Un día en el Liberty

Si en algo nos superan los británicos es sin duda en el desayuno. No acabo de entender por qué nosotros nos quedamos con el de la mermelada y la mantequilla y ellos con esta maravilla conocida como English Breakfast. Gracias a este manjar compuesto de huevos fritos, bacon, salchichas y judías puedo decir que mi segundo día en Swansea ha empezado con buen pie. Aunque aquí el viento y el frío te entumecen los músculos en las primeras horas del día, he decidido cruzar la calle para ver la playa de Swansea y he durado en ella aproximadamente un minuto.

IMAG0145

He vuelto al hotel y antes de ir al entrenamiento matutino del equipo, he conocido a  Michael Beck:  un periodista danés con el que he estado hablando un buen rato sobre Laudrup y Johan Cruyff. De camino al estadio se ha aparecido ante mis ojos un cartel que deseaba suerte a los Swans para el partido y en unos diez minutos ya estaba en el “famoso” Liberty. Lo que ha pasado a continuación era del todo inesperado para mí.

IMAG0147 (1)

He empezado a buscar una puerta de acceso a oficinas para preguntar exactamente dónde  entrenaba el equipo. Cuando por  fin he dado con la que tenía más aspecto de puerta principal, ni siquiera me ha dado tiempo a entrar: de ella ha salido un  chico alto y espigado ataviado con ropa de entrenamiento del Swansea y un gorro para protegerse del frío. Al mirarlo fijamente he dudado un segundo ya que tanta casualidad me empezaba a parecer hasta rara. Pero no, era él. Era Michu.

“Hola, buenos días Michu”. Juraría que esas han sido mis primeras palabras. No son el paradigma de la originalidad, ¿pero qué habríais dicho vosotros? Me he presentado. El delantero asturiano me ha estado explicado dónde está el campo de entrenamiento y justo en ese momento se ha sumado al grupo el coreano Ki Sung-Yeung. Así que les he seguido hasta allí.

IMAG0161

Mientras se construye la nueva ciudad deportiva, Laudrup y compañía entrenan en un modesto campo de césped artificial, aunque debo decir que es sin duda el mejor terreno sintético que jamás han pisado mis pies.

Muchísima prensa se ha concentrado allí. Lo primero que hemos podido averiguar es que en todos los ejercicios del equipo el balón era el protagonista. Y es que conviene no olvidar que Michael Laudrup fue pupilo de Johan Cruyff, justo lo que comentaba con el periodista danés del que os he hablado líneas atrás. Cuando transcurrían unos veinte minutos del inicio de la sesión preparatoria y mientras la mayoría de periodistas no habituados al frío extremo intentábamos salvar nuestros dedos de la congelación, ha aparecido “Chico” Flores  con un par botas de fútbol en la mano y con otro de “running” calzado en sus pies. Primero ha saludado, luego se ha querido probar y desgraciadamente las sensaciones han sido horribles. Exceptuando un milagro el gaditano no jugará la final.

IMAG0163

Seguidamente ha venido el Media Day y ha hablado Laudrup, que ha repasado muchos temas importantes en tres idiomas: inglés, español y danés. Los medios ingleses y galeses estaban obviamente más preocupados por la final; los españoles, por la posibilidad de que recale en el Madrid, y los daneses… sinceramente no he entendido sus preocupaciones.

IMAG0166

Escucha las declaraciones de Laudrup

Despúes de eso llegó el turno de los jugadores. Hemos podido conversar con Rangel y Michu -lo ha hecho Axel en conexión directa con ellos-. En mi caso he podido tener una bonita charla con Pablo Hernández y una algo más divertida con Jonathan de Guzmán, dado que su español es bastante flojo. El buen rollo en general ha caracterizado el acto.

Entrevista con Pablo Hernández

Entrevista con de Guzmán

El resto del día, dedicado al trabajo y a la cena. Mañana más Swansea.

En realidad Bradford está cada vez más cerca.

Related posts

Deja un comentario

*