Historia de Anfield

Jurgen Klopp of Liverpool arriving for the Barclays Premier League match at the Liberty Stadium, Swansea, UK.
Picture by Mike Griffiths/Focus Images Ltd +44 7766 223933
01/05/2016

Parecía un partido cualquiera de la copa de la liga inglesa. Al Liverpool, repleto de numerosos suplentes y canteranos citados para esta ocasión, le había costado adelantarse en el marcador frente al Leeds United. Solamente lo consiguió en la segunda mitad cuando el belga Divock Origi logró hacer el trabajo que antes había fallado un par de veces Wijnaldum: batir al guardameta italiano Marco Silvestri.

Habían pasado casi 20 años desde que Michael Owen inscribió su nombre en las páginas de los récords de la legendaria institución inglesa cuando se convirtió en el goleador más joven de la historia del Liverpool. Pocos podían imaginar que anoche un desconocido chico del filial superaría el registro de Owen. Su tanto llegó en una jugada absolutamente reconocible del estilo implantado por Klopp en el Liverpool: con la movilidad permanente de Origi, el descaro de Mané y la constancia con la que Wijnaldum alcanza posiciones de remate. Se sumó para la ocasión el oportunismo de Woodburn, un adolescente que anoche hizo historia en uno de los templos de fútbol.

Ya nadie podrá privar al joven Ben, nacido en Inglaterra aunque internacional Sub-19 con Gales, del privilegio que vivió este martes cuando Anfield rompió a gritar su gol, su celebración ocuparía las portadas de los periódicos y su nombre se convertiría en una de las atracciones de la posterior rueda de prensa de Jürgen Klopp.

Contó Klopp tras el encuentro qué era lo primero que le había dicho a Woodburn. “Bien hecho, pero no era muy difícil, yo también lo hubiese marcado”, le dijo el técnico alemán. El tanto se había producido al borde del área pequeña tras un pase de Wijnaldum. El precoz goleador del Liverpool había cumplido 17 años el mes pasado y su estreno con el primer equipo tuvo lugar el pasado fin de semana cuando jugó el último minuto del duelo ante el Sunderland.

“Estoy realmente contento por él. El único problema es que estoy un poco preocupado por todos vosotros [la prensa]. Esa es la razón por la que estoy tan callado“, continuó Klopp. “Quizás podáis escribir: gol de Ben Woodburn. Y nada más. Fin. ¡Eso es un reto! Mi trabajo es ayudar a estos chicos a ser mejores, en este caso a Ben Woodburn”, zanjó el entrenador del Liverpool, poco amigo de extenderse en sus palabras hacia el protagonista de la noche.

Un chico que acaba de hacer historia… pero que tiene toda una historia, la suya, por escribir.

Goleadores más jóvenes de la historia del Liverpool:

Ben Woodburn – 17 años y 45 días

Michael Owen – 17 años y 143 días

Jordan Rossiter – 17 años y 183 días

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*