Ibrahimovic marca la diferencia y el United gana la EFL Cup

Zlatan Ibrahimovic of Manchester United celebrates scoring their third goal during the EFL Cup Final match against Southampton at Wembley Stadium, London
Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526
26/02/2017

El Southampton lo dio todo para anteponerse al Manchester United en Wembley. Los Saints llegaron a verse dos goles por detrás en el marcador y aun así lograron igualar distancias de la mano de Manolo Gabbiadini por partida doble. Con el empate a dos se llegó al tramo final del encuentro. Entonces, una vez más, apareció Zlatan Ibrahimovic para marcar la diferencia. El delantero sueco de 35 años, que ya había anotado el primer tanto del encuentro de falta, le dio el título a su equipo con un remate de cabeza en el 86’.

Manchester United 3 (Ibrahimovic 19′, 86′, Lingard 38′)
Southampton 2 (Gabbiadini 45+1′, 48′)

Manchester United vs Southampton - Football tactics and formations

Fue una actuación muy digna del Southampton, que comenzó dominando el partido. A los diez minutos ya se podrían haber adelantado. En una de sus incorporaciones, el lateral derecho Cedric Soares se internó en el área y puso un centro raso que encontró al nueve Manolo Gabbiadini en el segundo palo. El delantero italiano mandó el balón a la red, pero el gol fue anulado por un inexistente fuera de juego. La hinchada del Southampton no tardaría en lamentarlo, ya que en el 19’ encajaron el 1-0: Ibrahimovic hizo su primero de la tarde con un tiro de falta.

El gol no hundió a los de Claude Puel, más bien todo lo contrario. Con posesiones largas, los Saints se encargaron de estirar a su contrincante en campo rival. En la medular, Oriol Romeu y Steven Davies llevaban las riendas. James Ward-Prowse estaba escorado a la derecha, aunque apareció por todas partes. En la otra banda estaba un siempre peligroso Nathan Redmond, y en la mediapunta, cayendo a los costados con frecuencia, su socio en el oficio ofensivo, Tusan Tadic. Arriba, con la mirada fijada entre los tres palos, Manolo Gabbiadini.

Se estaba viendo superado el United, pero las manos de David De Gea estuvieron ahí para evitar que el mal momento tuviera mayores consecuencias. El equipo dirigido por José Mourinho no sólo aguantó el tirón de los Saints, sino que además lo castigó a la mínima que pudo. Una pérdida de Ward-Prowse en el centro del campo generó un contragolpe. Anthony Martial no pudo sacar más que un saque de banda en tres cuartos. La jugada que lo sucedió, eso sí, fue trascendental: el United se asoció con gusto en las inmediaciones del área y Jesse Lingard, que ya había marcado en Wembley en la anterior final de la FA Cup, concluyó la acción con un tiro acertado que entró por el perfil derecho de la portería defendida por Fraser Forster.

La final parecía ya encarrilada para los de Manchester. No obstante, el Southampton, en un ejercicio de vigor, siguió buscando justicia tras aquel gol mal anulado. Ya al filo de la primera parte se metieron en el partido. Romeu encontró a Redmond, que apareció entre líneas, y éste abrió para Ward-Prowse. El inglés centró desde la derecha y Gabbiadini se quitó la espina marcando el primero de su equipo. Con la final reavivada se llegó al descanso.

Igual de ambiciosos salieron los Saints tras el entretiempo. En un córner en el 48’, Gabbiadini hizo su segundo tanto. El delantero italiano llegó procedente del Nápoles en el último día del mercado de traspasos y por ahora está enchufado: en tres partidos ha marcado cinco goles. El Southampton se había levantado en contra de todo pronóstico. Su gran partido no terminó ahí. Continuaron persiguiendo el título a lo largo del segundo tiempo y tuvieron oportunidades para haber culminado su remontada, como cuando un remate de Romeu se topó con el poste.

Zlatan Ibrahimovic marcando de cabeza el gol que le dio el título al United. Foto: Andrew Timms/Focus Images Ltd.
Zlatan Ibrahimovic marcando de cabeza el gol que le dio el título al United. Foto: Andrew Timms/Focus Images Ltd.

Pero todas las esperanzas de la afición del Southampton se hundirían en el tramo final cuando un balón contactó con la testa de Zlatan Ibrahimovic en el área. Martial se había adentrado y abierto a la derecha para Herrera. La línea defensiva había basculado siguiendo la acción. Pero Ibra no. Él miró por detrás de su hombro para tener controlada a su marca y dio un par de pasos hacia atrás, en la dirección opuesta a la que la zaga se estaba moviendo, para quedarse solo y poder rematar el centro de Herrera. Fue su 26ª diana en lo que va de curso. Y tiene 35 años. Los registros de Ibra en su primer año en Inglaterra están siendo formidables. Con ese ajustado 3-2, el United se alzó campeón de la EFL Cup, su segundo título de la temporada tras la Community Shield del pasado verano.

Foto de portada: Andrew Timms/Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Esta es quizas una de las peores temporadas de Mourinho como entrenador, hablando de memoria creo que nunca ha fallado en clasificar a la champions cuando ha terminado la temporada sin ser despedido, de momento ya tiene un doblete y sigue vivo en dos competiciones mas, podria terminar la temporada con 4 titulos (creo que nunca lo ha hecho) sin clasificar a champions via liga.

No soy yo el mayor defensor de Mou, pero… con 48 puntos está a 5 puntos del segundo y a 2 de la champions. Un poco pronto para decir que no se va a meter en champions, me remo.

Deja un comentario

*