Lo esperado

Tigres UANL - Hefebreo

Es una final tan ansiada que se notó desde el principio. Tigres UANL quiere un título que su país nunca ha ganado y River Plate busca levantar una Copa Libertadores que se le resiste desde hace casi dos décadas. Todo esto aumenta las ganas de vencer, pero sobre todo el miedo a perder, así que el partido se convirtió en lo esperado por la mayoría: Marcelo Gallardo cedió la posesión y esperó atrás, bien ordenado, y el Tuca Ferretti aceptó el plan pero tampoco se volvió loco para buscar el gol que lo pusiera en ventaja.

El técnico brasileño, con Javier Aquino lesionado y los internacionales de vuelta tras la Copa de Oro, realizó tres sustituciones con respecto a la semifinal: Hugo Ayala regresó al centro de la zaga después de cumplir sanción; Torres Nilo, convocado con México, recuperó su puesto de lateral zurdo; y el experimentado Damián Álvarez fue el encargado de suplir la baja del ex del Rayo. Por su parte, el Muñeco despejó la única duda de su once decidiéndose por Tabaré Viudez para el costado zurdo.

tigres river Formaciones iniciales. Grafismo: sharemytactics.com.

Analizando quiénes fueron los jugadores más destacados de cada equipo, se entiende ya qué tipo de encuentro abrió la final. En los locales, Guido Pizarro fue el encargado de sacar la pelota jugada desde atrás y volvió a mostrar que es uno de los medio centros más ordenados e interesantes de América a día de hoy -suena ya para equipos europeos como Sporting CP-. En los visitantes, el eje central formado por Maidana-Funes Mori y Ponzio-Kranevitter se hizo fuerte una vez más y mantuvo el peligro lejos de la meta de Barovero. En los partidos grandes, ese cuadrado se ha convertido en absolutamente clave para Gallardo y en México se demostró una vez.

Aunque el Muñeco diseñó un sistema de ayudas continuas para tapar el juego de Tigres por bandas, fue ahí donde se generó el poco peligro de la noche, pues por dentro ni Rafael Sóbis ni Arévalo Ríos consiguieron recibir con regularidad. Ambos extremos, veloces y habilidosos, se repartieron el protagonismo al principio y al final de la noche: Jürguen Damm arrancó complicando a Vangioni y puso el centro de la mejor ocasión del partido -cabezazo de Sóbis en el 18′- y Damián Álvarez terminó acosando a un Mercado que se perderá el choque de vuelta por acumulación. Gignac, metido en el primer tiempo pero desapercibido en el segundo, perdió la batalla ante Maidana, que por tercera semana consecutiva fue el mejor jugador millonario sobre el césped e impidió que el francés finalizara en el área lo que sus compañeros habían construido en los costados.

El cancherismo de River, siempre muy intenso, se impuso en el primer envite al talento ofensivo de Tigres. Por localía e historia, el favoritismo vuela ahora hacia Buenos Aires, pero allí los argentinos tendrán que arriesgar más y abrirse, algo que también beneficia a los mexicanos. Por ahora, la final va por el camino esperado.

Barovero River Plate - Luca Herrera Barovero tuvo poco trabajo pero lo resolvió con seguridad. Foto: Luca Herrera.
Foto de portada: Hefebreo.

Related posts

Deja un comentario

*