El nuevo formato de la Copa Libertadores

Atanasio Girardot Atlético Nacional - Yair L. mesa

Esta noche tiene lugar el sorteo de la Copa Libertadores, que afronta en 2017 un cambio en su sistema de competición. Con la intención de hacer que los calendarios no estén tan comprimidos, CONMEBOL ha decidido en los últimos meses de 2016 que sus torneos se alarguen más en el tiempo sin aumentar casi el número de partidos disputados. Por primera vez desde que coexisten Libertadores y Sudamericana, las dos competiciones no se jugarán una detrás de la otra, sino de forma prácticamente simultánea, con sólo un mes de diferencia entre ambas -la Libertadores irá de enero a noviembre y la Sudamericana de febrero a diciembre-. Este cambio en el formato implicará otra de las innovaciones para 2017: los ocho terceros de la fase de grupos y los dos mejores perdedores de la última ronda previa de la Libertadores irán a la segunda fase de la Copa Sudamericana, una novedad que se asemeja a lo que ocurre en Europa con los terceros de la fase de grupos de la Champions. Con la redistribución de los calendarios, ya ningún equipo podrá clasificarse para la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana en el mismo año, tal y como le ocurrió en 2016 a Atlético Nacional, que llegó a la final de ambos torneos.

Una Libertadores sin mexicanos

El cambio más significativo con la aplicación de este nuevo formato es la ausencia de los clubes mexicanos en la Copa Libertadores. Hasta este año, la Libertadores terminaba en julio, así que los equipos mexicanos que participasen en la competición sudamericana no experimentaban ningún tipo de interferencia con la Champions de CONCACAF, que arranca en agosto y es el torneo más importante, puesto que les permite ir al Mundial de Clubes, por no hablar de la mayor identificación del público con la liga local. Aun así, la Libertadores permitía jugar en un contexto altamente competitivo a los equipos mexicanos, que solían tener muy buenas plantillas y un músculo económico claramente superior al de los equipos sudamericanos. Se dice también que los mexicanos han terminado cayendo de la Libertadores por las disputas entre sus principales canales de televisión. La FMF, sabedora del cambio en el formato de la Copa Libertadores, habría consultado a Televisa y TV Azteca –canales que emiten la Liga MX- si les interesaba cambiar el calendario liguero con tal de que los equipos siguiesen en la competición sudamericana. La condición era que estos canales tuviesen derechos de transmisión de la Libertadores, pero FOX, tenedora en exclusiva de las emisiones, no estuvo de acuerdo en realizar este movimiento y eso habría provocado que la readaptación del calendario liguero fuese imposible. Algunos clubes mexicanos propusieron seguir en la Libertadores con planteles formados por canteranos y jugadores suplentes en liga, pero la idea no prosperó.

A pesar de perder a los equipos mexicanos, la Libertadores aumenta su número de equipos. Se pasa de 38 clubes a 47, y todas las federaciones ven crecer sus cupos.

cuadro-cupos-libertadores

Eso sí: el aumento de cupos no sirve para favorecer a las federaciones pequeñas, sino a las grandes, principalmente Brasil y Argentina, que ven crecer sus plazas en la fase de grupos –también Colombia por el título de Libertadores de Atlético Nacional- mientras el resto de países mantiene la misma cantidad de clubes. El número de equipos en la fase de grupos crece de 26 a 28 con el nuevo sistema del torneo, y sólo cuatro clubes procederán de las previas, que serán más largas. Antes sólo había una ronda preliminar, ahora serán tres. Tras las previas, la competición funcionará como siempre: fase de grupos con 6 jornadas y eliminatorias de octavos, cuartos y semis con partidos a ida y vuelta en los que prima el valor doble de los goles en campo contrario. La final seguirá jugándose a dos partidos y sin valor doble de los goles fuera de casa. Por el momento, no se disputará a partido único, tal y como se pretendía establecer en 2017. Las distancias y la mayor dificultad para viajar en Sudamérica han impedido el establecimiento de esta innovación.

Alejandro Domínguez, presidente de CONMEBOL: “La disputa de una final a partido único requiere de una planificación de primer nivel para garantizar estándares de excelencia en términos de logística, infraestructura, seguridad, movilidad y organización de eventos. También hemos escuchado las preocupaciones de los hinchas y la CONMEBOL debe trabajar para que haya alternativas de viaje y alojamiento que permitan que la pasión de una final de la Copa Libertadores llegue a cualquier ciudad”.

Improvisación de plazas

El cambio de formato de la Copa Libertadores se conoció en octubre de 2016, y todas las federaciones han tenido que improvisar formas de obtener esos nuevos cupos. Quizá, la asignación más polémica tuvo lugar en Argentina, donde Atlético Tucumán –un equipo del interior del país- se clasificó a la Copa Libertadores por delante de Independiente. ¿Cómo se concedió la plaza? La liga argentina tenía dos grupos en 2016, y se decidió asignar este último cupo de Libertadores al mejor tercero de los dos sectores: Atlético Tucumán sumó 30 puntos e Independiente 27, así que un club que nunca había jugado la Libertadores dejaba fuera al Rey de Copas. Independiente reclamó que se disputase un partido entre los dos terceros para decidir quién debía jugar la Copa, pero la AFA desoyó al Rojo. Otro de los cupos curiosos que se crearon a última hora fue el de Chile, dirimido con un Duelo de Subcampeones –fórmula inspirada en el duelo de vicecampeones de 1968, que sirvió para decidir una plaza en la Libertadores de 1969-. Finalmente resultó ser un duelo de terceros –el doblete de la Católica y el título de Copa de Colo Colo descuadraron los planes- y Unión Española ganó en el partido decisivo a O’Higgins.

tabla-equipos-libertadores

Vuelven varios históricos

En cuanto a los equipos que jugarán la próxima Copa Libertadores, destaca la presencia de muchos de los clásicos del continente. Vuelve a la competición Flamengo, campeón en 1981 y ausente en la Libertadores desde 2014, año en que cayó en la fase de grupos. También retorna tras tres años Lanús, autoritario campeón del fútbol argentino y campeón de la Copa Sudamericana en 2013. Estudiantes de la Plata, cuatro veces campeón de la Libertadores, juega el torneo por primera vez desde 2015 –ese año, tuvo entre sus filas al máximo goleador, Guido Carrillo-. Independiente Medellín vuelve tras siete años de ausencia y coincidirá por primera vez en la Libertadores con Atlético Nacional, su eterno rival. Santos, que no jugaba la Copa desde que Neymar era su estrella, reaparece en la edición de 2017. Atlético Paranaense y Botafogo –en el año de su ascenso a primera- vuelven a la Libertadores tras tres años. Entre las ausencias, destacan Independiente y Boca Juniors, los dos clubes con más títulos de Libertadores. Racing, otro de los grandes de Argentina, tampoco jugará la Copa. Corinthians, Sao Paulo y Cruzeiro no estarán en la Libertadores tras un año mediocre en liga, al igual que el descendido Inter de Porto Alegre.

Seis equipos debutarán

No faltarán los equipos debutantes. El más destacado es Chapecoense, declarado campeón de la Copa Sudamericana tras el accidente de aviación en el que murió la mayoría de su plantilla. También debutará en la Libertadores Sport Boys de Warnes, campeón del Apertura boliviano en el curso 2015-16 y equipo por el cual estuvo a punto de fichar hace algunos años Evo Morales, presidente del país. Otro de los neófitos en la Libertadores será el Zulia venezolano, club presidido por el ex seleccionador vinotinto César Farías. También de Venezuela procede el Carabobo FC, tercer clasificado en su liga. Además, hay que sumar al ya mencionado Atlético Tucumán y a Deportivo Capiatá, club paraguayo fundado en 2007. Este equipo ya tuvo un momento de gloria en la Copa Sudamericana 2014, en la que forzó los penaltis en octavos ante Boca Juniors -había ganado el partido de ida en La Bombonera-. Y aunque no sean debutantes, llama la atención la presencia en la fase de grupos de Godoy Cruz y Deportes Iquique –tercera y segunda participación, respectivamente-.

Repiten menos de la mitad

Solamente 17 clubes de los 38 que participaron en 2016 repiten presencia en la actual edición. El más importante de ellos, Atlético Nacional, vigente campeón. Independiente del Valle, subcampeón del torneo, empezará su trayectoria desde la primera ronda previa. River Plate y Santa Fe, que llegaron a la edición de 2016 como campeones continentales, aparecen este año como campeones, respectivamente, de la Copa argentina y del Finalización colombiano –Santa Fe fue el último equipo en clasificarse para la Libertadores-. Sporting Cristal y Melgar hacen que Perú sea el único país que repita sus representantes directamente clasificados de un año para otro.

Atlético Nacional es el gran dominador del fútbol colombiano. Foto: Agencia Andes.
Atlético Nacional defenderá el título de la Copa Libertadores. Foto: Agencia Andes.

El sorteo de 2017 de la Copa Libertadores es el segundo consecutivo que se va a realizar conociéndose todos los clubes que disputarán la competición. Parece que la CONMEBOL, increíblemente, va ganando en seriedad. Si ya es difícil predecir qué puede pasar en la Libertadores, es aún más complicado hacerlo sabiendo que tenemos por delante dos mercados de fichajes desde ahora hasta el final de la edición 2017: el de inicio de año, importantísimo en Sudamérica por realizarse antes del comienzo de temporada en varias ligas, y el de verano, capital para el nuevo curso en el fútbol europeo. Pero si por algo amamos la Libertadores es, precisamente, por su imprevisibilidad. Esta noche comenzaremos a imaginarnos cómo puede ir esta histórica edición.

Foto de portada: Yair L. Mesa

Related posts

4 comments

Grandísimo artículo, no sabía que la final no se disputaba a un solo partido debido a la falta de infraestructuras en los países sudamericanos. Supongo que desde el viejo continente, las cosas que tomamos como cotidianas en otros sitios, desgraciadamente no es así.

Lo que me alegra es que cada vez se vaya ganando en seriedad y organización en estas competiciones, que no olvidemos son las más importantes de Sudamérica.

Gracias de nuevo, por el gran artículo.

En sudamerica es difícil una final a partido único imagínate hacer un viaje de Colombia a Argentina , es como ir de España a sudafrica es demasiado costo para la afición , sobre los mexicanos , cada vez se aislan más del nivel top por sus compromisos de tv y etc aparte que es una liga que no proyecta jugadores a Europa como Argentina Brasil o Colombia , sólo que tiene buenos sueldos ( es una país de 120 millones de habitantes y el fútbol es el deporte nacional, no destacan en nada más) , es increíble como México pierde la chance de ser potencia

Deja un comentario

*