Atlético Mineiro

Se terminó la Copa Libertadores 2015 tras 138 partidos, 342 goles y la consagración de River Plate como nuevo campeón. Fue un torneo vibrante, con igualdad máxima en la mayoría de partidos y la aparición, como siempre, de equipos, entrenadores y jugadores que habrá que seguir muy de cerca a partir de ahora. Entre todo ello, este ha sido el once ideal de la competición para MI:

11 ideal Libertadores 2015

Alfredo Aguilar. Guaraní. Portero. 1988.

En su tercera temporada como titular bajo la portería aurinegra, se ha consolidado como uno de los porteros más interesantes del continente y es ya un fijo para Ramón Díaz en las convocatorias de Paraguay. En todas las eliminatorias, sus reflejos bajo palos y valentía en las salidas fueron determinantes, brillando sobremanera en Arena Corinthians (octavos) y el Cilindro (cuartos). Principal responsable junto a Santander de que Guaraní llegara hasta semifinales.

Luis de la Cruz. Guraní. Lateral derecho. 1991.

No se llevó el titular en ninguno de los partidos 10 partidos que jugó, pero como carrilero diestro -Jubero apostó casi siempre por una defensa de tres centrales- aportó claridad en la salida y se convirtió en una pieza ofensiva importante, sobre todo como local, gracias a sus incorporaciones y buenos centros desde el costado.

Jonathan Maidana. River Plate. Central. 1985.

Sin duda alguna, el defensor de la Copa. Calleri y Osvaldo en octavos, Damião en cuartos, Santander en semis y Gignac en la final. Todos ellos sucumbieron ante el central de Adrogué. Implacable por arriba, duro e intenso al choque y siempre bien posicionado, ha liderado la retaguardia de un River que solo encajó dos goles en las eliminatorias. Vive el mejor momento de su carrera y muchos lo piden incluso para la selección.

Ramiro Funes Mori. River Plate. Central 1991.

Es desordenado, impulsivo y muy dado por naturaleza al error de bulto, pero con Gallardo se ha disparado su confianza y así ha conseguido que sus virtudes -sobre todo físicas- sobresalgan por encima de los defectos. Por arriba lo gana todo, tanto en defensa como en ataque, y su velocidad al corte es muy valiosa para River cuando adelanta la línea. Forma junto a Maidana una de las defensas más poderosas del continente.

Leonel Vangioni. River Plate. Lateral zurdo. 1987.

Es el defensa más creativo de River y por su banda, la izquierda, suelen arrancar la mayoría de ataques millonarios. Elegante en la conducción y con un gran golpeo, en la mismísima final demostró su calidad generando y asistiendo en el 1-0. Además, es aplicado y difícil de superar en defensa, aunque a menudo se le acuse de exceso de agresividad.

D'Alessandro Internacional PA - emelec El Cabezón lideró a Inter PA hasta semifinales. Foto: Agencia Andes. 

Andrés D’Alessandro. Internacional. Mediapunta. 1981.

Tardó en llegarle la madurez y en Europa decepcionó tras lo mucho que había insinuado en River, pero ha sido en Brasil donde se ha asentado como uno de los grandes dieces del continente. Siete cursos acumula ya en Porto Alegre, donde ha ganado una Libertadores, una Sudamericana y seis Gaúchos. Con 34 años, hizo todo lo posible por revalidar el título de 201o, llevando siempre el peso de su equipo y anotando cuatro goles gracias a su preciso golpeo. Solo Tigres logró frenarle en la vuelta de semifinales.

Carlos Sánchez. River Plate. Interior. 1984.

Seguramente ha sido el jugador que ha mantenido un rendimiento más constante desde que Gallardo es el técnico de River y en esta Libertadores lo volvió a demostrar. Tanto pegado a la banda derecha como en posiciones más interiores, siempre genera ventajas para su equipo con sus buenos toques entre líneas y es un llegador nato que aparece en las noches importantes: le marcó a Boca en octavos, abrió el marcador ante Cruzeiro en cuartos y anotó el 2-0 en la final.

Guido Pizarro. Tigres UANL. Mediocentro. 1990.

Todo lo bueno de Tigres a nivel táctico y organizativo surgió a partir de su figura. Siempre por delante de la defensa y como mediocentro puro, fue clave tanto dando salida de balón desde atrás como aguantando la posición y permitiendo de Arévalo Ríos o Dueñas se incorporaran al ataque. Su capacidad para estar siempre bien colocado y tocar fácil no ha pasado desapercibida para el fútbol europeo y algunos clubes importantes como Sporting CP ya han preguntado por él.

Valdívia. Internacional. Mediapunta. 1994.

El mayor talento ofensivo surgido en esta Copa. Empezó como suplente, ejerciendo de revulsivo para Internacional, pero terminó convertido en la principal figura junto a D’Alessandro. De nivel técnico notable, suele arrancar por la izquierda para moverse después hacia dentro y marcar diferencias con su desborde y disparo a puerta. Anotó cinco goles pese a ser titular solo en cuatro ocasiones.

Rafael Sóbis. Tigres UANL Delantero 1985.

Llegó a México como fichaje estrella el pasado mes de enero y ha estado incluso por encima de las expectativas. No necesitó tiempo de adaptación para asumir un papel principal y diferencial como segundo delantero del equipo de Ferretti. Primero acompañó a Guerrón, con el que formó una gran pareja durante la fase de grupos, y después a Gignac. Participó directamente en ocho goles, anotando cuatro y asistiendo en otros cuatro.

Federico Santander. Guaraní. Delantero. 1991.

Cada partido suyo se transformó en una pequeña heroicidad. Muy solo en punto al formar parte de un equipo principalmente defensivo, dio siempre salida a Guaraní al exhibir un sobresaliente juego de espaldas y aguantar la pelota hasta que sus compañeros llegaban a la zona de tres cuartos. Anotó seis goles, siendo superado solo por Gustavo Bou y Guido Carrillo, y se ganó el traspaso a Europa: ya está jugando en el FC Copenhague.

XI suplente: Nahuel Guzmán; Gabriel Mercado, Julio Cáceres, Hugo Ayala, Geferson; Leo Ponzio, Elias; Miller Bolaños, Julián Benítez; Gustavo Bou y Rodrigo Mora.

Foto de portada: Clube Atlético Mineiro.

Related posts

Deja un comentario

*