Estrategia de campeón

Chelsea v Tottenham HotspurCapital One CupFinal

¿Cómo respondió el Chelsea a las bajas de Nemanja Matic, por sanción, y de John Obi Mikel, su sustituto habitual, por lesión?

José Mourinho tomó 2 decisiones importantes en la previa de la final: concederle la titularidad a Petr Cech en detrimento de Thibaut Courtois y ubicar a Kurt Zouma como mediocentro puro de los blues, tratando de maniatar los continuos apoyos de Harry Kane a la línea de 3 mediapuntas de los Spurs. El factor desequilibrante en el colapso de Año Nuevo esta vez no se sintió cómodo. El entrenador luso consiguió paliar la ausencia de su eje en la medular mediante un sistema (4-1-4-1) conservador en el que solo Eden Hazard y Diego Costa tenían licencia para estirar al equipo. El campeón (2-0) jugó replegado en bloque bajo y planteó un choque a los puntos, sin intercambio directo de golpes: Cesc Fàbregas y Willian se sacrificaron en tareas defensivas y Ramires solo se descolgó en ataque cuando sus compañeros consiguieron asentarse en campo contrario con la posesión de la pelota, algo que no ocurrió a menudo.

Mauricio Pochettino: “No me sorprendió que Zouma jugara más adelantado. Sabía que el Chelsea no iba a disputar esta final con un centro del campo formado por Cesc y Ramires”.

Chelsea v Tottenham Hotspur Capital One Cup Final
El Chelsea logró su primer titulo de la temporada horas después de saborear la derrota del Manchester City en Anfield. Diego Costa anotó el segundo tanto del encuentro. Foto: Focus Images Ltd.

José Mourinho: “El Tottenham -y la derrota por 5-3 contra ellos- nos hizo más humildes y provocó que tuviéramos que pensar bien cómo podíamos plantear estratégicamente la final”.

El Tottenham dominó el esférico durante largas fases del choque, sobre todo gracias a la buena distribución de Nabil Bentaleb en la zona de creación, pero sus atacantes no consiguieron ser profundos. Se toparon con un muro: la mejor versión de John Terry, decisivo en ambas áreas, estuvo perfectamente acompañada por el gran rendimiento coral de los demás defensas y centrocampistas. Juntos, solidarios en sus esfuerzo, sin regalar un palmo de terreno entre líneas y con máxima concentración en cada acción defensiva. El plan y la experiencia a la hora de manejar este tipo de partidos se acabó imponiendo en un duelo que comenzó intenso en los contactos aunque sin demasiados sobresaltos para los dos guardametas. Solo el danés Eriksen, a través de un lanzamiento de falta desde la frontal del área, pudo haber alterado el guión en Wembley. Su disparo envenenado se topó con el larguero y a partir de ahí la balanza fue decantándose poco a poco para los de Stamford Bridege.

Planteamientos tácticos:

Chelsea vs Tottenham - Football tactics and formations

Sin demasiado brillo, con ambos conjunto asumiendo pocos riesgos, los detalles decidieron. Chadli cometió una falta innecesaria sobre Ivanovic en el costado derecho que se convirtió en el germen del primer gol: centro al primer palo, Rose no acierta a despejar con la cabeza y tras un segundo desvió frontal el balón llegó a los pies de Terry. El central no perdonó -ningún defensa de Chelsea perdona- y consiguió batir a Hugo Lloris justo antes del descanso. 

Chelsea v Tottenham Hotspur Capital One Cup Final
Harry Kane no consiguió superar a la defensa del Chelsea. Cahill, Terry y Zouma lograron imponerse al joven delantero inglés. Foto: Focus Images Ltd.

En el segundo tiempo no cambió el guión. El Chelsea, arropado, esperó a que la oportunidad de aumentar su ventaja llegara por su propio peso mientras su rival adelantaba líneas. Solo tenían que aprovechar un ocasión para matar la final y Diego Costa se encargó de hacerlo. Cesc conectó con el delantero español en el perfil izquierdo del área y el de Lagarto, tras un quiebro para acomodarse adecuadamente la pelota, remató a gol con acierto y algo de fortuna: su tiro fue desviado por Kyle Walker antes de sobrepasar a Lloris. Pochettino, ya con Dembelé y Lamela en el campo, les pedía a sus jugadores un último esfuerzo pero lo cierto es que los Spurs nunca estuvieron cerca de recortar la desventaja. Los minutos se fueron consumiendo entre la lluvia de Wembley hasta que el pitido final coronó al Chelsea del estratega de Setúbal como flamante campeón de la Capital One. El “factor Zouma” y la experiencia del Chelsea en este tipo de citas acabaron marcando la diferencia. 

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

7 comments

¿Todo apunta a un Zouma – Matic en partidos de máxima exigencia, con Hazard – Cesc – Costa – Willian por delante?

El problema de Matic – Ramires es que ninguno es excesivamente posicional, y eso es un peligro para la defensa (especialmente para un Cahill-Terry).

Yo creo que Mourinho saldría como ayer, pero Matic en el sitio de Zouma. Lo que sí entendería es que después de rendir ahí tan bien en la final el francés haya conseguido adelantar a Obi Mikel en la rotación de mediocentros. Si acercas a Cesc a la base de la jugada en lugar de soltarlo como mediapunta, el Chelsea funciona mejor.

En principio Zouma no ha adelantado a Obi Mikel, Carlos, porque este está lesionado. Cuando se recupere, ya veremos, pero la verdad es que Mourinho confía mucho en él (como suplente eso sí)

Que está lesionado lo pone al principio del artículo, en grande. 🙂 Lo que digo es que con este partido no me sorprendería que lo haya adelantado en la rotación para jugar ahí en compromisos importantes.

Deja un comentario

*