El Defensor de Uruguay

2406963070_f597b66391_z

El Defensor Sporting es, por historia, el tercer grande de Uruguay. Con menos nombre y repercusión internacional que Peñarol o Nacional, la escuadra violeta cumplió 100 años el pasado 15 de marzo de 2013. Y se sienten grandes de verdad. Así reza su himno: “Violeta que sos todo corazón – que sos todo corazón – naciste para ser cuadro campeón. Sabrás que la hinchada siempre estará honrando tu color con fuerza y con amor”. Hoy, es el único equipo del país en seguir vivo en la Copa Libertadores de América. Se medirá al boliviano The Strongest en octavos de final de la máxima competición continental de clubes. Se han ganado el derecho a soñar. Con los jóvenes Giorgian De Arrascaeta, Gastón Silva y Felipe Gedoz todo es posible…

Fundado oficialmente en 1913, Defensor ostenta cuatro títulos de campeón de Uruguay (1976, 1987, 1991 y 2007-2008) y suma tres Torneos Apertura (1994, 2007 y 2010) y cuatro Clausuras (1997, 2009, 2012, 2013). Para un extranjero que desconoce en profundidad la realidad futbolística de un país, como es mi caso, su clasificación en la Libertadores supuso un hito. Una forma de seguir situando a Uruguay en el mapa balompédico del mundo. “No es tan así, acá sólo importan dos cuadros. Ya verás”, me comentó un compañero, fiel de Nacional, vía Twitter, cuando me alegré públicamente por poder seguir disfrutando del torneo de una forma tan cercana a nivel geográfico. Tiene razón. Mediáticamente, sólo parecen existir dos clubes. Pero Defensor encierra mucho más.

Defensor Sporting - Flodigrip's world

Sede deportiva de Defensor Sporting. Foto: Flodigrip’s world

Se visten de violeta porque, cuando se fundó, el único color que ningún otro club tenía registrado era ese. Provienen de un equipo de trabajadores de la fábrica de vidrio de Punta Carretas, hoy una zona pudiente, llamado “Defensores de la Huelga” y en su escudo aparece el faro del barrio. Su mayor rivalidad es con el Danubio, fue el primer equipo de América en tener camisetas con números y el 9 de enero de 2008 era el 17º mejor equipo del mundo según la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS).

Ya lo decían los versos de su primer himno, en 1940: “Defensor, victorioso en cien lides, conquistaste el laurel con honor. Hoy las dianas triunfales te aclaman ¡Defensor! ¡Defensor! ¡Defensor!”

Esas últimas tres palabras resuenan con estruendo estos días. Su mayor gesta internacional hasta la fecha llegó hace poco, en lo que se bautizó como “El Bombonerazo”. En la ida de los octavos de final de la Libertadores, Defensor y un imperial Boca Juniors habían empatado a dos. La vuelta parecía asequible para una escuadra argentina que no había perdido en su feudo en seis años. Pero, el 21 de mayo de 2009, saltó la sorpresa. Diego Souza, a los 27 minutos, hizo enmudecer el coliseo bonaerense, acabó con la invencibilidad de su rival ante equipos uruguayos en la competición y entró en la historia con letras de oro. Semanas después caería en cuartos de final contra Estudiantes de la Plata pero el trabajo ya estaba cumplido. De hecho, ése es su techo hasta ahora en el torneo. En 2007 y 2009. Uno de los 8 mejores clubes del continente. Un orgullo máximo para una formación cuyo estadio, el Luis Franzini, cuenta con unos 18.000 asientos.

Las esperanzas de la afición están en una columna vertebral muy joven, donde destaca por encima del resto: Giorgian de Arrascaeta. Aparecido como un ciclón en el pasado Mundial sub-20, donde Uruguay llegó y perdió la final contra la favorita Francia de Alphonse Aréola, Paul Pogba y Geoffrey Kondogbia, el liviano (1.72 m) mediapunta de la Celeste es una de las joyas del país. Hasta el punto de que no sería descabellado que, a sus 19 años, entrara en la lista de Óscar Tabárez para la Copa del Mundo de Brasil. No hay otro jugador de su perfil en todo el combinado nacional. Es fino, decidido, talentoso y con ese algo que caracteriza a los que juegan un peldaño por encima de sus contrincantes. Que marca diferencias cuando se lo propone. No en vano, Defensor ya ha vendido sus derechos al empresario Daniel Fonseca por unos 3,5 millones de dólares, en lo que es la segunda transferencia más alta de la historia de la institución. Su destino, una vez acabe el campeonato, parece el Galatasaray, donde se encontraría con su compatriota Fernando Muslera.

El miércoles, Defensor empezó perdiendo en casa contra la ‘U’ de Chile. Necesitaba sumar para seguir vivo en la competición. ¿Quién apareció? Sí, Giorgian. El diestro inició la jugada y Matías Alonso la culminó. Fiesta en Parque Rodó.

Junto a De Arrascaeta hay otros futbolistas de mucho nivel, inexpertos, con calidad y que marcarán diferencias a corto plazo. Son los Gastón Silva (20 años, defensa), Federico Gino (21, mediocampista) o Felipe Gedoz (20, delantero).

2406963070_f597b66391_z

Taquillas del Estadio Luis Franzini. Foto: Mateus Waechter

Esto se escribió en MI sobre Gastón Silva el 16 de julio de 2013, tras el Mundial sub-20:

“No se ha hablado mucho de ello, pero en esta selección uruguaya subcampeona del mundo han sido titulares en prácticamente todos los partidos hasta cinco jugadores de Defensor Sporting (Silva, Gino Acevedo, Pais, Laxalt y De Arrascaeta). Con 19 años, sus apariciones en la primera plantilla han sido escasas, pero pese a ello llegó a Turquía consolidado como capitán de una selección sub-20 en la que había futbolistas de mayor nombre (Nico López o Gonzalo Bueno, para poner dos ejemplos). La jerarquía le viene por su carácter -seriedad, compañerismo, liderazgo desde la calma y el sentido- y por su trayectoria en las inferiores de Uruguay: ya fue subcampeón del mundo con la sub-17 hace dos años en México (…) Silva es lectura de los tiempos, posicionamiento, colocación, inteligencia táctica, medida de las distancias. Rara vez se equivoca. Es fiable, seguro, un central con el que siempre estarás tranquilo. Su campeonato ha sido sobresaliente”. Los grandes del país y varios equipos de Europa les siguen muy de cerca. Volarán pronto pero, mientras sigan corriendo por los campos de Sudamérica, los aficionados podrán soñar con lo máximo.

Primera parada, Bolivia. La altura y la solidez del The Strongest pondrán a prueba a una generación llamada a grandes cosas. Después, a superar la barrera de cuartos. A ilusionarse. “Juventud, divino tesoro”, dicen.

Defensor Sporting, un club centenario llamado a defender, más que nunca, el honor y orgullo de toda una nación. Todos, al unísono “Gritaremos: ¡Adelante Defensor! Gritaremos: ¡Adelante Defensor!”

Foto de portada: Mateus Waechter

Related posts

1 comments

Muy buen articulo, tengo familiares hinchas de Defensor, igualmente para mi el tercer grande por historia es Wanderers pq tiene los mismos titulos q Defensor (4) y fue el equipo en acabar con la hagemonia de Nacional y Peñarol al ser el primer club pequeño en salir campeon y el primero en clasificar a la Copa Libertadores. Despues hay un dato q no es del todo correcto, Defensor Sporting tiene 25 años ya que es del año 1989, fruto de la fusion entre el club Defensor (futbol y basquet) y Sporting ( club mas exitoso del basquet uruguayo), ojo es solo un apunte disfruto mucho de tus articulos, un abrazo de un uruguayo perdido en La Coruña @NikoBasRoth

Deja un comentario

*