Se quedó en un susto

Sergio Aguero of Manchester City celebrates scoring the opening goal during the Premier League match at the Etihad Stadium, Manchester
Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782
23/12/2017

El Bristol City ha hecho suficientes méritos como para dedicarle unas líneas a su temporada. Pese a jugar en la segunda división inglesa, los Robins se han infiltrado en las semifinales de la Copa de la Liga tras eliminar a cuatro equipos de la Premier League: Watford, Stoke City, Crystal Palace y Manchester United. Al quinto, el Manchester City, lo pusieron en apuros como pocos esta temporada en el Etihad. Este curso, solo Everton, West Ham y Burnley habían llegado al descanso en el feudo citizen con un 0-1 a favor. Los Robins jamás han jugado la final de la Copa de la Liga, solo han alcanzado una vez la final de la FA Cup -hace más de un siglo, en 1909- y no disfrutan del fútbol de élite en Inglaterra desde los años 80, por lo que les ha tocado conformarse con el Football League Trophy en tres ocasiones. El Bristol City desbordó todas las expectativas en la Copa de la Liga, pero el reto de superar al equipo más en forma de Europa parecía demasiado complicado para un modesto candidato al ascenso en el Championship.

 El Bristol City eliminó al Manchester United en los cuartos de final de la Copa de la Liga. Foto: Focus Images Ltd. Picture by Alex Burstow/Focus Images Ltd 07814032530 20/12/2017
El Bristol City eliminó al Manchester United en los cuartos de final de la Copa de la Liga. Foto: Focus Images Ltd.

El 2-1 cosechado en Manchester aún permite al Bristol City soñar de cara a la vuelta, que se celebrará dentro de dos semanas, aunque no hubo forma más cruel que caer ante el equipo dirigido por Pep Guardiola que un gol en el último minuto del tiempo de descuento. Fue un desenlace opuesto al de la ronda anterior contra el Manchester United, cuando una diana en el último suspiro eliminó a los diablos rojos. Esta vez la diferencia la marcó un cabezazo de Agüero, un delantero de 1,73m que se elevó en medio de una defensa compuesta por torres acostumbradas a despejar centros laterales, para ser más precisos.

Manchester City 2 (De Bruyne 55’, Agüero 93’)
Bristol City 1 (Reid 44’)

Bristol City vs Manchester City - Champions League - 6th December 2017 - Football tactics and formations

Pese al gol encajado sobre la bocina, el Bristol City planteó muchísimas dificultades a un Manchester City que propuso un once alternativo pero de garantías para afrontar la semifinal. La elevada presión de los Robins obligaba a los citizens a mover la pelota con cierta fluidez y precisión ya desde su propio campo, y el modesto club de Championship hizo hincapié en morder con particular agresividad a los futbolistas que recibían el balón de espaldas para forzar la pérdida. También se cerraba con muchos efectivos por dentro, concediendo algo más de espacio por fuera para invitar a los locales a centrar desde la banda. Luego, la velocidad de Bryan y Reid supuso una garantía para desplegarse al contragolpe como un acordeón. Esta fórmula fue la bendición y la perdición del Bristol City, que provocó un penalti al borde del descanso gracias a un robo de Brownhill sobre Mangala que Stones no corrigió a tiempo y les expuso en la jugada del 1-1, cuando todo el equipo mordió tan arriba que un pase raso de Bravo desarmó a toda la defensa visitante y convirtió una salida de balón comprometida en una recepción de Kevin De Bruyne con 70 metros sin obstáculos para correr en dirección a la portería rival.

El intercambio de golpes que propició la actitud del Bristol City quizás hubiese acabado en goleada de haberse mostrado más contundente el Manchester City en el área contraria. Ni Sterling, ni Bernardo Silva, que se alternaron en el rol de falso nueve, vivieron su noche más acertada en el remate, y Sané careció de la precisión que acostumbra en el toque final. Así convirtieron a Fielding en el héroe de la noche hasta que el portero en su día internacional sub-21 con Inglaterra midió mal un centro y vio cómo Agüero se le anticipaba en el salto. El Bristol City se quedó a una jugada de empatar en el estadio del Manchester City, algo que nadie lograba desde que el Everton sacó un punto el pasado 21 de agosto, en la segunda jornada de la Premier. Esta vez no marcó Sterling, pero no es casualidad que el Manchester City haya inclinado tantos partidos en los últimos minutos de los mismos esta temporada. A los de Guardiola no les quema el balón, no se desesperan y mantienen la sangre fría hasta que el pita el colegiado. Están a un solo paso de la primera final del curso.

Frank Fielding of Bristol City prepares for a shot during the Sky Bet Championship match at Bramall Lane, Sheffield Picture by James Wilson/Focus Images Ltd 07522 978714?? 08/12/2017
Frank Fielding salvó los muebles en varias ocasiones, pero falló en la última jugada. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

La ventaja que tiene El Mci para la vuelta es que puede perder por la minima y no estaria eliminado, irian a la prorroga (luego de 120′ ya si que caerian eliminados), eso permitira a Guardiola poner un XI parecido al de ayer y dar descanso-rotacion a 7/8 titulares y guardarse balas en la recamara por si la cosa se complica en El Ashton Gate Stadium.

Exacto. Ahí tiene cierto margen para maniobrar. Coincido en que creo que habrá una apuesta por un once titular (imagino que sin Agüero, que sin Gabriel Jesus debe dosificarle más) y algunos cambios atrás. Por otro lado, la posibilidad de llegar a la prórroga con 1-0, 2-1 o 3-2 (y así con el resto de resultados) permitirá al Bristol City asumir ciertos riesgos, pero tampoco volverse loco. Quedará una segunda parte de cruce bonita.

Deja un comentario

*