La noche de Ki Sung-Yueng

Ki Sung-Yueng llegó en agosto cedido por el Swansea (Foto: Focus Images Ltd)

Le tocaba al Chelsea viajar a Sunderland por segunda vez en 13 días: primero para un compromiso de la Premier y esta noche en los cuartos de final de la Capital One Cup. Un desplazamiento para el cual Jose Mourinho dejó en Londres a Petr Cech, Ramires y Juan Mata, como parte de la habitual política de rotaciones en las eliminatorias de copa de la liga. No fueron los únicos que descansaron: Eden Hazard, Oscar, John Terry y Fernando Torres, cuatro de los once futbolistas con más minutos disputados, comenzaron en el banquillo de suplentes.

Era una noche fría en el Stadium of Light, un estadio que ni mucho menos registraba una gran entrada. Los black cats son actualmente el colista de la clasificación en la Premier League y, por tanto, preocupaba más la posibilidad de lograr la permanencia que la opción de alcanzar las semifinales de la Capital One Cup.

El partido en Sunderland era una buena ocasión para ver a Kevin de Bruyne, uno de los menos habituales en los planes de Mou y un futbolista que solo había sido titular cuatro veces este curso: en las dos primeras jornadas de Premier League y en las dos rondas anteriores de la Capital One Cup. De Bruyne, necesitado de minutos y buenas actuaciones en un año en el que el Mundial de Brasil está a la vuelta de la esquina, no brilló. De hecho, participó poco en el juego a lo largo de la primera mitad, mucho menos que Willian y André Schürrle, sus compañeros en tres cuartos de campo. Bien es cierto que el belga se ofreció más y estuvo más involucrado en acciones ofensivas tras el descanso. Acusa la falta de ritmo, pero al menos lo intentó con varios disparos en el segundo tiempo y en la prórroga.

A César Azpilicueta no se le da mal esta competición. En la anterior fase anotó ante el Arsenal su primer tanto con la camiseta blue y esta noche suyo fue el centro en el único gol del Chelsea. Un gol cuya autoría queda en el aire y que ni siquiera la televisión inglesa, tras emitir media docena de veces la repetición de la jugada, se atrevió a determinar si era de Frank Lampard o en propia puerta de Lee Cattermole. El lateral español, que hoy ocupó el costado derecho tras varios partidos jugando en la izquierda, subió la banda y llegó bien hasta la línea de fondo. No fue el único que mejoró en la segunda mitad. De Bruyne, que había pasado inadvertido en los primeros 45 minutos, se animó mucho más y probó a Vito Mannone, guardameta del Sunderland, con un par de buenos disparos. Mucho mejor su segunda parte que la primera. No se puede decir lo mismo, sin embargo, de Samuel Eto’o, igual de desacertado en la primera que en la segunda y desaprovechando un par de ocasiones claras. En el último mes, y a pesar de no hacer nada del otro mundo, Fernando Torres y Demba Ba parecen situarse por delante del camerunés en cuanto a opciones de ser titular el próximo lunes en el Emirates contra el Arsenal.

Ki Sung-Yueng llegó en agosto cedido por el Swansea (Foto: Focus Images Ltd)
Ki Sung-Yueng llegó en agosto cedido por el Swansea (Foto: Focus Images Ltd)

Que el Sunderland fuese capaz de igualar el partido y de forzar la prórroga se debe a dos motivos: a su mejoría y a la endeblez defensiva que una vez más volvió a evidenciar el Chelsea. La mejoría de los black cats pasó, por ejemplo, por la entrada de Ki Sung-Yueng desde el banquillo en el minuto 65. Aún no tengo muy claro cómo es posible que el Swansea se desprendiese -lo cedió al Sunderland este verano- del centrocampista surcoreano. Prefirieron apostar por Jonjo Shelvey cuando en realidad Ki se ajusta mucho más que el inglés al juego del Swansea, o al menos al que pretendía practicar la temporada pasada y que tan buen resultado le dio.

El caso es que Ki ayudó a que el Sunderland fuese a más, y la verticalidad de Borini, Altidore o Giaccherini en ataque hizo el resto. Fabio Borini anotó el 1-1 a dos minutos del final y dispuso de un balón en el área para culminar la remontada en el tiempo de descuento. Gary Cahill lo interceptó. Hablando de centrales, uno que merece una mención es el veterano Wes Brown, que ya estuvo sobresaliente hace un mes en el triunfo ante el Manchester City. Esta noche volvió a estar muy seguro en el eje de la zaga, primero ante Eto’o y más tarde frenando a Demba Ba.

Se diluyó el Chelsea en la prórroga, a pesar de los intentos de Willian de liderar alguna jugada ofensiva. El brasileño vive sus mejores días desde que llegó a Londres y, por qué no decirlo, sus mejores días desde que abandonó el Shakhtar Donetsk el pasado 31 de enero. Hazard, que había sustituido a Schürrle en el minuto 83, pasó por el partido sin pena ni gloria, nada que ver con la exhibición que ofreció en este mismo estadio un par de semanas antes.

La remontada la culminó, con la inestimable ayuda de Borini, el hombre del partido: Ki Sung-Yueng. Suyo fue el definitivo 2-1 a dos minutos del final de la prórroga. También a dos minutos del final del tiempo reglamentario se había producido el anterior gol del Sunderland. Gustavo Poyet, que reemplazó a Paolo Di Canio en este banquillo hace un par de meses, disputará en el mes de enero las semifinales de la Capital One Cup. Su equipo está a 180 minutos de ir a Wembley a jugar la final. La temporada pasada fue el Wigan quien en una misma semana descendió a segunda división y conquistó la FA Cup. Al Sunderland le ocurrirá algo similar si levanta la Capital One Cup y acaba descendiendo. Es colista, sí, pero tiene plantilla para salvarse, como ha comprobado el Chelsea. Sobre todo si Ki juega cada fin de semana a este nivel.

Gustavo Poyet entrena al Sunderland desde hace dos meses (Foto: Focus Images Ltd)
Gustavo Poyet entrena al Sunderland desde hace dos meses (Foto: Focus Images Ltd)

A la misma hora, el Leicester sucumbió ante el Manchester City (1-3 con dos goles de Edin Dzeko y un golazo de Aleksandar Kolarov). Sin embargo, la atención se centra en las palabras de Manuel Pellegrini tras el encuentro: “Agüero puede estar de baja entre un mes y 8 semanas”. El día antes había dicho el chileno que estaría “al menos un mes” de baja. El Sunderland y el Manchester City están más cerca del título una vez que se han clasificado para las semifinales. Este miércoles se cerrarán los cuartos de final con la disputa del Stoke-Manchester United y del Tottenham-West Ham.

Related posts

2 comments

Que pena Eto'o, cuando parecía que encadenaba partidos con golitos y un buen tono, se lesiona y vuelve a perder el ritmo. Dificil para un jugador de su edad alcanzar un buen nivel si juega sin continuidad.

La temporada es muy larga, pero a dia de hoy no parece haber sido un acierto ni para Mou (no mejora a Torres, que ya es decir), ni para el propio Eto'o, una leyenda que no merece pasar de forma tan discreta por la Premier en su última temporada en la élite. Ojalá remonte, aun recuerdo su alucinante último año en el Inter.

A mí este mediocentro coreano, Ki, siempre me ha gustado, desde que estaba en el Celtic. Tras una buena primera temporada en el Swansea, donde la verdad es que esperaba más de él, ha salido cedido al Sunderland porque Laudrup confía más en Cañas, Shelvey y De Guzmán, y no querría tenerlo sin jugar con el peligro de estancarse. Por cierto, hablando de otros ex del Celtic… Wanyama y Hooper están funcionando bien en la Premier. De la plantilla actual, Samaras ya se le pasó el arroz para dar el salto en su carrera, y creo que Izaguirre no tardará en salir.

Deja un comentario

*