Angulo desencadenado

Jose Angulo Independiente del Valle - Agencia Andes

A menudo parece torpe, tosco e impreciso. Incluso molesta verlo controlar balones de espaldas o en espacios reducidos, pues la pelota rebota contra su cuerpo y sale disparada varios metros. No es fino ni virtuoso, pero cuando recibe con un par de metros para correr se convierte en una amenaza más que seria. Con 21 años, José Angulo suma ya seis goles en su primera participación en Copa Libertadores y es uno de los principales responsables de que Independiente del Valle haya llegado hasta las semifinales y vaya a viajar a La Bombonera con ventaja en el marcador. De físico privilegiado, juega cada minuto con un nivel máximo de ímpetu e intensidad.

Seguido por varios clubes europeos, incluida la familia Pozzo, Angulo anotó esta vez el 2-1 definitivo con una maniobra técnica notable y sorprendente: se picó la pelota entre Cata Díaz e Insaurralde para quedarse solo ante Orión y fusilarlo. Porque es así como define siempre: rompiendo la pelota ante el portero.

 Pablo Pérez había abierto el marcador con un gran gol. Foto: GettyImages.

Aunque terminó mal, la noche había empezado para Boca Juniors de la mejor manera posible. Prácticamente en su primera llegada, los argentinos encontraron el ansiado tanto de visitante en una precisa combinación entre Pablo Pérez y Fernando Zuqui que finalizó el ex del Málaga. Sin Peruzzi, lesionado, Barros Schelotto optó esta vez por mandar a Jara al lateral derecho y fue el joven Cubas el que formó como mediocentro.

Por conformismo, la altura o el nivel del rival, lo cierto es que desde el 0-1 el xeneize se dedicó a defender y esperar la contra, algo que nunca le funcionó: ni defendió bien ni supo aprovechar los espacios, pues se encontró con un Carlos Tevez muy desacertado.

De menos a más, Independiente del Valle fue poco a poco imponiendo su juego habitual como local, abriendo mucho el campo con los extremos Bryan Cabezas y Julio Angulo y encontrando entre líneas a su hombre más talentoso: Junior Sornoza. Precisamente el ’10’ fue el que tuvo la opción más clara de empatar en la primera mitad, pero su remate desde el punto de penalti se marchó fuera por muy poco cuando ya se cantaba el gol.

Tras el descanso, siguió insistiendo el cuadro local y a la hora de juego encontró el premio aprovechando un resbalón de Jara. El lateral Núñez -de gran partido- la puso desde la derecha y, tras el infortunio de Jara, la pelota le quedó a Cabezas para que batiera a Orión con un gran derechazo.

Con el 1-1 se estiró un poco Boca y pudo anotar el segundo en una gran jugada individual de Tevez, el mejor momento de Carlitos en la noche, pero fueron los ecuatorianos los que encontraron puerta. Cumplido el 75′ y tras otro error de un lateral, esta vez de un Fabra que dejó un balón muerto en tres cuartos por controlar con el pecho, llegó el golazo de Angulo que le dio la vuelta. La Bombonera dictará sentencia.

Foto de portada: Agencia Andes.

Related posts

Deja un comentario

*