Noche redonda para Nacional

Morumbi Sao Paulo - Leandro Gabriel

Si a Reinaldo Rueda, o a cualquier aficionado de Atlético Nacional, le preguntan por el partido ideal para la ida de semifinales de Libertadores que jugaban ante São Paulo, difícilmente su respuesta sería muy distinta de lo que ocurrió en Morumbí. Es más, lo normal es que todos ellos se conformaran con menos.

Tras haber firmado ya unos buenos 70 minutos, resistiendo con pelota, personalidad y alguna buena parada de Armani, todo se desencadenó para los colombianos en el cuarto de hora final. Maicon, capitán y estrella local -acaban de pagar 6 millones de € por su fichaje-, vio la roja por una especie de colleja y desde entonces Atlético Nacional se convirtió en un rodillo: no salió del campo contrario y movió la pelota con acierto hasta encontrar dos veces a Miguel Borja dentro del área. El delantero, recién incorporado desde Cortuluá, no tembló en su debut y aprovechó las ocasiones para firmar un doblete y encarrilar el pase.

 La expulsión de Maicon fue clave. Foto: GettyImages.

Impecable hasta entonces, demostrando por qué había sido declarado el líder total de su equipo, Maicon cayó en la trampa de Borja y Vigliano lo ajustició: el referí, en una decisión tan polémica como comprensible, consideró suficiente el manotazo sobre el cuello para expulsar al central y cambió el rumbo del partido. Hasta ahí, São Paulo no había brillado pero sí dispuesto de las mejores opciones para marcar. Sin Ganso, Bauza optó primero por Ytalo y después por Alan Kardec, llenando así el área pero perdiendo un pase entre líneas que obligó al Tricolor a ir siempre por fuera: Schmidt, notable en la distribución, buscó el juego por dentro en distintas ocasiones pero fue en la zurda de Bastos donde encontró el peligro. Siempre listo para armar el tiro, solo Armani pudo evitar que abriera el marcador.

Justo al cumplirse la hora de juego y antes de que São Paulo se quedara con diez, Reinaldo Rueda dio entrada a Alejandro Guerra -no arrancó de inicio por unas molestias- y con el venezolano sobre el campo la circulación paisa comenzó a mejorar. Sobrado de confianza, Guerra arranca desde la derecha pero aparece continuamente en posiciones interiores para combinar a pocos toques y fue así como se generó el 0-1: se juntaron él, Marlos y Macnelly y, tras combinar de primeras, el último puso un gran pase interior para que Borja definiera ante Denis.

No fue peor el 0-2. En una jugada con dieciocho pases y en la que todos los jugadores colombianos tocaron la pelota, Marlos Moreno dejó de tacón dentro del área y por su espalda apareció de nuevo Borja para, esta vez con la zurda, fusilar al portero.

Es cierto que fue ligeramente ayudado por una decisión arbitral, pero la demostración de poderío de Atlético Nacional en ese cuarto de hora final es propio de lo que ha sido hasta el momento: el mejor equipo del torneo.

 Miguel Borja se estrenó con un doblete. Foto: GettyImages.

Foto de portada: Leandro Gabriel.

Related posts

Deja un comentario

*