Resistencia ante las lesiones

Lucas Leiva and Emre Can of Liverpool applaud the Kop End after the UEFA Europa League match against Rubin Kazan at Anfield, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
22/10/2015

Sturridge, Henderson, Skrtel, Sakho, Joe Gomez, Origi, Ings, Flanagan y Rossiter. Un total de nueve bajas en la primera plantilla. El listado de lesionados del Liverpool antes de jugar en el Britannia Stadium la ida de las semifinales de la Capital One Cup contra el Stoke no era precisamente corto. A sólo dos partidos de una final en Wembley, lo que sería el primer logro de Jürgen Klopp desde que llegó a Anfield, el Liverpool estaba más tocado que nunca y el inicio del partido no traería mejores noticias: dos lesiones musculares de Coutinho y Lovren, prácticamente idénticas, a la media hora de encuentro. De este modo, Lucas Leiva pasó al centro de la zaga y Jordon Ibe entró en una de las bandas, mientras que Milner -que venía de una lesión- salió desde el banquillo para ocupar otro puesto de centrocampista, dejando así a Emre Can la posición de pivote en el centro del campo. En otras palabras, el Liverpool tenía a su cuarto central (Kolo Touré) y a un mediocentro (Lucas) jugando como pareja de defensas durante más de una hora. Y ellos dos, junto con la mejor versión que se ha visto de Allen en mucho tiempo, fueron los mejores de la noche, los más sólidos, los hombres en los que confiar en un eterno segundo tiempo en el que el Liverpool tuvo que defender el 0-1 logrado por Ibe antes del descanso. Para cerrar una noche redonda en cuanto al resultado pero nefasta en cuanto a lesiones, Kolo Touré jugó los últimos minutos forzando un tirón evidente en la parte trasera de su pierna.

Klopp: “En esta situación, sin centrales disponibles, diría que es una posición que podemos mirar en el mercado de fichajes”.

Captura de pantalla (198)
Así tuvo que jugar el Liverpool casi todo el partido (Foto: Focus Images Ltd)

Ante un Stoke que venía de vencer a Manchester City o Everton recientemente, y que eliminó al Chelsea en la ronda anterior, el Liverpool jugó un partido muy completo en todos los ámbitos, empezando con velocidad y presión exigente (lo que provocó tres saques de esquina en los primeros cinco minutos, por poner un ejemplo), manteniendo el control del choque durante todo el primer tiempo (además del gol de Ibe, Butland tuvo que intervenir de mérito en una ocasión), y aguantando el resultado y saliendo con peligro en la segunda mitad. El tridente formado por Arnautovic, Bojan y Shaqiri no completó su mejor actuación, pues si alguien destacó en el Stoke fue precisamente uno de sus defensas, Ryan Shawcross, durante las embestidas visitantes del inicio de partido. En el Liverpool, los que mejor salen de la visita al Britannia son Lucas Leiva, Kolo Touré y Joe Allen, aunque Emre Can es una continua noticia positiva desde que ocupa posiciones en el centro del campo, no en la línea defensiva.

El panorama al que se enfrenta Klopp en los próximos diez es el siguiente: partido a domicilio el viernes contra el Exeter (3ª ronda de FA Cup), encuentro el miércoles ante el Arsenal en Anfield y, nuevamente en casa, el domingo contra el Manchester United. La exigencia aumenta de forma ostensible en el mes de enero y el Liverpool, ahora mismo, no tiene centrales disponibles.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*