El Monumental volverá a definir el campeón de América

Monumental River Plate - betiel

Cuatro victorias en cuatro partidos. Este es el registro histórico de River en el Monumental en finales de la Copa Libertadores. Igual que en todas las grandes citas que tienen lugar en el estadio de River Plate, los fuegos artificiales, el aliento de la afición y el humo blanco y rojo de las bengalas convertirán el Monumental de Núñez en una caldera. La afición millonaria esperaba este partido desde hacía 19 años, cuando River, con Marcelo Gallardo como jugador y Ramón Díaz como entrenador, ganó su segunda y última Copa Libertadores ante América de Cali (equipo al que ya doblegó para ganar su primera Copa en 1986). El cuadro millonario, además, puede convertirse en el primer equipo que gana Sudamericana y Libertadores de manera consecutiva, un hecho que supondría la cuadratura del círculo del ciclo Gallardo.

HISTORIAL DE PARTIDOS DE LA FINAL DE LA COPA LIBERTADORES EN EL MONUMENTAL:

 

1966*: River Plate 3-2 Peñarol (Ida: PEÑ 2-0 RIV / Desempate: PEÑ 4-2 RIV – Peñarol CAMPEÓN)

1976*: River Plate 2-1 Cruzeiro (Ida: CRU 4-1 RIV / Desempate: CRU 3-2 RIV – Cruzeiro CAMPEÓN)

1986: River Plate 1-0 América de Cali (Ida: AME 1-2 RIV – River CAMPEÓN)

1996: River Plate 2-0 América de Cali (Ida: AME 1-0 RIV – River CAMPEÓN)

 

*Hasta 1982, para ser campeón de la Copa Libertadores, había que ganar los dos partidos de la final o ganar uno y empatar otro. Una victoria de cada equipo, independientemente de los goles marcados (no había gol average), propiciaba la disputa de un partido de desempate.

Tigres llega a la decisión de la Copa Libertadores con un historial que poco tiene que ver con el de River, puesto que esta es su primera final de la Copa en tan sólo cuatro participaciones. El encuentro tendrá lugar en un estadio que los mexicanos ya pisaron hace justo cinco meses, con ocasión de la segunda jornada de la fase de grupos. En ese encuentro sacaron un 1-1, resultado que esta noche llevaría la final a la prórroga, debido a que el gol de visitante no vale doble en la final de la Copa Libertadores. Con los grandes fichajes que ha hecho, Tigres ha cambiado bastante desde aquel partido hasta hoy, sobre todo en el frente de ataque. Guerrón, Damián y Dueñas, importantes en la parte inicial de la competición, han cedido su puesto a Gignac, Aquino y Damm respectivamente. Además, Tigres recuperó para la defensa a su capitán Juninho tras 7 meses parado, después de que este saliese de una rotura en el tendón de Aquiles de la pierna izquierda.

TIG antes y después

A la izquierda, once de Tigres v River en la jornada 2 de fase de grupos. A la derecha, once probable para esta noche. Infografía: Sharemytactics.

En River, además de la mejora en el juego y el cambio de sistema, hay también numerosas diferencias en cuanto a los jugadores que actuaron en el encuentro de hace cinco meses y a los que serán hoy titulares. Al igual que en Tigres, los principales cambios están de medio campo en adelante, con las marchas de Ariel Rojas y Teo Gutiérrez, además de la pérdida de la titularidad por parte de Leonardo Pisculichi. Las varias bajas por lesión y sanción de cara a la vuelta de la final también contribuyen a la importante diferencia entre un once y otro.

RIV antes y después

A la izquierda, once de River v Tigres en la jornada 2 de la fase de grupos. A la derecha, once confirmado para esta noche. Infografía: Sharemytactics.

En cuanto a la final en sí, el partido de ida fue muy igualado. Si bien es cierto que Tigres tuvo más acercamientos, River jugó y se defendió con tranquilidad, de tal forma que Guido Pizarro, mediocentro de Tigres, acusó al equipo de Gallardo de salir sólo a defenderse en Monterrey en las horas previas a la vuelta de la final. En Monterrey, el ataque mexicano no brilló tanto como, por ejemplo, en la vuelta de semis contra Internacional. Jürgen Damm sí apareció frecuentemente con sus centros y su desborde, pero Gignac jugó muy pasado de rosca, Sóbis no tuvo demasiado peso y Damián Álvarez fue insistente, pero no pudo superar a Mercado en el duelo particular.

El equipo de Marcelo Gallardo no tuvo casi llegadas peligrosas, pero otra vez demostró su capacidad de adaptación a diferentes contextos. En un partido en el que Tigres debía salir a por todas, espoleado por lo histórico del momento y por su afición, River consiguió frenar durante la mayor parte del encuentro al equipo del Tuca Ferretti. Maidana volvió a estar inconmensurable y Vangioni, a pesar de tener amarilla desde los primeros minutos, sostuvo bastante bien las internadas de Jürgen Damm y las llegadas de Israel Jiménez. Barovero fue el mejor de River, respondiendo con gran seguridad a cada centro y cada disparo.

Guido Pizarro: “Tenemos que estar atentos durante los primeros minutos, porque ellos van a querer ir hacia delante, así que la idea es ir creciendo con el transcurso de los minutos y hacer nuestro juego”.

 

Egidio Arévalo Ríos: “Esperemos ganar la Copa Libertadores por el bien de nuestra gente, de nuestro club, de todo México y de paso darles una alegría a los hinchas de Boca -Arévalo Ríos simpatiza con Boca y ha dicho varias veces en público que quiere jugar allí-. La presión la tiene River, por ser local y porque dicen sentirse campeones”.

De cara a esta noche, River va a sufrir algunos cambios importantes en su once, que ya fue confirmado por el ‘Muñeco’ Gallardo en la rueda de prensa previa al partido. Camilo Mayada, que no ha sido titular en ningún gran partido desde que llegó a River Plate, será quien sustituya al sancionado Gabriel Mercado, puesto que Emmanuel Mammana (reemplazo habitual de Mercado) está lesionado. Quien tampoco estará en el once por lesión será Rodrigo Mora, quizá el mejor jugador de River en 2015. Le sustituirá Fernando Cavenaghi (112 goles en 221 partidos con la camiseta millonaria), toda una institución en River por ser canterano y haber estado en las buenas y en las malas. Cavegol será titular por primera vez en una final de Copa Libertadores y llega en un gran momento de forma, pues ha marcado 5 goles en los últimos dos partidos de liga.

Cavenaghi River Plate - Juani Serra

Cavenaghi, todo un mito de River, será titular en una final de Copa Libertadores. Foto: Juani Serra

En el ataque, la otra modificación que realizará Marcelo Gallardo será la entrada de Nico Bertolo por Tabaré Viudez. El uruguayo, sustituido por lesión al descanso de la ida, pasó desapercibido en Monterrey. Bertolo le reemplazó y dio más verticalidad a River con rápidas arrancadas por el flanco izquierdo. Y, por si fueran pocas las bajas de River sobre el césped, River tendrá otra en la banda: Marcelo Gallardo fue expulsado en México y tendrá que ver el partido desde la tribuna. Los asistentes Matías Biscay y Hernán Buján serán los encargados de dar las órdenes desde el área técnica.

Marcelo Gallardo: “El partido se puede presentar de muchas maneras, pero nuestra intención de proponer no va a cambiar. No es la primera final que jugamos. La ansiedad existe, pero es normal tenerla y está bien que pase”.

Tigres, en la noche en que se jugará ser el primer campeón mexicano de la Libertadores y ser el sexto equipo (en 56 ediciones) que gana la Copa en una definición fuera de casa, cuenta con una mala noticia y otra buena. La mala es que Hugo Ayala fue operado por una fractura en el tobillo izquierdo a las pocas horas de terminar el partido de ida y estará un mes y medio de baja. Le sustituirá un central veterano como José Arturo Rivas. La buena noticia es que Javier Aquino, que hizo unas semis espectaculares ante Internacional, vuelve al equipo tras recuperarse de las molestias que tenía en el muslo izquierdo. Seis meses y dos días después del inicio de la Copa Libertadores, que tuvo su pistoletazo de salida en un partido a puerta cerrada (otra genialidad más de CONMEBOL) entre Alianza Lima y Huracán, hoy sabremos quién es el nuevo campeón.

RIV-TIG1

Alineaciones probables
Foto de portada: betiel

Related posts

Deja un comentario

*